Mi relevo al frente de la CUED (I de III). Muchos logros y algunas dificultades. Dos décadas de la CUED

A principios del mes de mayo de 2019 solicité una reunión con el Rector Magfco. de mi universidad, Dr. Ricardo Mairal. Los temas que transmití a su secretaria que deseaba abordar con él eran dos: a) solicitar formalmente mi relevo al frente de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED), y b) sugerir un nuevo enfoque con implicación clara del rectorado para el futuro de la CUED.

El 7 de mayo de 2019 tuvo lugar esa reunión. Manifesté a mi Rector el deseo para que se procediese a los trámites preceptivos para hacer efectivo mi relevo como Titular/Director de la CUED, dado que el 1º de octubre de 2019 culminaría mi relación contractual con la UNED como emérito, aunque bien es sabido que el nombramiento como catedrático emérito tiene carácter vitalicio, pero la relación contractual tiene legalmente un límite, y la mía terminaba en esa fecha.

En la entrada siguiente de este blog me referiré al contenido y resultado de esa reunión, importante para mí y para la CUED. Y en otra más, el vídeo del acto. Antes, un breve recorrido por el nacimiento, desarrollo, acciones más relevantes, equipos y apuestas de la CUED durante estos 21 años. Esta información sería excesivamente extensa para una entrada en este blog (que ya lo va a ser), por ello, intentaré insertar enlaces a muchas de las informaciones más relevantes que glosan la actividad de la CUED durante el tiempo que estuve liderándola.

Y esta información la ofrezco o resumo, porque estoy convencido de que muchos interesados en el ámbito de la educación a distancia (ahora, digital), incluso de dentro de mi propia universidad, no conocían sobre todo lo que se hizo, con escasísimos recursos, situación que, afortunadamente, parece que ahora va a cambiar hacia mejor. Creo que más vale tarde que nunca.

Ha de hacerse notar que los apoyos de la UNED a esta cátedra han sido muy desiguales a lo largo de este período. Nació sin apoyo alguno, pero pocos meses después ya se le dotó de uno en forma de beca que alivió mi carga y supuso la posibilidad de nuevos retos. Pero casi todos esos retos se alcanzaron gracias a colegas de dentro y de fuera de la UNED que pude aglutinar para impulsar proyectos y participar en los diferentes foros y actividades de la cátedra.

La beca de apoyo por parte de la UNED se mantuvo hasta el 1º de octubre de 2014, fecha en la que, debido a los problemas provocados por la crisis económica de entonces, se suprimió este apoyo a la CUED (también a otras actividades de la universidad) por parte de la UNED. Deseo dejar constancia de los nombres de quienes desempeñaron ese rol de becario de la CUED que supusieron un inestimable apoyo técnico y de gestión. 

Quien durante más tiempo apoyó, de forma eficaz y continuada, a la CUED fue la Dra. María García Pérez, como becaria primero y después, muchos años, como soporte generoso al proyecto. Otros becarios con contratos desiguales en duración: Cristina Centeno, Laura Autón, Gonzalo, Ana Rodríguez, Miriam Rodríguez, Sandra Varela, Dra. Maria Paz Trillo, María Chalfoun, Dr. Ángel Barbas y Beatriz Tasende. Existió un período de unos tres años en el que la CUED contó con dos becarios, uno dedicado a los contenidos y otro con perfil informático, para atender este tipo de necesidades. También he de destacar la inestimable colaboración en su momento del prof. Dr. Tiberio Feliz, siempre dispuesto a colaborar conmigo y los apoyos puntuales a lo largo de todo este recorrido de la Dra. Marta Ruiz Corbella. A todos ellos mi profundo reconocimiento, afecto y agradecimiento porque sin ellos hubiesen sido difíciles muchos de los retos acometidos.

Más allá de los apoyos oficiales con la beca adscrita a los diferentes y sucesivos vicerrectorados de relaciones internacionales de la UNED que la mantuvieron hasta octubre de 2014, he de agradecer también otros apoyos puntuales por parte de vicerrectores relacionados con las tecnologías, como fueron los Dres. Manuel Castro, Tim Read, Jesús G. Boticario y Covadonga Rodrigo que siempre trataron de ayudar de una u otra forma a la CUED.

En consecuencia, aquel 1º de octubre de 2014 cesó la ayuda técnica a la formación, a la investigación, a la gestión de equipos, difusión de información, etc. Desde esa fecha, sólo la generosidad de personas como los Dres. Carlos Bravo, Carolina Schmitt, Carla Netto y del Ing. J.Luis García Boyé (éste desde su creación) permitieron mantener desde entonces, sólo algunos servicios de la CUED.

Es verdad que hubo reiteradas promesas, y me consta que esfuerzos sinceros, por parte de la UNED para tratar de buscar alguna solución para reactivar algún tipo de apoyo. No fructificó ninguno de los intentos hasta el momento actual. Obviamente, desde aquel octubre de 2014, las acciones de la CUED se vieron sensiblemente mermadas porque debía repartir mi dedicación con otras tareas y obligaciones.

Reitero que para quienes menos conocieron esta realidad de la CUED de la UNED, escribo estas líneas referidas a las acciones de la cátedra. Otros las conocían bien y les resultará agradable refrescar aquellas iniciativas. Vamos con esta breve memoria. Quizás, para hacerse una idea de las primeras ilusiones y proyectos (algunos no cuajaron), pueden visionar este vídeo de 2002.

Quizás recordar brevemente que el nacimiento de la CUED tuvo lugar en mayo de 1997. Poco después de ese acuerdo UNESCO-UNED fue designado primer titular-director de la Cátedra el Dr. Ricardo Marín Ibáñez, mi insigne maestro, siendo Rector de la UNED el Dr. Jenaro Costa. Yo era entonces director del Instituto Universitario de Educación a Distancia (IUED) de la UNED. Teniendo dificultades el Dr. Marín Ibáñez para encontrar un hueco, un espacio físico, en la Facultad de Educación, me permití asignarle un despacho en el IUED, con el apoyo directo del Vicerrector Dr. Ramón Pérez Juste. Así ya estuvimos colaborando desde inicios el IUED y la CUED. Hubo un primer trabajo conjunto en la coordinación de la publicación del libro/documento de UNESCO [García Aretio, L. y Marín Ibáñez, R., Coords. (1998). Aprendizaje abierto y a distancia. Perspectivas y consideraciones políticas. Madrid: UNESCO-UNED, 159 pp.] en el que ambos redactamos una extensa introducción. Ese libro fue solemnemente presentado en la UNED por parte del Rector Dr. Jenaro Costa y el Secretario General de la Comisión Nacional de la UNESCO, D. Carlos Spottorno. Ver vídeo. Desde el IUED se le realizaron varios encargos a la CUED, al Dr. Marín Ibáñez, relacionados con acciones en América Latina.

Tras el fallecimiento de mi maestro, el Dr. Ricardo Marín Ibáñez en 1999, y a propuesta del Rector de la UNED, Dr. Jaime Montalvo, UNESCO me nombró titular-director de la CUED en abril del año 2000.

1. Documentación, información, debate, redes…

Al poco tiempo de hacerme cargo de la CUED, sin apoyos técnicos, logré elaborar yo mismo una rudimentaria página web (año 2000), desde la que trataba de compartir documentos, información, avisos, etc. Aprendí lo que pude para hacerlo sin apoyo alguno (aún no tenía ni siquiera becario). Esa imagen de arriba es la de la primera y rudimentaria web de la CUED creada en octubre del año 2000. Ahí compartí lo que pude y los servicios editoriales me permitían, toda mi producción científica y de divulgación sobre educación a distancia, así como toda la documentación e información que en aquel momento encontré en la red o me llegaba, relativo al tema objeto de la cátedra. Una anécdota de entonces fue la de aquel colega de la casa, de mayor rango académico, entonces, que yo, que me daba un “consejo”: “no deberías poner en abierto todo lo que has trabajado y estás trabajando sobre ese tema. Los otros llegarán a saber tanto como tú de esas cuestiones. No te llamarán”. Lo entendí como miseria universitaria y me reafirmé que siempre haría lo contrario que en aquel momento se me aconsejó. Y así traté de conducirme.

Ese sitio web, después, pudo hacerse más profesional (junio de 2002), consiguiendo una dinámica página web (Web CUED) (imagen superior) entonces generosamente diseñada y elaborada por el Dr. Ángel López Folgado a título personal, y ya mantenida por un/a becario/a, Gonzalo y Laura Autón. Ana Rodríguez, becaria, diseñó el sitio actual que dejó de mantenerse en octubre de 2014.

Fueron diversas las ocasiones en las que solicité el servicio de creación y mantenimiento de la Web de la CUED al centro tecnológico de la UNED. No pudo ser y esa web tras cesar el apoyo de becario con conocimiento de mantenimiento web, languideció a partir de esa fecha.

Pero fue bastante lo que se hizo desde este sitio web. Ahí se marcaron las líneas básicas de la CUED. Se creó y animó el Centro Iberoamericano de Recursos para la Educación a Distancia (CIREAD) y la Red de Estudiosos de la Educación a Distancia en el ámbito Iberoamericano (REEDI), alimentados por las herramientas de los Foros y de la Lista Cuedistancia. Este centro se vio potenciado al lograr la CUED un Proyecto Competitivo convocado por el Ministerio de Educación de España. Me refiero a ambos más abajo.

El CIREAD y REEDI supusieron unas áreas de consulta obligada para quienes entonces se acercaban a estas modalidades educativas. Fue muy abundante la documentación y recursos que se recogió por entonces en los sitios de la CUED. Toda esta actividad se vio mermada hacia 2011 en que costó encontrar apoyo informático a la web y, definitivamente, en 2014 cuando también se eliminó el apoyo en forma de beca. En todo caso, veamos unos ejemplos de lo que supuso el enorme trabajo de aquellos años. Mirémoslo con perspectiva de 10-15 años atrás:

De inmediato se inauguraron desde aquella primera rudimentaria web, los primeros foros de la CUED que, obviamente, moderaba directamente yo. Después ya hubo ayudas, en este caso desde la UNAM de México con los Foros de la CUED junto al Observatorio Campus Virtual (OCV) de la UNAM-UNESCO (Foros CUED-OCV), con el apoyo del Dr. Alejandro Pisanty, su director. Estos foros fueron decayendo algo dado el empuje de la Lista de Distribución Cuedistancia. Aquellos foros fue un no parar de intervenciones y debates:

Otro ámbito importante de la CUED fue la creación de PubliCUED, que tenían por objetivo: a) intercambiar trabajos entre los estudiosos de la EaD, b) facilitar en zona de libre acceso a Internet, a las personas interesadas en estos temas, un catálogo de trabajos sobre la temática que nos ocupa, y c) ofrecer un repertorio de documentos que, tras su lectura, brindasen argumentos para intervenir en los ForosCUED-OCV que de cada ámbito o área se organizaron. Ligado a estos Foros se alimentaba PubliREEDI.

En el año 2011 la Web de la CUED contaba con un total de 12.000 hipervínculos, más de 1.000 archivos y más de 500 imágenes, distribuidos por las diferentes áreas que componían el sitio.

En febrero de 2001 lanzamos la Lista Cuedistancia (CUED-L), creada y desde entonces administrada por José Luis García Boyé, principal medio de participación e intercambio en CUED en aquellos años iniciales. A los cinco meses de su creación, ya contaba con 750 miembros. A los 10 años de su existencia, en 2011, Cuedistancia contaba con más de 3.300 miembros, la mayoría universitarios y residentes en 30 países diferentes, el 85% de ellos, de Iberoamérica. Unos 1500 de esos miembros vinieron participando activamente en la lista, generando un total de 14.500 mensajes en este tiempo. En esta lista de distribución se llegaron a generar épocas de unos 250-350 mensajes al mes, siendo la media total de esos 10 años de 145 mensajes/mes. Cuentan con más detalles sobre sus objetivos y requerimientos AQUÍ. Y una investigación sobre esta Lista Cuedistancia, realizada por los Dres. Marta Ruiz y José Quintanal. Las normas, netiquetas y recomendaciones que entonces se redactaron para Cuedistancia, sirvieron como base para otras listas de distribución.

Obviamente, el advenimiento de las redes sociales, a las que también se “apuntó” la CUED, redujo la actividad de Cuedistancia, pero los mensajes están ahí en el servidor de la UNED: consultas, respondidas de inmediato por otros miembros, debates en torno a los objetivos  que  aparecen  en  esos  enlaces  de  más  arriba  y siempre  con  una  notable  participación.

En febrero de 2002 generamos el Boletín Electrónico de Noticias (BENED), inicialmente muy rudimentario (imagen superior) y desde 2005, primero, también diseñado por López Folgado y posteriormente actualizado y mantenido por Ana Rodríguez y Laura Autón, y como redactores, María García Pérez, Miriam Rodríguez, Sandra Varela, Paz Trillo, Ángel Barbas, Beatriz Tasende y otros… El BENED, además de su sitio web, se enviaba por correo electrónico a todos los suscriptores. En 2011 recibía este Boletín un total de 5.500 suscriptores de 38 países diferentes. En ese BENED llegué a publicar editoriales mensuales que tuvieron mucho recorrido, difusión e impacto (ver ALGUNOS). Posteriormente este BENED derivó en el Diario Cátedra UNESCO de EaD. Ver:


El BlogCUED supuso otro aporte relevante de la cátedra. Lo creamos en 2011 y de manera ininterrumpida, ha venido ofreciendo diferentes visiones relacionadas con buenas prácticas universitarias en general y relacionadas con los formatos no presenciales, en particular. Desde 2015, el Dr. Carlos Bravo ha sido el editor del mismo, derrochando generosidad con la CUED. Este blog desde mayo de 2011 ha publicado más de 1590 entradas o posts, habiendo recibido hasta estos días 1.270.100 visitas.Igualmente, el capítulo de redes ocupó parte importante de la acción de la CUED. Así se pudo crear una red altamente activa y participativa, pero lastimosamente fuera de los servicios UNED, en las plataformas Ning que inicialmente aboné desde mi bolsillo y que, después, pagó anualmente mi propio departamento de la UNED, Teoría de la Educación y Pedagogía Social. Esta redCUED llegó a aglutinar a cerca de 3.000 profesionales del entorno de la EaD. Lástima no haber contado con mayores apoyos para la gestión de la misma, más allá de los del becario/a de turno, porque la redCUED tiene un gran potencial, basta con echar una ojeada a lo que se movió años atrás. Muchos de los profesionales inscritos declinaron continuar debido a la falta de vida de la misma. Esperamos que ahora, con nuevo impulso y apoyos, pueda revitalizarse.

En junio de 2011, también se creó el Blog EaD y TIC que se encargó de difundir gran cantidad de documentos e informaciones relativos al campo de interés de la cátedra. Con la reducción de apoyos a la CUED, en 2016 dejó de “alimentarse”.  Otro blog, es éste, Educación a distancia en español.

Otras acciones colaborativas de la CUED que tuvieron igualmente mucho impacto, fue la utilización de la herramienta Scoop.it. El Scoop.it de la CUED, unido al mío propio, llevan muchos años activados.

Con esta herramienta hubo otros inestimables apoyos de varios profesores de España y América Latina que durante varios años mantuvieron Scoop.it específicos y temáticos: a) Sobre documentos, informes, artículos…, “docuCUED”, b) eLearning y MOOC, c) b-Learning, d) Entornos y redes, y e) m-Learning. Los colegas que colaboraron esos años con CUED fueron los Profesores: Jaime Oyarzo, Ramón Aragón, Sorel Domínguez y César J. López Collazo, a los que la CUED y yo mismo estamos altamente agradecidos. El ofrecer contenidos, informar, documentar, seleccionar…, curar, en fin, siempre fue objetivo de la CUED. Estas herramientas dejaron su actividad hace un par de años.

Por otra parte, muestran buena actividad los sitios de las redes sociales ordinarias, como ejemplo, el Semanal CUED, Facebook, Twitter, etc. En Twitter, por ejemplo, la CUED cuenta hoy con 7.700 seguidores, y ha generado 43.700 tuits.

Impulsado por el Vicerrectorado Adjunto de Tecnologías Emergentes de la UNED, en la persona de su titular, el Dr. Timothy Read, en 2011 se inició otro interesante proyecto de la CUED, dentro de las aportaciones audiovisuales de la Cátedra a través de un proyectado Canal CUED, dentro del Canal UNED. Se trataba de elaborar desde la CUED una serie de guiones para audio y vídeo con contenidos relacionados con la educación a distancia. Como en tantas ocasiones, cambios en los equipos rectorales impidieron que ese proyecto tomase vuelos suficientes.

2. La investigación. La reflexión

El primer proyecto competitivo que se abordó desde la CUED, procedía de la convocatoria nacional de ayudas al Tercer Ciclo, del Ministerio de Educación de España (2001-2002), titulado: Consolidación del Centro Iberoamericano de Recursos Electrónicos para la educación a Distancia y creación de la Red de Estudiosos de la Educación a Distancia en el ámbito Iberoamericano. Nº de Referencia: AFC2001-0016-CO y Código UNESCO: 5899 (Educación a distancia) Director del proyecto: Lorenzo García Aretio. Colaboradores: Ángel López Folgado, Marta Ruíz, José Luis García Boyé, Cristina Centeno, Miriam Rodríguez, Arnoldo Fernández, Juan J. Almenara, Enrique N. Gesé.

En 2002 se realizó la evaluación externa del Proyecto “Formación en nuevas tecnologías en Pymes de zonas rurales y urbanas” del Programa FORINTEL del Ministerio Español de Ciencia y Tecnología. Expte., nº  FT1901200-2002-12 Director de la evaluación: Lorenzo García Aretio.

Igualmente se realizó la evaluación externa del Proyecto: MECA-ODL “Methodology for the Analysis of Quality in ODL through Internet”  del Programa Sócrates (2000-2003), Acción Minerva ODL. Referencia nº: 87901-CP-1-2000-1-ES-MINERVA-ODL. Palabras claves: aprendizaje, abierto, distancia, calidad evaluación. Código UNESCO: 5899 (Educación a distancia). Director de la evaluación: Lorenzo García Aretio.

En octubre de 2007 presentamos a la Unión Europea (Bruselas) los productos finales del proyecto NetACTIVE (AIESAD-EADTU: Credit Transfer in Virtual and Distance Education), enmarcado en el programa Erasmus-Mundus de la UE, que surgió con la finalidad de proyectar una propuesta que aumentara la movilidad de estudiantes de postgrado a distancia a través de la oferta de movilidad virtual de terceros países hacia Europa (texto completo en inglés y en español) Este proyecto internacional contó con una importante dotación presupuestaria.

Los datos del proyecto: Network ACTIVE: AIESAD-EADTU Credit Transfer In Virtual and distance Education . Erasmus Mundus. Referencia nº 040-A4-2005. Contrato nº 2005-3263 / 001-001 MUN-MUNB41. The main purpose of the Network ACTIVE (AIESAD-EADTU: Credit Transfer In Virtual and distance Education), is to increase the number of virtual mobility students from third countries towards European distance and blended masters. Coordinador del Proyecto: Lorenzo García Aretio.

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED, España), que en 2005 presidía AIESAD y es socio fundador de EADTU, fue la institución que coordinó este potente proyecto, a través de su Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED). Como Titular/Director de la CUED fui el Coordinador académico del proyecto. En esta coordinación académica participaron también las Dras. Beatriz Álvarez y Marta Ruíz Corbella. Las instituciones y asociaciones miembros del Proyecto NetACTIVE, además de la UNED, fueron:  Asociación Iberoamericana de Educación Superior a Distancia (AIESAD) (Magdalena Cruz Benzan), Centre National d’Enseignement à Distance (CENED) – France (Virgine Thomas), European Asociation of Distance Teaching Universities (EADTU) (George Ubachs), The Open University (OU) – Reino Unido (Vicky Smith) Universidad Nacional de Mar del Plata – Argentina (Guillermo Eliçabe),Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) – México (Francisco Cervantes y Ana M. Bañuelos), Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) – Ecuador (M. José Rubio), Universidade Aberta – Portugal (Mario Avelar). Existen en la red múltiples informaciones sobre este proyecto (buscar NetActive).

También se participó en el proyecto de la Unión Europea como miembro del Equipo Académico Coordinador del Proyecto: ACTIVE ASIA: Asia – Europe Credit Transfer in Virtual and Distance Education. Erasmus Mundus. Contrato 2007-2309 MUN-MUNB41. Project ACTIVE Asia aims to facilitate the participation of Asiatic institutions and students in high quality European postgraduate courses.

Además, la CUED diseñó otro ambicioso proyecto de investigación sobre “Concepción, situación y prospectiva de la educación a distancia en América Latina (Proyecto COSYPEDAL)”, con el apoyo inicial de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI)Este proyecto nació también auspiciado por: UNESCO. Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe, Asociación Iberoamericana de Educación Superior a Distancia (AIESAD), Consorcio Red de Educación a Distancia (CREAD), Unión de Universidades de América Latina (UDUAL), Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE) y Virtual Educa.

La lástima es que de este proyecto sólo se pudieron concluir las dos primeras fases: a) “Concepción” y b) “Tendencias”, referidas a la EaD en América Latina. Por diversas circunstancias los apoyos externos (comenzaba la crisis de 2008-2009) cesaron y hubo que suspender las siguientes fases. La OEI sí pudo publicar esas dos primeras fases, VER. Estas fases las coordiné junto a los Dres. Marta Ruiz, José Quintanal, Miriam García Blanco y María García Pérez. Este Proyecto era apasionante, interesante y muy participado como puede verse, tanto a nivel de investigadores como a nivel de representación de países diferentes. Otras informaciones del proyecto, AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ.

AIESAD coordinó otro proyecto en conjunción con Ibervirtual y la CUED en el que participó también el CALED en la persona de su subdirectora, Dra. Mary Morocho. Dicho proyecto “Observatorio de Calidad” estaba liderado por el Dr. Carlos Bielschowsky, entonces Rector del CEDERJ y Presidente de AIESAD. Se trató de construir un Observatorio de Calidad en el que se recogió abundante documentación sistematizada de cada país de Iberoamérica en lo relativo a la Educación a Distancia: leyes, agencias de regulación, otros actores gubernamentales, instrumentos de evaluación, publicaciones relevantes y glosarios. Posteriormente se venían ofreciendo cuadros comparativos de los diferentes países. Por parte de la CUED trabajó en el proyecto la profesora Carla Netto, junto a mi asesoría global al proyecto.

Aparte de los grupos que en su momento se formaron en la redCUED, el Titular de la Cátedra participó como IP o representante español en diferentes proyectos europeos, durante este período.

Igualmente la CUED participó en la gestación y respalda el Grupo consolidado de investigación ESPYD y AQUÍ, liderado por el Dr. Arturo Galán y del que forma parte un nutrido grupo de destacados investigadores y docentes universitarios.

Precisamente, junto a este grupo de investigación ESPYD, la CUED creó en su momento el Blog Aula Magna 2.0,, impulsado también por la revista RIED, cediendo posteriormente su gestión y enfoque al ámbito de las revistas científicas y siendo hoy un referente en ese campo y al que la CUED sigue apoyando. Ésta era su imagen cuando lo creamos.

En junio de 2014 se constituyó el grupo GRAEDI (Grupo de Reflexión Académica sobre Educación a Distancia en Iberoamérica) Tras la constitución, durante tres días, en larguísimas jornadas, se debatió y profundizó sobre las bases y fundamentos de esta modalidad de estudios, de acuerdo a las nuevas tendencias mundiales, y a dotar de visión prospectiva tanto a las universidades e investigadores como a los responsables de las políticas públicas educativas. Este grupo se constituyó en la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), que brindó toda la infraestructura de recursos materiales y humanos y fue coordinado por la CUED en la persona de su director/titular. La creación del grupo contó con representantes de Consejo Internacional de Educación Abierta y a Distancia (ICDE); el Consorcio Interamericano de Educación a Distancia (CREAD); la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL); la Asociación Iberoamericana de Educación Superior a Distancia (AIESAD) y Virtual Educa.

Me nombraron Coordinador de GRAEDI y quedó fijada la Secretaría Permanente en la UTPL. Ver documento de constitución del grupo.

Algunos miembros destacados de GRAEDI fuimos llamados a reunirnos en Quito en un plenario del Consejo de Educación Superior (CES) de Ecuador  para exponer las características del modelo formativo y la necesidad de crear un marco regulatorio específico en el país.

El documento final que se elaboró, sinceramente, creo que continúa teniendo actualidad, seis años después, VER. Sobre GRAEDI pueden contar, además, con más información AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ. La proyección de este grupo de pensamiento o laboratorio de ideas (think tank) era inmensa. Trabajó en línea durante varios meses. La siguiente sesión presencial del grupo estaba programada en México. La crisis económica y cambios en los equipos rectorales de alguna institución frenaron este ambicioso proyecto. Una lástima

En otro orden de cosas, en multitud de foros académicos se presentaron diferentes actividades y logros de la CUED: uno dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve,…

Sería largo de enumerar los numerosos congresos, jornadas, seminarios, encuentros científicos en general, que fueron apoyados, patrocinados o co-organizados por la CUED. Por ejemplo, VER. Además, como titular de la CUED, en la mayoría de mis conferencias, ponencias, presentaciones, entrevistas, etc., referidas a la EaD en sus diferentes presentaciones y formulaciones, siempre mostré el logo de la CUED. Muchas de ellas fueron grabadas y se encuentran en Youtube, pueden consultarlas (unas 150).

Es de destacar también la activa participación de la CUED en la creación y consolidación del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Calidad en Educación Superior a Distancia (CALED), creado en la UTPL de Ecuador. La CUED es una de las instituciones u órganos que conforman el CALED, tal y como figura en su documento fundacional y AQUÍ. Por otra parte, yo mismo he formado parte de los equipos que han elaborado diferentes guías de evaluación relacionadas con instituciones, programas y propuestas de educación a distancia. Este centro se ha convertido en referente de la evaluación de la calidad en América Latina.

En 2017, la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación –ANECA- solicitó colaboración a la CUED y a otras instituciones para la elaboración del Informe sobre el estado de la evaluación externa de la calidad en las universidades españolas, referido al año 2016. En el citado informe aportamos el apartado titulado Algunas adaptaciones requeridas para la evaluación de titulaciones que son impartidas a través de modalidades no presenciales, páginas 101-104 del citado informe, redactado por el titular/director de la CUED, que solicitó aportaciones y sugerencias a colegas de otras universidades con experiencia en estos temas.

Como titular de la CUED me fueron solicitados numerosos informes y asesorías como el citado anteriormente. La mayoría de estos informes o asesorías, obviamente, no tuvieron información pública. Uno de los últimos que sí fue público pueden verlo AQUÍ y AQUÍ.

Un ámbito ligado a la investigación fue el que supuso ligar la CUED con la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia. En 1997 la AIESAD me encargó la creación de una revista científica que sucediera a la anterior Revista Iberoamericana de Educación Superior a Distancia cuyo último número se publicó en 1996. Así, nació la actual RIED en 1998. Estuve los dos primeros años al frente de ella. Esta revista dejó de publicarse en el año 2003. Y en 2005 la AIESAD de nuevo me realiza el encargo de recuperar los números perdidos y tratar de consolidar esta revista científica. Puede verse una historia más detallada, AQUÍ (30 años de RIED). En ese enlace aparecen muchos nombres de personas que con su generosidad y buen hacer propiciaron el crecimiento de esta revista. Sería largo enumerarlos aquí. Muchas de esas personas, de forma indirecta apoyaban también a la CUED.

Dada la cercanía entre algunos objetivos de la CUED con los objetivos de RIED (educación a distancia y proyección a América Latina), estos dos proyectos, a lo largo de su coincidencia en mi mandato, se realimentaron y crecieron juntos. Es de agradecer que, dado que la RIED tampoco contaba con apoyos para la gestión, ni por parte de la UNED, ni por parte de AIESAD, desde el vicerrectorado de turno se propició que una parte del tiempo de dedicación del becario de la CUED pudiera destinarlo a apoyar de alguna manera a la RIED. Así se vino haciendo en los cuatro últimos años de disfrute de la beca (2011-2014).

La revista llegó hasta aquí por el esfuerzo de muchas personas, y siempre, de la UTPL de Ecuador. Y deseo destacar que en los dos últimos años, tiempos que no aparecen en el citado artículo, se mantuvo el incuestionable apoyo de UTPL y de buena parte de las personas que aparecen en ese artículo, y ahora, el decidido apoyo de tres personas que lograron que desde hace casi un año, esta revista cuente por primera vez con un apoyo para su gestión técnica. Estas personas que han apostado decididamente por consolidar la revista han sido el Presidente de AIESAD, Dr. Jaime Leal, la Directora ejecutiva de AIESAD, Dra. Constanza Abadía y la Directora de la Secretaría Permanente de AIESAD, Dra. Laura Alba y, en estas recientes ocasiones, todo el Consejo Directivo de esa Asociación viene apoyando más decididamente a esta revista. Desde la CUED, “hermana” de la RIED, deseo agradecer públicamente este impulso.

3. La formación

En cuanto a la formación de docentes e investigadores para desempeñarse en ámbitos de educación no presencial, he de reseñar que personalmente, desde 1987 yo impartía dos cursos de doctorado (ya a distancia), junto al Dr. Marín Ibáñez, cuyo objeto de estudio era la educación a distancia, a) Fundamentos, estructuras y posibilidades de la EaD, y b) Planificación de acciones formativas en EaD. Desde 1994 inicié la tarea de formar a distancia a profesores que estuviesen ocupados o interesados en esta modalidad educativa, por iniciativa propia desde la UNED, o por encargo directo del Ministerio español de Educación.  La realidad es que en aquella época no hubo nada similar en la UNED y muy poquito fuera de esta universidad. Preparé con mucho empeño e ilusión un libro, especie de manual, diseñado para el estudio a distancia que, posteriormente tuvo gran difusión e impacto. Ese libro de 645 páginas, desde hace tiempo es de acceso abierto: Educación a distancia hoy (1994). Quizás aún en estos tiempos de pandemia, casi treinta años después, puedan encontrarse en ese libro claves sobre esta modalidad educativa.

Aquellos cursos de doctorado sobre educación a distancia se mantuvieron posteriormente bajo el paraguas de la CUED, ya impartidos junto a la Dra. Marta Ruiz Corbella. En este plano de formación sobre EaD, habría que agregar la asignatura de Educación a Distancia en los Grados de Pedagogía y Educación Social, impartidos junto a las profesoras Dras. María García Pérez y Marta Ruíz Corbella, así como la asignatura de Educación a distancia y formación virtual del Máster oficial en Innovación e Investigación en Educación.

En el Curso Iberoamericano de Educación a Distancia que el Instituto Universitario de Educación a Distancia (IUED) de la UNED vino organizando durante 30 años, 30 ediciones, tuve ocasión de intervenir en casi todas sus ediciones, más allá de que en cuatro de ellas fuese además su director. Y la CUED, desde el año 2000, siempre que fue invitada, colaboró de forma directa en dicha relevante acción formativa.

Además de estas destacadas acciones formativas la Cátedra estuvo comprometida en otro proyecto de formación en educación a distancia ubicado, en esta ocasión, en la República Argentina. Se trató de la dirección de un Postgrado en Educación a Distancia, impartido por la Universidad CAECE de Buenos Aires y FUNDEC, con el apoyo y gestión de los Drs. Jorge Grau e Irma M. Maraboto. El Titular de esta Cátedra dirigió, supervisó el diseño y desarrollo del posgrado, así como las diferentes pruebas y trabajos que se propusieron a los participantes para su evaluación continua. También la CUED colaboró en otro programa similar impartido por la UTPL de Ecuador.

Pero la apuesta fundamental de formación llevada a cabo desde la CUED, sin duda, fue el título propio, Máster Internacional en Enseñanza y Aprendizaje Abiertos y a Distancia (EAAD) y AQUÍ, Ese Máster no fue uno más. Como no estoy seguro de que ni siquiera dentro de la UNED se conociese bien esta realidad, quizás para saber algo más de lo que supuso, puede consultarse su justificación – objetivos, destinatarios y medios – los equipos y las personas – el plan de estudios – el espacio virtual la evaluación – la internacionalidad. O, ver algún acto de inauguración: 2003 –  20042005. O entender cómo realizábamos, en los primeros años de este siglo las defensas virtuales de las tesinas (TFM) de aquel Máster. Hoy pudiera parecer algo obvio y simple. VER.

4. Las personas, los equipos, los apoyos

Los equipos que en aquellos momentos logré aglutinar en torno a la CUED, dieron forma e impulso a un ambicioso proyecto que a lo largo de tantos años dio sus indudables frutos. Ver una muestra de los equipos conformados en CUED en sus primeros años.

No me quiero olvidar de ninguno de quienes figuran en ese enlace, pero para quienes de verdad saben sobre educación a distancia, sobre su historia y desarrollo a nivel mundial, no les resultará extraño identificar nombres de entre aquellos impulsores de la CUED, como los Dres. Tony Bates, Miguel Casas Armengol, Gustavo F.Cirigliano, Peter S. Cookson, Desmond Keegan, Michael G. Moore, Otto Peters, Jaume Sarramona, Michael Simonson, posteriormente también colaboró puntualmente Sir John Daniels…, y otros muchos más. Todos ellos pusieron su grano de arena para que la CUED fuese conocida y reconocida en todo el mundo iberoamericano. Por otra parte, ya han sido nombrados en párrafos anteriores otras personas que con gran altruismo respondieron a mi llamada para aportar esos granos que sirven para cimentar proyectos.

Pero quizás, lo más sorprendente en cuanto al espíritu de colaboración de tantos colegas, fue la respuesta a la petición de colaboración en el Máster EAAD, meses antes de que me hiciese cargo de esta cátedra UNESCO, aunque ya el anterior titular de la CUED, Dr. Marín Ibáñez, amparaba el proyecto. Tras los primeros avances en el diseño invité a colaborar para escribir los diferentes temas de los Módulos a más de 50 docentes e investigadores. Lo destacado es que sólo dos de entre los invitados, declinaron colaborar con el Máster y seguidamente con la CUED. Digo que no fue un Máster más: dos cursos académicos, 90 créditos, 11 Módulos, 3 talleres virtuales, 74 temas. Pero un Plan de estudios (ver completo) con 74 temas escritos todos ellos según las directrices que les pasé a esos más de 50 autores, estructura didáctica para una EaD de calidad. Ese esfuerzo se sustanció en un material compuesto por un total de 3.357 páginas, en las cuatro primeras ediciones todo en papel, más las Guías didácticas, guías de tesina (TFM) y algún material complementarios en CD-DVD. A ellos había que sumar el material que se suministraba a través de la plataforma virtual, desde la segunda edición del Máster porque en la primera trabajamos directamente en la web, sin plataforma virtual (correo, listas de distribución, foros, formularios, documentos, área de evaluación, etc.).

Cómo no agradecer a estos equipos conformados en torno al Máster, primero, y a la CUED de inmediato, su disposición para hacer algo grande, de altísima calidad y exigencia. Aunque todos ellos fueron esenciales para el éxito del Máster, quisiera destacar de entre todos a los que, en distintas etapas, supusieron puntales apoyos básicos del mismo y, por eso, fueron colaboradores muy especiales de la CUED:  Dres. Ramón Pérez Juste (q.e.p.d), José María Luzón, Juan Ardoy, Nieves Almenar, José Luis García Boyé, Florentino Sanz (q.e.p.d), Manuel Castro, Juan Peire (q.e.p.d.), Marta Ruiz, Samuel Gento, José M. Calés, Antonio Colmenar, Tiberio Feliz, Ángel López Folgado, Arturo Galán, M. Ángeles Murga, Marta López.

En cuanto a los egresados del Máster (insisto, el Máster fue algo especial), a lo largo de sus ediciones, hubo unos 500 alumnos inscritos, eso no es relevante. Lo importante es que obtuvieron la correspondiente titulación, tras severos procesos de evaluación, un total de 354 egresados procedentes de 32 países diferentes (esto sí es relevante).

Igualmente la CUED y yo mismo siempre contamos explícitamente con apoyos y colaboración de la Asociación Iberoamericana de Educación Superior a Distancia (AIESAD), así como de algunas destacadas universidades iberoamericanas, de forma especial, la UTPL de Ecuador, en la persona de sus rectores de entonces, Drs. Luis Miguel Romero, José Barbosa y de ahora, Dr. Santiago Acosta, y vicerrectoras Dras. Rosario de Rivas y M.José Rubio (ver reconocimiento); la UNAM de México, desde la SUAyED y de sus directores de entonces: Drs. Alejandro Pisanty (2000), José M. Berruecos (2002) y Francisco Cervantes (2003-2012), este último actual Rector de UNIR-México. El Dr. Cervantes ha mantenido apoyos permanentes a la CUED desde todos los puestos que ocupó posteriormente; la UNAD de Colombia en el nombre de su Rector, Dr. Jaime Alberto Leal Afanador y vicerrectora Dra. Constanza Abadía (ver reconocimiento); CALED de Iberoamérica, a través de su directora y subdirectora, Dras. M. José Rubio y Mary Morocho; CDERJ de Brasil, a través de su entonces Rector Dr. Carlos Bielschowsky. Apoyos también desde la UAPA de Rep. Dominicana a través de su Rector, Dr. Ángel Hernández y vicerrectoras, Dras. Luz Rosa Estrella y Magdalena Cruz (ver reconocimiento) y desde la UNED de Costa Rica, en la persona de su Rector Mg. Rodrigo Arias y, en su momento, del vicerrector Dr. Edgar Castro. También a nombre del Titular de la CUED, se recibieron reconocimientos de la Universidad Virtual del Estado de Michoacán (UNIVIM) de México y de la Universidad del Salvador de Buenos Aires.. En ambas me fue concedido un Doctorado Honoris Causa (ver AQUÍ y AQUÍ)

Obviamente, ahí estuvo el apoyo decidido de mi Facultad de Educación y de manera muy especial, de mi Departamento de Teoría de la Educación y Pedagogía Social. Otros departamentos de la UNED ayudaron puntualmente a la CUED en diferentes momentos de su recorrido y, de forma muy especial lo hizo el Departamento de Ingeniería Eléctrica, Electrónica y de Control.

El impacto de esta Cátedra UNESCO empezó a ser importante, véase por ejemplo, en 2005. Si se hubiese seguido con aquel ritmo, hoy los resultados serían similares (que no lo son).

Y en tiempos de confinamiento (año 2000), tampoco paramos, tratando de orientar tanto desconcierto generado al saltar desde formatos presenciales a los remotos, en línea. Ver AQUÍ el esfuerzo desde el inicio del confinamiento y cierre de centros.

5. Para mejor entender los primeros 20 años de la CUED bajo mi liderazgo:

Más allá de todos los enlaces a los que hasta ahora haya podido acceder, a continuación dejo otros que llevan a momentos importantes de la CUED a lo largo de estos años. En la otra entrada volveremos al momento actual, el del relevo.

6. Otros sitios CUED

Con seguridad se me han quedado atrás acciones, personas, proyectos, etc. Fueron muchos años, mucha pasión, mucho desgaste…, pero también mucha, muchísima ilusión y satisfacción por tener la conciencia tranquila sobre el trabajo realizado.

Sinceramente, creo que en estas dos décadas de CUED se pusieron algo más que granitos de arena para el nacimiento y desarrollo de muchos proyectos de educación a distancia en América Latina.

Publico a continuación otra entrada en este blog, en la que expongo la intrahistoria del relevo al frente de la CUED. Creo que se han dado pasos definitivos para lograr, por fin, una consolidación de esta Cátedra UNESCO, al margen de las personas. Les invito a leer esa segunda entrada y a ver el vídeo del acto. Y si desean hacer algún comentario, les agradeceré que sea AQUÍ.

Lorenzo García Aretio
Presidente de honor de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED)

Citar así esta entrada:
García Aretio, L. (11/02/2021). Mi relevo al frente de la CUED (I de III). Muchos logros y algunas dificultades. Dos décadas de la CUED. Contextos universitarios mediados. (ISSN: 2340-552X). Recuperado de https://aretio.hypotheses.org/5414.

García Aretio

Catedrático Emérito de la UNED. Director/Editor de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia. Presidente de Honor - Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED).

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInYouTube


1 comentario en “Mi relevo al frente de la CUED (I de III). Muchos logros y algunas dificultades. Dos décadas de la CUED

  1. JOSÉ CARDONA ANDÚJAR

    Extraordinaria labor, apreciado Lorenzo, la realizada por ti en la Cátedra. Nunca la olvidaré, ya que mi trayectoria como estudiante universitario primero, y como profesional de docencia e investigación en la UNED ha sido posible gracias a ese modelo educativo por el que tanto, y tan bien, has trabajado.
    Un abrazo
    José Cardona Andújar

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.