Evaluación institucional y de programas a distancia

No era inicialmente mi intención ampliar el campo de reflexión a la evaluación de otras instancias diferentes a las del estudiante: docentes, instituciones, centros, programas, cursos, etc. Sin embargo, aunque sea brevemente, voy a esbozar el modelo, ampliamente desarrollado en otro lugar (García Aretio, 1998) que sugerí para la evaluación de carácter institucional, y también de programas, en centros de educación a distancia, hace más de veinte años. Me referiré fundamentalmente a la evaluación del ámbito más singular de estas instituciones, el que hace referencia a la docencia, enseñanza, metodología, etc. Y lo haré ocupándome de la calidad del mismo que la significaré, dentro del modelo, a través de una serie de relaciones y concordancias entre diferentes variables de la institución o programa. Creo que con esta entrada y otra anterior referida a la Planificación de la evaluación, podemos contar con un escenario suficiente como para valorar la calidad institucional o del programa.

No cabe duda de que resulta difícil aplicar los mismos parámetros e indicadores de evaluación a todas las instituciones de educación a distancia. Sin embargo, se podría llegar a un cierto consenso para ponderar determinados indicadores y variables que aporten información para una valoración objetiva de la enseñanza que imparten.

Sigue leyendo

Respondiendo a los tópicos, recelos, resistencias y temores.

No me resisto a traer al blog un escrito mío de hace ¡34 años! Debajo tienen la referencia. Yo llevaba poco tiempo reflexionando e investigando sobre estos temas de la educación a distancia, y ya no paré. Me gustaría que leyesen ese texto con la perspectiva de una educación a distancia de entonces, con las tecnologías de hace más de tres décadas.

Esas eran las críticas, los recelos, las resistencias, los temores, ¡los tópicos! que se venían usando entonces. La pregunta ahora es, con todo lo que se ha investigado sobre la calidad de estas modalidades, con la progresiva integración de las tecnologías en estos procesos, ¿es posible que algunos de esos tópicos se hayan mantenido? Les dejo el texto íntegro. Y al final del mismo, alguna reflexión actual.

Sigue leyendo

Monográfico (julio 2020). «Analítica del aprendizaje y educación basada en datos: Un campo en expansión»

Monográfico. Analítica del aprendizaje y educación basada en datos: Un campo en expansión

Coords.: D. Domínguez (UNED), J. Reich (MIT) y José A. Ruipérez (MIT)

Número completo

Tabla de contenidos

Sigue leyendo

Hasta aquí lo urgente (COVID-19). Pero seguiré, a otro ritmo

Cuando a mediados del pasado mes de marzo se decretó el confinamiento en España, que sucedió y precedió a situaciones similares en gran parte de países del mundo, pensé que mi aportación a este desastre sanitario, debería ser concordante con lo que he venido haciendo, enseñando, investigando, reflexionando…, en las últimas décadas. Además era una petición que desde primeros de marzo pasado, algunos colegas me hicieron y algunas instituciones iberoamericanas me sugirieron.

Me puse a ello, inicialmente con el objetivo de ayudar a aquellas instituciones que bruscamente se vieron empujadas a unas prácticas docentes bien alejadas de lo que les era propio. Después fui introduciendo algunas entradas que pudieran dar luz a sistemas a distancia más asentados, que ayudaran a mejorar sus acciones pedagógicas y, finalmente, el torbellino de la problemática de la evaluación en línea que tanto ha venido preocupando en las últimas semanas a instituciones, docentes y estudiantes, la evaluación no presencial, síncrona y en línea, fueron el objeto de estas entradas.

Superada en en el post de ayer esta urgencia de respuesta a la evaluación, me quedo más tranquilo, por aquello de «¡misión cumplida!». Pero no voy a parar, por ahora, aunque ya a otro ritmo menos acelerado, quizás una/dos entradas o posts semanales, sugiriendo algunas reflexiones, principios, bases, diseños, metodologías, recursos, estrategias, etc., que puedan servir para el debate en las propias instituciones,  también para la capacitación de cuadros y de docentes, y para la mejora, en fin, de las prácticas docentes en entornos a distancia y digitales.

Sigue leyendo

Esta vez la UNED, sin Pruebas Presenciales (II de II). AvEx

Ante la crisis del COVID 19, en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), se puso en marcha de forma urgente un equipo de desarrollo tecnológico, dedicado a elaborar e implantar un sistema seguro de pruebas presenciales, pero «en virtual». Como en la entrada anterior, referida al entorno virtual aLF, tomo las ideas principales del propio material ofrecido por la UNED en su sitio web.  La idea del rectorado de la UNED podría ser la de lograr una aplicación que pudiera responder a estos retos:

  • Garantizar el derecho a la educación y a una evaluación objetiva.
  • Proteger la intimidad y el tratamiento ético de los datos (sistema no invasivo).
  • Servir adecuadamente a las grandes magnitudes de estudiantes.
  • Atender a la dispersión territorial de sus alumnos.
  • Respetar su diversidad funcional y socioeconómica.
  • Garantizar la igualdad de evaluación para todos.
  • Posibilitar un instrumento mediante el que los docentes pudieran valorar adecuadamente los aprendizajes adquiridos por sus estudiantes.
  • Respaldar la libertad de cátedra del profesorado.

La UNED, la universidad pública con mayor número de estudiantes de España, optó por desarrollar una aplicación propia que cubriese esos objetivos y, de manera especial, el de garantizar el derecho a la intimidad de su alumnado, ya que las aplicaciones similares que existen en la actualidad en el mercado pueden ser muy intrusivas, dado que la información generada durante el proceso de evaluación, podría pasar por servidores externos, ubicados incluso en países extranjeros, que no se podrían controlar de manera adecuada.

Sigue leyendo

Esta vez la UNED, sin Pruebas Presenciales (I de II). aLF

Si nuestro problema es afrontar los exámenes en una universidad con asignaturas con escaso número de estudiantes matriculados, pienso que se pueden aportar numerosas soluciones más o menos válidas (sistemas de videoconferencia, exámenes orales, etc.). Pero, ¿y si tenemos que realizar en un breve espacio de días, por ejemplo, más de 250.000 exámenes en línea? Las soluciones ya son menos, tanto desde la perspectiva técnica como desde la pedagógica, social, económica, ética, legal, etc. En todo caso, en entrada anterior sugerí algunas pistas.

Me decidí por escribir ahora sobre una situación más compleja, con muchos estudiantes examinándose de forma síncrona, en línea. Y, quizás el mejor ejemplo para acercarnos a este problema, sería conocer las soluciones aportadas por la UNED de España. Quizás, para los que conozcan menos a esta institución y nos acerquemos a lo que ha sido su hacer con respecto a la evaluación presencial, les animo a consultar estas entradas anteriores de esta serie:

Por tanto, ¿qué soluciones implementa la UNED para el desarrollo de las pruebas de evaluación finales que siempre se han celebrado en formato presencial? Básicamente dos alternativas, la que muestro hoy en esta entrada, a través de aLF y la que mostraré mañana, a través de AvEx.

Sigue leyendo

De los exámenes presenciales a los exámenes en línea. El fraude

Como a la mayoría de universitarios, sean docentes o estudiantes, en estos meses me ha venido preocupando de forma especial, el tema de las evaluaciones finales o exámenes de la convocatoria de junio, así habitualmente denominados en España. Llevo escritas en este blog un buen número de entradas relacionadas con la evaluación. Pueden mirar y comprobar que es un tema que me preocupa y me ocupa, y más en estos tiempos de confinamiento.

Para aquellos más alejados de los estudios pedagógicos, creo que en las últimas tres semanas, en esa serie de entradas «COVID19 y EaD» he sugeridos reflexiones, técnicas y estrategias para dar respuesta a la preocupación por una evaluación de calidad, a pesar de las dificultades a que nos enfrentamos. Pero si ahora, ya, nos proponemos afrontar lo que venían siendo tradicionales exámenes presenciales en esta convocatoria de final de curso, todo lo que he sugerido en entradas anteriores sigue siendo válido, pero ha de resolverse este último problema. ¿De qué manera examinar a estos estudiantes que antes lo hicieron siempre en formato presencial, incluso en universidades a distancia como la UNED?

Todas las universidades han adoptado o vienen adoptando soluciones comerciales, corporativas o propias para responder a este reto. Lo más sencillo sería considerar que hemos venido realizando a lo largo del curso una rigurosa evaluación continua, tanto formativa como sumativa y ello lo entendiésemos como suficiente para la toma final de decisiones.

Pero, probablemente, lo más habitual va a ser que tratemos de buscar respuestas, lo más apropiadas que podamos, para realizar en entornos virtuales una prueba final, que pueda ponderar calificación con las restantes evidencias registradas en la evaluación continua. Tanto en España, como fuera de estas fronteras las propuestas de soluciones están siendo múltiples y variadas, porque en el momento actual no existe ninguna aceptada globalmente como válida.

Sigue leyendo