(Lo + de RIED-15). Nuevas tecnologías, nuevas mediaciones

Hoy exponemos una síntesis de aspectos esenciales del décimo cuarto artículo de RIED más citado de 2018, de entre todos los publicados (36) en ese año, Vol. 21(1) y Vol. 21(2). Es decir, uno de los artículos de RIED que más impacto han generado. Debajo aparece la referencia del trabajo y el enlace para poder consultarlo junto a las fuentes bibliográficas del artículo. Las citas en este caso hasta el día de la fecha en Google Scholar, son un total de 80. Y, por otra parte, aquí se muestran todos los artículos resumidos en esta serie.

La cultura mediática actual sigue incluyendo formatos tradicionales como libros en papel, fotografía, cine, radio y televisión. Sin embargo, todos ellos tienen versiones digitales a las que podemos acceder a través de múltiples dispositivos como e-books, tablets, ordenadores portátiles, smartphones, televisores digitales o relojes inteligentes. Estas tecnologías nos acompañan en muchas de nuestras actividades cotidianas y se caracterizan por su ubicuidad. Las nuevas aplicaciones digitales como las redes sociales, los videojuegos o la realidad aumentada, también afectan a las formas de mediación que los medios generan, lo que influye en la manera en que nos relacionamos con la información y con los productos culturales.

En el mundo educativo, se suele manifestar un error común que consiste en considerar las nuevas tecnologías como meras sustitutas de tecnologías anteriores. Esto impide la innovación y el cambio en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

El principal cambio que implica el uso de la tecnología en el proceso docente se centra en la definición de los objetivos de aprendizaje de los estudiantes, más que en los tradicionales contenidos. Esto significa que las propuestas metodológicas encaminadas al aprendizaje deben ser más flexibles.

En el ámbito universitario, tanto en el caso de instituciones que imparten formación presencial como en las que lo hacen a distancia, se ha generalizado el uso de los llamados campus virtuales. La forma en que los profesores configuren estas plataformas tecnológicas puede condicionar su uso docente.

Las concepciones y creencias que los profesores tienen sobre los usos docentes de la tecnología tienen una influencia directa en el diseño de su planificación. Las prácticas de enseñanza en línea están mediadas por las concepciones y creencias pedagógicas del profesorado, pero al mismo tiempo, los usos tecnológicos influyen y transforman esas concepciones.

A menudo se ha promovido el modelo virtual como una forma conveniente de reducir costos y llegar a un mayor número de personas. Sin embargo, en realidad, se trata de optimizar nuevas posibilidades comunicativas y formativas. El modelo virtual puede proporcionar una gran oportunidad para mejorar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje a través de la tecnología.

Según el autor del artículo, la remediación es una parte constituyente de cada nuevo medio, y se define por dos características principales:

  • la inmediatez, que hoy en día es un elemento clave en la comunicación social mediada por la red; y
  • la hipermediación, que se refiere a la sobreabundancia de información y recursos que se manifiestan en entornos virtuales o cotidianos.

La introducción de objetos gráficos en la representación ha permitido que la interfaz gráfica reemplace a la interfaz de mandos en el teclado, que era completamente textual. Los diseñadores creyeron que esto hacía las interfaces más “transparentes” y, por lo tanto, más “naturales”. La representación de un medio en otro es lo que llamamos remediación, y es una característica definitoria de los nuevos medios digitales.

En la actualidad, tanto la televisión como Internet compiten por dominar los mercados mediáticos en los próximos años. El cine también intenta absorber y reposicionarse con la tecnología digital, ya que los efectos especiales y las películas de animación están siendo transformados por las imágenes digitales. Como resultado, la industria cinematográfica se encuentra en un momento de transición y cambio, mientras intenta adaptarse a las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología digital.

Una de las características de las tecnologías actuales y sus desarrollos futuros es su multiplicación y diversificación de formatos, que coexisten entre sí. Esto se debe a que los medios digitales más dominantes permiten una individualización o personalización que busca satisfacer necesidades específicas en ámbitos como el trabajo, el ocio, el comercio o la educación, en contraposición al objetivo de universalización de los medios tradicionales del siglo pasado (radio, cine, televisión).

El proceso de remediación se produce en ambas direcciones: los usuarios de los medios tradicionales, como el cine y la televisión, pueden apropiarse de las imágenes digitales, mientras que los artistas digitales pueden transformar el cine y la televisión con nuevas soluciones. Por ejemplo, un video digital es una remediación del cine, mientras que este último es una remediación del teatro. En este contexto de constante remediación en la tecnología digital, no solo es una forma útil de avanzar en el progreso, sino que también es una condición necesaria para interactuar con los nuevos medios.

Por eso, cabe hablar de procesos de hibridación. La hibridación de los medios radica en:

  • la relación que se produce entre los diferentes componentes que los forman;
  • en las técnicas de software que los hacen posibles y, en fin,
  • en cómo transmiten la experiencia al usuario, mediante una suma independiente de componentes, o a través de una propuesta integrada.

En la Universidad, los elementos que aporta la remediación como la inmediatez y la hipermediación, deben ser tenidos en cuenta para mejorar los procesos de comunicación, la creación de materiales formativos o la implementación de modelos de gestión.

En la Universidad, es fundamental tener en cuenta los elementos que aporta la remediación, como la inmediatez y la hipermediación, para mejorar los procesos de comunicación, la creación de materiales formativos y la implementación de modelos de gestión.

La digitalización de las tecnologías ya está jugando un papel esencial en la agregación del conocimiento a nivel mundial y en la potenciación de las actividades de investigación universitarias. El futuro de la investigación se apoya cada vez más en redes de gestión del conocimiento, donde la cooperación internacional abierta y flexible de grupos de investigación de distintas universidades y empresas permite una gestión más eficiente de la I+D+i y la obtención de resultados.

Además, la “socialización” de los resultados de investigación, disponibles fuera de los ámbitos académicos habituales, contribuirá a romper el actual statu quo de las revistas científicas y a mejorar la difusión y divulgación del conocimiento, haciéndolo más accesible a la sociedad.

En conclusión, las nuevas tecnologías digitales representan una oportunidad de cambio y mejora en las formas y procedimientos de interacción social y acceso a la información. Los nuevos componentes presentes en la interactividad comunicativa, como los procesos de mediación renovados (remediación/hibridación), propician las nuevas tecnologías y aportan soporte para una “transformación de la cultura docente“. Asimismo, la investigación está siendo afectada por las tecnologías en aspectos de procedimiento y difusión, mientras que la gestión busca un salto cualitativo en la mejora de su eficacia.

García Aretio

Catedrático Emérito de la UNED. Director/Editor de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia. Presidente de Honor - Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED).

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInYouTube


OpenEdition le sugiere que cite este post de la siguiente manera:
García Aretio (3 de marzo de 2023). (Lo + de RIED-15). Nuevas tecnologías, nuevas mediaciones. Contextos universitarios mediados. Recuperado 24 de julio de 2024 de https://doi.org/10.58079/cwtu


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.