(Lo + de RIED-18). Redes sociales y educación

Hoy exponemos una síntesis de aspectos esenciales del segundo artículo de RIED más citado de 2019, de entre todos los publicados (33) en ese año, Vols. 22(1) y 22(2). Es decir, uno de los artículos de RIED que más impacto han generado. Debajo aparece la referencia del trabajo y el enlace para poder consultarlo junto a las fuentes bibliográficas del artículo. Las citas en este caso hasta el día de la fecha en Google Scholar, son un total de 187. Y, por otra parte, aquí se muestran todos los artículos resumidos en esta serie.

Los autores de este artículo presentan un Monográfico de RIED sobre las redes sociales en la educación. Como en entradas anteriores, se presentan algunas ideas relevantes de este trabajo.

Se destaca nuestra realidad actual de vida en un mundo conectado. La red de redes, Internet, forma parte de nuestra idiosincrasia, es un elemento clave en nuestro día a día. Su rápido desarrollo ha propiciado que sea reconocida de manera positiva tanto por la sociedad en general como por la comunidad académica en particular.

Si se pone la atención en la esfera educativa, encontramos que la predisposición de los alumnos de todos los niveles educativos a conectarse a Internet, abre la puerta a que las herramientas que bajo su arquitectura se van generando, se incorporen no solo como meros recursos en la forma en que los procesos de enseñanza y aprendizaje se van a ir construyendo, sino que se pueden llegar a convertir en protagonistas del proceso formativo.

En ese escenario, las redes sociales van cobrando una gran relevancia dado que, si las entendemos como un catalizador de las pulsiones humanas y generador de relaciones, se podría decir que realmente han supuesto más que una revolución tecnológica una de carácter social, brindando nuevas maneras a todos los internautas de ser creadores y aprendices, produciéndose un continuo proceso de crecimiento intelectual, social y emocional.

El crecimiento de la red de redes ha traído de la mano que, herramientas como el software social, se hayan ido incorporando poco a poco en las dinámicas que los docentes desarrollan en sus aulas.

La presencia de elementos como Twitter, Instagram, Facebook, Linkedin o WhatsApp van dibujando no solo un nuevo perfil en la forma de entender la práctica educativa, sino también en las relaciones que se establecen entre los estudiantes y de estos con sus profesores. La forma en que se plantean las metodologías a llevar a cabo durante el acto docente, cobra una visión diferente al incorporar las redes sociales, pues el conocimiento adquiere una nueva dimensión y se acerca al estudiante en cualquier momento y situación, dado que puede ser reconstruido de manera continua y favoreciendo el desarrollo de otras formas de este, además de nuevas perspectivas de aprendizaje.

Otorgar a las redes sociales un calificativo como el de educativas, supone que deben asumir por parte de todos los actores implicados en el proceso de uso, que el punto de énfasis pivota en la colaboración, la cooperación y la comunicación.

De todas formas, el auge del software social también presenta limitaciones en la acción educativa, como, por ejemplo:

  • las vinculadas a la disposición de dispositivos capaces de realizar todo aquello que se desea en el momento y lugar que se quiere;
  • la visión negativa que se pueda tener de este software, tanto por parte del alumno como del docente;
  • la perspectiva social que en un momento dado pueden llegar a tener fuera del ámbito académico;
  • la nula o escasa seguridad que dan al usuario si estos no configuran adecuadamente la privacidad;
  • ciertos riesgos de adicción o uso problemático de las redes;
  • falta de control sobre lo escrito o subido;
  • fomento de la pereza….

No obstante, este monográfico de RIED quiere resaltar también los aspectos positivos que tiene la presencia en la academia de las redes sociales, dado que permiten la colaboración, el intercambio de ideas, de conocimiento y el crecimiento intelectual y educativo del alumno en primera instancia y del docente en segunda.

En el monográfico se presentan artículos vinculados a la utilización de las redes sociales en las aulas desde dos perspectivas:

  • una como elemento de innovación de este acto educativo, en el que se refleja cómo su empleo puede dinamizar la metodología activa del proceso de enseñanza-aprendizaje, y por otra parte,
  • se pretende presentar resultados de investigación vinculados a la presencia y uso de las redes sociales en las aulas.

Así, se puede tomar el pulso a su estado en las aulas y los beneficios o no que puedan aportar a la enseñanza en general y a la construcción activa del conocimiento en particular.

García Aretio

Catedrático Emérito de la UNED. Director/Editor de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia. Presidente de Honor - Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED).

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInYouTube


OpenEdition le sugiere que cite este post de la siguiente manera:
García Aretio (14 de marzo de 2023). (Lo + de RIED-18). Redes sociales y educación. Contextos universitarios mediados. Recuperado 22 de julio de 2024 de https://doi.org/10.58079/cwtx


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.