Archivo de la etiqueta: diseño pedagógico

Planificación EaD (IV de VI). Producción de materiales y recursos

Pues bien, una vez que se ha realizado realizado el Diseño, fundamentado la planificación y especificado sus contenidos, se decide poner en práctica la Planificación (fase de Desarrollo de nuestro modelo). Para ello se han propuesto propuesto dos grandes etapas, la producción de materiales y la aplicación. Vamos hoy con la Producción de materiales y recursos. Me sigo valiendo del mismo gráfico en el que sombreo la parte correspondiente (García Aretio, 1994 y 2014).

La primera opción que habrá de tomarse es la referida a la presentación de los materiales. Aquí se incluyen en primer lugar el tipo de medios y contenidos que ya se seleccionaron en la fase anterior aplicándoles los criterios de rigor. Conocido el recurso habrá de optarse por el tipo o tipos de medios que se implementarán así como la forma de presentación. Si son materiales didácticos impresos (hoy cada vez menos necesarios), ¿qué estructura externa van a ofrecer de tamaño, encuadernación, tipo de papel, espaciado, cuerpo y tipo de letra, elementos de realce, estructura de cada unidad de aprendizaje, etc.? Hoy, obviamente, más deberá cuidarse respecto a los formatos de los recursos de audio (mp3, wav, aiff…) y video (avi, mp4, mkv, flv, mov, mlv...), su duración y esquema de presentación, tipo de software o apps de presentación (html, java, c+, flash, pdf, ppt, prezi, e-pub…), etc.

Sigue leyendo

Planificación EaD (III de VI). Especificación del diseño pedagógico

Esta es la fase que otros autores denominan planificación propiamente dicha y otros la llaman diseño. Personalmente he optado por identificarla como especificación por considerar las otras dos alternativas como conceptos más amplios en los que puede incluirse la especificación de un plan.

Si la fundamentación tenía que ver más con el ámbito filosófico, de los fines, misión, etc., de la institución, así como de avances necesarios de previsión, en esta etapa nos acercamos más al área académica, que incidirá también en nuestra posterior etapa de “Aplicación”. En esta ocasión se estará más cerca de cuestiones propias del currículo Una vez que se disponga de información suficiente, que en un caso fundamentará y en otro condicionará toda la planificación y posterior desarrollo, se procederá ahora a considerar las distintas fases que se entiende deben conformar esta etapa de la planificación y que se resumen en nuestro gráfico de trabajo, en el que se ha sombreado la fase que nos ocupa. Sigo apoyando y actualizando mis reflexiones (García Aretio, 1994, 2001, 2007, 2014)

Ya se analizó anteriormente el perfil y necesidades generales del grupo destinatario de la acción docente a distancia. En este momento se profundiza más para conocer al detalle a estos destinatarios (conducta de entrada), ¿qué se debe conocer de ellos?: experiencias previas (vitales, ocupacionales, académicas…), instrucción poseída o requerida (instrumental, especial), motivaciones y expectativas.

Sigue leyendo

Planificación EaD (II de VI). El diseño: diagnóstico, análisis y contexto

El gráfico propuesto en el post anterior, que nos guiará nuestras reflexiones de estos días, hoy me centro en la primera de las partes del Diseño Educativo, diseño pedagógico o instructivo (zona sombreada) que hace referencia a la fundamentación del propio diseño (García Aretio, 1994).Se entiende que la necesidad de realizar diseños en educación es tarea necesaria, tanto en los entorno presenciales como, podría decirse que más necesaria, en los no presenciales. Ignorar el diseño o la planificación global de determinada propuestas formativas es un desatino. En realidad se trata de tomar decisiones en cuanto al recorrido y metas (dirección) que ha de tomar la acción formativa, es decir, objetivos, estrategias de aprendizaje, materiales, etc. Los objetivos han de definirse en función de los resultados esperados y que el resto de variables curriculares estén en concordancia con ellos, o si se quiere, de manera aún más simple, sobre contenidos, metodología y tecnologías. Pero, en cualquier caso, siempre, desde una perspectiva de flexibilidad que huya de plantillas o esquemas rígidos.

Ya avancé en esta serie de entradas al blog, lo que sería un enfoque práctico y «exprés» en el que señalaba aquellos elementos mínimos necesarios para respaldar la calidad de propuestas educativas no presenciales, VER. Recuérdese que aquellos requerimientos eran: contenidos, docencia, comunicación, organización, infraestructura y pedagogía. En esta entrada, como señalé, se va a empezar a desbrozar ese gráfico de cabecera, atendiendo al primer recuadro. Seguiré los aspectos fundamentales tratados por mí mismo en dos obras anteriores (García Aretio, 1994 y 2014), que ahora se tratarán de actualizar.

Sigue leyendo

De nuevo, la GUÍA DIDÁCTICA o Guía Docente

Guia didacticaDesde hace bastantes años vengo publicando orientaciones para los docentes de los sistemas de educación a distancia, referidas a los materiales que deben ser utilizados en las estrategias de enseñanza y procesos de aprendizaje, fundamentalmente en sistemas a distancia.

Cuando casi nadie hablaba del recurso de GUÍA DIDÁCTICA Guía de estudio o Guía docente), desde la segunda mitad de los años 80 del siglo pasado vine impartiendo conferencias, seminarios y talleres, en muchos de ellos explicitando la relevancia y los elementos sustanciales de una Guía Didáctica pensada para entornos educativos a distancia. Cuando casi nadie publicaba sobre el tema, me atreví a proponer diseños relativos a este esencial instrumento (otros no lo ven tan esencial). Vean para muestra:…

Sigue leyendo

Sistemas digitales para estudiar desde casa. Requerimientos

Obligado te veas… No hay más remedio que adaptarse a las nuevas circunstancias y exigencias que nos impone el confinamiento en nuestras casas. Ya dije en otra entrada anterior que, ni estudiantes ni profesores estamos de vacaciones, aunque nuestras instituciones físicas se encuentren cerradas. Hay que adaptarse, hay que innovar, hay que evolucionar hay que mantener la relación, el vínculo institución-docentes-estudiantes y de éstos entre sí. Y, en todo caso, han de buscarse soluciones excepcionales ante situaciones excepcionales. Con la ventaja de que algunas de esas soluciones podrían valer también, posteriormente, para períodos de normalidad.

Las soluciones que desde los diversos centros educativos se están implantando con el fin de no perder tiempo lectivo, son de lo más variadas. Todas ellas apoyadas en soportes digitales. Existen experiencias de centros que están replicando, ya veremos con qué éxito, a través de la red todos los módulos temporales que supondría la presencia física en los colegios. Existen programas y aplicaciones informáticos que permiten reuniones de grupos amplios que pueden simular el aula presencial. En purismo, esto no es educación a distancia, aunque puede ser eficaz, sobre todo para determinadas edades. La flexibilidad de tiempo y espacio que define a la educación a distancia no estaría contemplada en estas experiencias. Ya me referiré a este asunto en otra ocasión.

Centrándome más en experiencias de educación a distancia digital, en aprendizajes íntegramente digitales, Hoy me atrevo a sugerir los requerimientos mínimos exigibles para que podamos afrontar este reto: enseñar a nuestros estudiantes sin necesidad de la presencia física cara a cara. Para ello habremos de soportar toda la acción curricular en los sistemas digitales. Un sistema digital de enseñanza a través de redes, sería aquel que pretende facilitar el aprendizaje, con el apoyo de las redes y tecnologías digitales en las que habrían de soportarse recursos, contenidos y comunicaciones simétricas, asimétricas, síncronas y asíncronas.

Entendemos que con estas propuestas que implicarán una gran riqueza metodológica, se podrán lograr las competencias y objetivos trazados, tanto los de carácter cognitivo, como los sociales, afectivos, emocionales, etc.

¿Qué se precisaría para ofrecer un programa integrado en los sistemas digitales de formación a través de redes, con unas suficientes garantías de calidad?…

Sigue leyendo