(Lo + de RIED-26). Redes sociales y trabajo colaborativo en universitarios

Hoy exponemos una síntesis de aspectos esenciales del décimo artículo de RIED más citado de 2019, de entre todos los publicados (33) en ese año, Vols. 22(1) y 22(2). Es decir, uno de los artículos de RIED que más impacto han generado. Debajo aparece la referencia del trabajo y el enlace para poder consultarlo, junto a las fuentes bibliográficas del artículo. Las citas en este caso hasta el día de la fecha en Google Scholar, son un total de 70. Y, por otra parte, aquí se muestran todos los artículos resumidos en esta serie.

Las Redes Sociales Digitales (RSD) en los últimos tiempos, están alcanzado un fuerte uso en la educación, siendo utilizadas para diversos aspectos, a saber:

  • medio alternativo de comunicación,
  • aprendizaje de idiomas,
  • plataforma o LMS para la formación virtual,
  • socialización de los estudiantes,
  • potenciar la educación inclusiva,
  • mejorar la comunicación y la relación profesor-estudiante y profesor-padre de estudiantes,
  • facilitar el contacto constante docente y discente.
  • fomentar los aprendizajes formales y no formales,
  • para la tutoría y asesoría de estudiantes y padres,
  • para la realización de trabajos colaborativos entre los estudiantes, y
  • para el uso que aquí preocupa: el trabajo colaborativo virtual.

Al mismo tiempo se están señalando diferentes aspectos a tener en cuenta para su incorporación en la educación, tales como el riesgo de privacidad, sobre todo, en las redes abiertas, la novedad del medio, el imaginario social de que es posible una traslación directa desde el uso de ocio y particular al educativo.

Entre los estudios que manejan los autores (ver artículo) se identifican tres grupos claramente diferenciados:

  • usuarios intensivos de estas herramientas, que constituye más de la mitad del alumnado;
  • el grupo de usuarios básicos (15% del alumnado), que parece mostrar preferencia por las formas más tradicionales de enseñanza-aprendizaje y muestra un interés muy bajo en el uso de redes sociales, y
  • el grupo de alumnos que se manifiesta como usuarios moderados.

Por su parte, según otros autores manejados en el artículo, las RSD, como entornos para el aprendizaje colaborativo ofrecen una serie de posibilidades, tales como:

  • propiciar actividades grupales,
  • facilitar el trabajo interdisciplinar,
  • fomentar las relaciones horizontales entre docentes y discentes,
  • potenciar dinámicas colaborativas y cooperativas de estudio y de investigación,
  • impulsar la producción colectiva de conocimiento,
  • ofrecer una plataforma de comunicación versátil que permite distintos modos de comunicación interpersonal en línea (pública y/o privada, y sincrónica o asincrónica),
  • acentuar el sentido de pertenencia al grupo,
  • favorecer la creación de comunidades de enseñanza y aprendizaje,
  • posibilitar que se desarrollen modelos de enseñanza y aprendizaje no sustentadas en posiciones jerárquicas,
  • contribuir a un modelo de enseñanza activo donde los estudiantes comparten información y documentos en diferentes formatos sobre temas de interés para ellos,
  • favorecer un mejor uso de los conocimientos previos, los intereses, la curiosidad y la capacidad de exploración de los estudiantes, y
  • promover comportamientos prosociales entre los participantes.

Entre los propósitos de este artículo se encuentra indagar las percepciones que el alumnado tiene respecto al uso de las redes sociales como herramienta educativa y conocer sus preferencias con respecto al trabajo colaborativo. La investigación realizada se encuadra dentro de las denominadas ex post facto, no experimental y descriptiva.

Respecto a los resultados y conclusiones, los autores del trabajo señalan que Internet se está presentando como una de las tecnologías que va penetrando con más fuerza en las Universidades, y que los estudiantes la suelen utilizar constantemente para fines educativos. Al mismo tiempo, los estudiantes participantes en la investigación han mostrado un verdadero interés por la utilización de las redes sociales y diferentes herramientas de los social media para su incorporación en las acciones formativas.

Destaca la red social Facebook con respecto a su utilización. Estos aspectos permiten señalar que se dan las condiciones iniciales para la incorporación de estas herramientas en la enseñanza, dato que se refuerza con el hallazgo referido a que los estudiantes se perciben como muy competentes para el manejo tecnológico-técnico de las tecnologías.

Se pone de manifiesto que las actitudes que los estudiantes tienen para trabajar en grupo son altamente significativas, como lo demuestra el mostrarse en desacuerdo con la expresión: “Trabajar en un grupo conlleva obtener resultados negativos” y de acuerdo con “Me gusta que las clases se desarrollen a través del trabajo en grupo”. De todas formas, las valoraciones realizadas respecto a “Prefiero trabajar de forma individual para así poder avanzar rápidamente” y “Me gusta ayudar a otras personas al trabajar en grupo”, sugieren que existen diferentes grupos entre los estudiantes respecto al uso de las redes sociales y el trabajo colaborativo.

Ello nos lleva a reclamar la necesidad de que el docente se asegure de las percepciones que tienen los alumnos, y aplique estrategias específicas en su utilización, pues, como se ha obtenido por los resultados de este estudio, el interés en trabajar con otros estudiantes determina la actitud hacia el trabajo colaborativo.

Respecto al género, no se han encontrado diferencias significativas en las habilidades técnicas-tecnológicas, lo cual refuerza la idea de que la brecha digital de género va desapareciendo, aunque sí se han obtenido respecto a la experiencia con el software social, siendo los varones los que la utilizan más.

Una línea futura de investigación podría ser analizar el uso que hacen los estudiantes de las redes sociales on-line en función de los estudios que cursan.

Finalmente, cabe subrayar que son los alumnos de menor edad quienes muestran actitudes más significativas para incorporar las redes sociales a la formación y la utilización de metodologías apoyadas en el trabajo colaborativo.



Citar este post
García Aretio (2023, 25 abril). (Lo + de RIED-26). Redes sociales y trabajo colaborativo en universitarios. Contextos universitarios mediados. Recuperado 17 de junio de 2024, de https://doi.org/10.58079/cwu5

García Aretio

Catedrático Emérito de la UNED. Director/Editor de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia. Presidente de Honor - Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED).

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInYouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.