Lamentable, mi Ministro de Universidades, Sr. Castells (carta abierta)

Querido Ministro de Universidades de España, D. Manuel Castells:

Le tuve hasta hoy gran aprecio y respeto por su trayectoria y relevantes publicaciones, y también por su mesura en algunas de las entrevistas que tuve ocasión de leer o escucharle. Hasta hoy que llegó a mí este vídeo.

En el mismo, suelta perlas como éstas:

(Ministro)…La universidad seguirá siendo presencial por razones pedagógicas fundamentales…

Ministro, creíamos que en España esas posturas ya se habían superado, y más por parte de una persona tan de la «sociedad red» como usted. Realmente, ¿conoce bien lo que dice la pedagogía moderna respecto a un aprendizaje digital?, ¿tan convencido está de que siempre lo presencial tiene más calidad que lo «a distancia»? Ver.

(Ministro)…lo que sí es cierto es que la enseñanza online, como ha mostrado la UOC desde hace 25 años puede tener mucha calidad…

Vaya, ¡menos mal! que vino la UOC para mostrar la calidad. Mire, señor Ministro, tengo muy buenos amigos en la UOC y aprecio muchísimo los desarrollos innovadores de esa universidad, a la que siempre la consideré como «hermana», tanto en los logros como en los posibles errores o fracasos compartidos.

Querido Ministro, pronto hará 50 años que la UNED, mientras no se demuestre lo contrario, ha venido mostrando esa «mucha calidad» en sus estudios (tanto reglados como no reglados), calidad en sus «productos» (graduados, licenciados, doctorados…), calidad de los diplomados (enseñanza abierta, desarrollo profesional, formación de profesores…), calidad cultural y académica de impacto en su entorno (Centros Asociados), calidad de sus cuadros docentes, tanto de la Sede Central como de los Centros Asociados. E inmensa calidad de sus estudiantes actuales y anteriores.

¿En qué lugar deja a tantos egresados de esta Universidad que hoy ocupan altos puestos de responsabilidad en la sociedad española?, ¿dónde se ha demostrado que un graduado de la universidad presencial tiene más calidad que otro de la UNED? Lamentable, señor Ministro, sencillamente, lamentable.

(Ministro) …no hay problema de calidad, condición de que se controle y que se evalúe.

¿En qué quedamos, Señor Ministro, en qué quedamos?, ¿por qué no se dedican ustedes desde su ministerio, desde sus anecas a controlar objetivamente la calidad? La calidad de los resultados, de la consecución o no de las competencias del correspondiente perfil profesional por parte de sus egresados. Desde la UNED siempre lo hemos deseado, ¡valoración objetiva de logros de competencias, de saberes, de objetivos académicos, etc.! Control, todo el que sea necesario, pero nunca afirmaciones gratuitas y poco rigurosas, y menos de un responsable del nivel que ostenta usted.

Siempre lo he dicho, tanto me da que se imparta una enseñanza presencial o a distancia. Sin embargo, sí me da que se imparta una enseñanza de poca o mucha calidad sea en una modalidad o en otra.

Y no entro ahora a analizar lo que sería el coste de mantenimiento de unas universidades y otras, la financiación por estudiante, etc.

(Ministro)…vamos a un modelo en que sea algo mixto de presencial y online.

O sea, que lo online, vale, ¿pero sólo un poquito, un ratito? Una universidad como la UNED que imparte enseñanzas a distancia desde 1972, pero apoyada en docencia presencial desde los Centros Asociados, realizando las prácticas profesionales presenciales en aquellas carreras que lo exigen y desarrollando desde su creación un acreditado sistema de pruebas presenciales de exámenes, ¿podrá valorarse este sistema  con medio siglo de vida a punto de cumplir con un mínimo de calidad?

(Ministro) Hoy la mayor parte del tiempo de los profesores y de los estudiantes en las universidades ya se pasa por correo electrónico y por relaciones a través de Internet. La mayor parte del tiempo.

Lo mismo es que profesores y estudiantes piensan que aquello que puede transmitirse a través de la red, ¿para qué hacerlo presencialmente? O sea, que la distancia tampoco es tan despreciable, ¿no?, ¿o les prohibimos lo digital?

(Ministro) Lo que pasa es que ahora hay que integrarlo en los sistemas de enseñanza y ser capaces de pasar relativamente fácil al online, volver a lo presencial, pero insistiendo que lo presencial sigue siendo absolutamente prioritario en muchísimas enseñanzas, por ejemplo las ingenierías y es lo que hay que mantener.

Dice «ser capaces de pasar relativamente fácil al online» ¿Apostamos por ello, o no?. Insiste, «lo presencial sigue siendo absolutamente prioritario» Pues cerremos las universidades y los programas en línea de tantas universidades, o frenemos su expansión, ¡qué pena, querido Ministro!, ¡mi soñado mejor Ministro de Universidades!

Con tristeza, le diré a nuestro ingenieros formados en la UNED desde 1973: «Lo siento, queridos ingenieros. Me consta que habéis mostrado calidad profesional en vuestros sectores laborales y que la sociedad ha valorado altamente vuestra preparación. Lo mismo diría a nuestros físicos y químicos. Mirad lo que ha dicho nuestro Ministro».

Es decir, que según quien manda en las universidades españolas (el Ministro), la enseñanza presencial «sigue siendo absolutamente prioritaria» en las ingenierías. Me resulta increíble que un autor que ha hecho sesudas reflexiones de presente y de futuro respecto a la sociedad red, se frene de manera tan brusca ante una realidad que es imparable y que nuestra Universidad, como otras a distancia de todo el mundo, van por delante.

(Ministro)…(tras el confinamiento) yo creo que el sistema universitario ha respondido muy bien. Y, sobre todo, tanto los profesores como los estudiantes han hecho un esfuerzo increíble, extraordinario… pero, en su conjunto, y en la UPV en particular ha sido una experiencia muy positiva.

Ministro, ¿por qué el afán de destacar sólo a dos universidades en su jugosa entrevista?, a la UOC de Cataluña y a la UPV del País Vasco (excelentes universidades ambas, sin duda). Un responsable político ¿no debería ser más prudente a la hora de realizar este tipo de declaraciones?, ¿sinceramente cree que en ese «en particular» no cabrían más universidades españolas?

Termino como empecé, me han dolido sus declaraciones, sobre todo porque si pensé algo sobre usted, era respecto a una defensa de las posibilidades de la educación a distancia digital. Siempre he defendido la coexistencia de los dos modelos, creo que son complementarios. Y si se habla de calidad, hablemos de los egresados y de su nivel profesional. Y cuando ponga ejemplos de universidades modelo, antes estúdiese la historia  y los resultados de otras diferentes, tan buenas como las destacadas por usted, sean presenciales o a distancia.

Me apena que le escriba estas líneas un catedrático emérito de la UNED, la universidad del Ministerio (junto a la Menéndez Pelayo). Las otras dependen de sus respectivas comunidades autónomas, también la UOC y la UPV. Cuando le nombraron Ministro tuve una gran satisfacción. Me dije, éste, de verdad, será el Ministro de la UNED. Quizás me lleve una sorpresa y lo llegue a ser, pero con declaraciones como éstas…

Por si acaso pudiera interesarle, que creo que no, ahí van tres recientes entradas a mi blog que he escrito dentro de la serie que vengo publicando respecto al «COVID-19 y la educación a distancia». Las tres entradas referidas, son éstas:

Querido Ministro, quisiera poder rectificar mis impresiones ante esas desafortunadas declaraciones, nada me alegraría más.

Reciba un cordial saludo.

Lorenzo García Aretio – Catedrático Emérito de la UNED

García Aretio

Catedrático de Universidad. Profesor Emérito de la UNED. Titular de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED) de la UNED de España. Director de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle PlusYouTube


100 comentarios en “Lamentable, mi Ministro de Universidades, Sr. Castells (carta abierta)

  1. Beatriz Hernando

    Muchas gracias Lorenzo García Aretio por iniciar este movimiento en defensa de la UNED y gracias a todos los que estáis participando con vuestras opiniones y testimonios.
    Quiero unirme a vosotros en defensa de la calidad y de la necesidad para sus estudiantes de la continuación de la UNED.
    Como profesora tutora y como profesora de la sede central desde hace más de 30 años, he sido testigo en muchas ocasiones (en la UNED los números son siempre gigantes) de la oportunidad única que la UNED ha brindado a muchos estudiantes, no solo para mejorar en su trabajo, sino para satisfacer sus ansias de conocimiento. El ejemplo de estos últimos estudiantes es para mi un estímulo porque me contagian sus ganas de aprender más y su entusiasmo por la belleza de la disciplina que enseño, las matemáticas.
    Sobre la calidad de la UNED se pueden dar muchas pruebas, como algunos de vosotros habéis hecho y espero que otros muchos sigan haciendo hasta que haya una reacción oficial como esperamos. Se puede mencionar la gran cantidad de material multimedia que ya hemos acumulado, la increíble labor que realiza la valija virtual,….pero ahora quiero solo mencionar, como prueba de la calidad en la investigación, la incorporación en los últimos años de profesores con el perfil de Ramón y Cajal I3 que se han unido a los equipos de ya reconocido perfil investigador que tenemos.
    Siempre me ha dado pena que la UNED fuera la gran desconocida, pero ahora a la pena se une el miedo porque el Ministro Castel, que sin duda nos conoce, no nos reconoce.
    En este sentido me alegro mucho de ver que la Vicerrectora Primera de la UNED, Dª Esther Souto, se ha unido a este movimiento de defensa de la UNED. Espero que nuestro Rector actual así como el anterior, que es ahora Secretario de Estado de Educación, pongan en valor en el Ministerio de Educación las grandes virtudes de la UNED y nos defiendan como merecemos.
    Mientras tanto, animo a todos: estudiantes, personal de administración y profesores de todos los tipos a que se unan aportando sus testimonios y su conocimiento de esta gran universidad que es la UNED, para que no solo no se vea perjudicada sino que entre todos consigamos fortalecerla.
    Un saludo
    Beatriz Hernando
    PTU. Depto. Matemáticas Fundamentales

    Responder
  2. Miguel

    Querido amigo Lorenzo:

    La crítica que haces a las palabras del ahora ministro, pero siempre político, Manuel Castells es la mía.

    Mi silencio ahora es porque no tengo nada que añadir a lo que ya tenía dicho, y que puedes comprobar si lees mis escritos al respecto.

    Estas manifestaciones del Dr. Castells no son improvisadas, ni consecuencia de una situación nueva como es la del COVID19, son coherentes con su trayectoria desde al menos los años noventa del siglo pasado. La inspiración de su producción es una inspiración ideológica, nada que ver con el análisis científico de la realidad. Su método ha sido la exégesis bajo el prisma de la conveniencia política. Así lo fueron la interpretación que hizo en los libros de la Sociedad Red y posteriores de la Primavera Árabe, con la conceptualización de las redes como una nueva y superior forma de participación democrática, sin retracción ni crítica académica alguna ante las consecuencias de aquello que todos conocemos, más reciente ha sido la conceptualización de procesos de botización de movimientos separatistas en el procés de Cataluña a los que blanquea, saltándose todas las evidencias de ser acciones concertadas por grupos estratégicos, o simplemente ignorándolas, como formas superiores de participación ciudadana, etc. etc. etc.

    Ha habido un trabajo científico serio y riguroso de teóricos como Stehr, Hans – Dieter Evers, Solvay Gerke, Bell,.. del que doy abundantes referencias en mi libro https://www.amazon.es/Sociedad-Postindustrial-del-Conocimiento-paradigma/dp/1519221487 (1) con una literatura extensa sobre los cambios en la Sociedad Postindustrial del Conocimiento, una crítica y una denuncia de sistemas de ideas estructurados convenientemente en orden a unas tesis políticas, como son las del Sr. Castells. Todo esto se ha ignorado. Los académicos han aplicado aquel princiupio de «no nos vamos a hacer daño, ¿verdad doctor?»

    Pero ahora hemos llegado a este punto y nos damos cuenta. Además, sospechamos que la Academia se pone de perfil ante esto que afecta a la UNED como antes se puso en otras cosas.

    Por lo demás no veo qué puedo hacer más allá de manifestar algo que he hecho ya hace tiempo y de expresar mi solidaridad en los términos que dices.

    Un cordial saludo.

    (1) Un borrador hay en https://www.researchgate.net/publication/235671858_La_Sociedad_Postindustrial_del_Conocimiento_Un_enfoque_multidisciplinar_desde_la_perspectiva_de_los_nuevos_metodos_para_organizar_el_aprendizaje

    Y unos posts en RED de Hypotheses sobre grupos estratégicos en https://red.hypotheses.org/tag/teoria-de-los-grupos-estrategicos, de los cuales un grupo muy importante, casi paradigmático, es el que lidera George Soros.

    Pueden ver más en

    https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/07053436.1998.10715565?src=recsys

    —-
    Miguel Zapata-Ros, PhD in Computer Science
    Honorary Professor at the University of Murcia. Spain.
    orcid.org/0000-0003-4185-5024
    Investigador de la Web of Science ID L-3217-2013
    Editor of RED. Revista de Educación a Distancia.

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Muchas gracias, amigo Miguel, por tu mensaje.
      Gracias por la documentación a la que nos rediriges que, sin duda, nos abrirá otros espacios de reflexión.
      Creo que sobre esto sabes muy bien lo que dices y escribes.
      LGA

      Responder
  3. Carmen Clara Martínez de Tejada Gil

    Soy una alumna senior de Historia del Arte del Centro de Guadalajara. Hace muchos años, mas de cuarenta y cinco, estudie la carrera de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid en la modalidad presencial.

    Evidentemente, según lo indicado, no soy estudiante de Grado ní aspiro a ningún título. Acudo, junto con un grupo de personas mayores, senior, según la denominación de la Uned, por puro placer y para seguir aprendiendo, nunca es tarde para ello, y he decir que la categoría profesional de la enseñanza que se recibe, y hablo no solo de mí, si no de lo que manifiestan los estudiantes y de lo que conozco del cuadro de profesores del Centro de mi provincia, no se compadece, en absoluto, con el planteamiento de este «señor» que está ahora de Ministro.

    La Uned está consolidada a nivel nacional e internacional, tiene la suficiente historia y prestigio cómo para que se la venga a cuestionar a estas alturas y desde luego, sus docentes no son de inferior nivel que los de otros campus. Personas con mucho más conocimiento y criterio que quien esto escribe, ya han expresado su indignación y estas letras son, exclusivamente, para unirme y adherirme a ellos.

    Apañados estamos o , mejor dicho, están todos los alumnos y profesores que tienen que someterse al dictado de los arbitrarios planteamientos basados en no se qué pretendidas innovaciones y objetivos. Esperemos que este caballero que confunde el «progresismo» con ir en camiseta al Senado, reflexione y, en su caso, valore y reconozca un sistema que despuÉs de décadas ha servido para formar en todas las disciplinas y materias a miles de estudiantes.

    Responder
    1. Jose miguel montoya oliver

      Carmen: si te cuento el caos presencial que ha llevado a la quiebra de la ingeniería española, ni te lo creerías. Demasiada política.

      Miguel Montoya. Profesor titular de la Universidad Politécnica de Madrid

      Responder
  4. Fracisco Javier Díez

    Muchas gracias a Lorenzo y a los que habéis hecho aportaciones tan
    interesantes en este blog.

    Como ex-alumno de la UNED (en física y en psicología) y actual
    catedrático de inteligencia artificial en esta universidad, estoy más
    que indignado por las palabras del ministro. En principio sería una
    buena noticia el nombramiento de un investigador con tan buen
    currículum, que ha sido profesor en varias de las mejores universidades
    del mundo.

    El problema principal que yo veía –más que su edad, próxima
    a los 80 años– es que difícilmente va a hacer la reforma que tanto
    necesita la universidad española alguien que ha pasado casi toda su vida
    profesional en el extranjero y que de aquí sólo conoce la UOC, una
    universidad muy respetable pero atípica, por ser privada y «online»,
    cuando la gran mayoría de nuestros estudiantes están en la pública, que
    en su funcionamiento se parece muy poco a las universidades que conoce
    este señor. También está en la pública la mayor parte del profesorado
    universitario, el que realiza la mayor parte de la investigación
    académica, mientras que las universidades privadas «online» de España,
    que aquí están floreciendo como setas en otoño, apenas tienen
    profesorado a tiempo completo.

    Por desgracia, la actuación de este ministro está siendo mucho peor que
    lo que yo me temía. Que yo sepa, aparte de dar publicidad gratis a la
    UOC, no ha hecho nada. Lleva casi 4 meses en el cargo y no ha tenido ni
    tiempo ni ganas de saber qué es la UNED, la única universidad que
    depende de su Ministerio (aparte de la UIMP, que no imparte grados y es
    totalmente minoritaria en alumnos y profesorado). Por no hacer, ni
    siquiera se ha ocupado de que su Ministerio tenga una página web, a
    pesar de que él lleva toda su vida estudiando la importancia de
    internet. Al final va a resultar que la edad sí es un problema.

    Debería pedir que le informe su compañera Nadia Calviño (en mi opinión
    la mejor ministra de este gobierno, muy por encima de la media). Ella
    estudió Derecho en la UNED como segunda carrera y ha llegado a Ministra
    de Economía no por ser «amiga de», sino por su capacidad y su esfuerzo,
    como es habitual en los alumnos de esta universidad.

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Mi querido amigo Javier, ¿se puede dudar del testimonio de alguien que cursa dos carreras en la UNED y ahora es catedrático de esta Universidad?
      Tu testimonio es transparente.
      Muchas gracias, amigo.
      LGA

      Responder
  5. Damian de la Fuente Sánchez

    Estimado Lorenzo:

    Desde que me incorporé a la UNED (hace ya casi 33 años) sus estudios y publicaciones sobre la enseñanza a distancia han sido continua referencia para mejorar mis prestaciones como docente en esta modalidad de enseñanza. Ha costado mucho tiempo y esfuerzo vencer algunas opiniones de colegas universitarios de la modalidad presencial que prácticamente nos consideraban como una especie de academia a distancia.

    Y todo eso y más cosas que se han ido desarrollando en los casi 50 años de nuestra universidad para que ahora el ministro del ramo haga unas declaraciones muy desafortunadas de las que, por cierto, todavía no he oído que haya hecho alguna rectificación. En fin, ¡ qué mala pata tenemos con casi todos los ministros que supuestamente nos deberían de cuidar y mimar! ¿Por qué será?

    Saludos cordiales.

    Responder
  6. Dolores García del Amo

    ¡Qué dolor nos produce a todos los que amamos y creemos en la UNED la actitud del Ministro!

    Gracias Lorenzo por dar salida a la dignidad.

    Facultad de Ciencias
    UNED

    Responder
  7. Jorge Francisco Barragán López

    Apreciado Dr. García Aretio:

    Como muchos me considero un asiduo seguidor suyo y desde hace muchos años, primero cuando empecé a formarme en esto de la EaD y luego porque siguen siendo invaluables sus aportes.

    Primero lo seguí a través de las redes sociales y luego tuve la oportunidad de conocerlo y platicar brevemente con usted en Guadalajara, México, y constaté su inteligencia y amplia experiencia, además de su gran calidad humana.

    Por eso me sumo a la inquietud generalizada, por esto que está sucediendo en el proceso de avance y desarrollo de la EaD, pero en dirección contraria. Acá en México, por y perdón por decirlo así, pero estúpidas ideas retrógradas, se han echado abajo proyectos exitosos que se desarrollaron en la modalidad a distancia en la educación básica, en la media y en la superior, que de pronto se les dispersan o esfuman recursos.

    Comparto la rabia pero al mismo tiempo la impotencia, de como las «autoridades educativas», así entrecomillado porque son pasajeras, pero cuanto daño hacen en ese lapso de tiempo, porque ignoran estadísticas y datos duros de los resultados obtenidos en esta modalidad, algo similar al caso que nos comenta de la UNED en España, que evidentemente tendrá sus repercusiones y sus consecuencias en el corto y mediano plazo.

    Sólo me resta enviarle un cordial y fraterno saludo y mi apoyo en lo que pueda colaborar.

    Responder
  8. Xorge T Martines

    Estimado Dr. García Aretio:

    Soy un asiduo y seguidor desde hace muchos años de toda su trayectoria Dr. García Aretio y son indudables sus valiosos aportes a la modalidad de educación a distancia, soy mexicano y mucho le debo a lo que soy en mi desempeño profesionalmente como resultado de su generosidad por compartir su vasta experiencia y conocimientos en las redes sociales, por siempre como un inteligente promotor inagotable, y eso queda fuera de toda duda, por todo lo anterior me resulta muy preocupante su apreciación, porque algo está sucediendo en el proceso de avance y desarrollo de la educación a distancia, pero en dirección contraria…

    Algo parecido sucede en México, por ejemplo desde hace varios años proyectos exitosos que se desarrollan en la modalidad a distancia en la educación básica, de pronto se les dispersan o esfuman los recursos de apoyo o de plano se les desintegra a los grupos de trabajo, al grado de hacer desaparecer a los proyectos por falta de recursos, es el caso de la Telesecundaria aquí en México…

    Dan mucho coraje e impotencia el cómo las autoridades educativas superiores aquí en nuestro querido México, ignoran las estadísticas y dato duros de los resultados obtenidos en la modalidad a distancia, como es el caso de la UNED en España y se lleva de paso el Sr. Ministro a otras muchas Universidades españolas muy importantes que ofrecen esta modalidad educativa, yo supongo que esta postura del Sr. Ministro debe llevarse a otro nivel de análisis, a las redes universitarias que mantienen convenios de colaboración en el área educativa y de investigación, no se puede ignorar, es un asunto sistémico que sus repercusiones tendrá sus consecuencias en el corto y mediano plazo.

    Responder
  9. Ana Schmid

    Estimado Dr. García Aretio:

    Decido participar con mi comentario luego de haber leído no sólo su carta -excelente, mesurada por demás- sino también todas las intervenciones que me preceden. Con regocijo leí la participación de Jaime Rodríguez Alba y su espléndida iniciativa. Mi respeto a la Dra. Ángeles Sánchez-Elvira Paniagua, por su detallada participación.
    Dicho lo anterior, manifiesto mi asombro y preocupaciòn ante las manifestaciones del Ministro.

    Asombro porque lo conozco como un experto en redes sociales y he recurrido a sus videos para algunos de mis trabajos. Preocupación, porque temo que sus dichos deban inscribirse en cuestiones ideológicas que pretenden separar aguas, cerrar el progreso, estechar las miras… de eso conocemos bastante en Argentina, en donde las brechas se cavan un poco más todos los días con argumentos falaces.

    No hay que quedarse callados! Las voces sensatas deben hacerse oír sonoramente! Quienes pretenden descalificar a partir del ‘ninguneo’ deben encontrar el límite que pone la comunidad de la UNED a semejante atropello, y deben hacerlo con la contundencia necesaria para que no haya lugar posible a reincidencias.

    Felicitaciones, don Lorenzo. Su voz clara, fuerte y reconocida se está escuchando!!!

    Responder
  10. German García Galindo

    Doctor Lorenzo:

    En buenahora Ud., nuestro referente ha presentado la defensa de la educación a distancia y virtual, de probada calidad en todos los programas que hoy se ofrecen en el mundo. Los ministros suelen privilegiar la tradicional presencialidad, más por razones políticas que de otra índole; yo le preguntaría al Ministro: ¿qué opina de las estrategias que han implementado las universidades en tiempos de COVID19?.

    En Colombia la Universidad EAN viene desarrollando un modelo PAT (presencial asistida por la tecnología), con probado éxito garantizando la continuidad de los programas presenciales en pregrado y postgrado, en virtud de su experiencia en la educación a distancia y virtual, (en esta última tiene programas acreditados en alta calidad)

    Atento saludo desde Colombia

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Qué bien, Germán, que llegan voces del otro lado del Atlántico, con los mismos convencimientos y argumentos respaldados por la literatura científica.
      Muchas gracias.
      LGA

      Responder
  11. Maria Dolores Castrillo

    Querido Lorenzo:

    Poco que añadir más que mostrarte mi total acuerdo y darte las gracias por tu entrada tan rotunda, clara y didáctica a la vez (como no podía ser menos).
    Como se viene demostrando en toda la literatura científica de estas últimas décadas, todas las disciplinas son susceptibles de enseñarse/aprenderse a distancia con calidad. Y nuestros estudiantes de la UNED son clara muestra de ello.

    Gracias de nuevo y un abrazo,
    Mariló

    Responder
  12. Esther Souto

    Querido Lorenzo,
    Estoy totalmente de acuerdo con tu acertada defensa de la UNED. Muchas gracias
    Un abrazo

    Responder
  13. Andrés Esteban Barros

    Buenos días. Quisiera realizar un comentario personal de lo que supone el artículo referenciado para mí, maestro de primera enseñanza.

    No importa que pudiera parecer poca cosa esta aportación a las altas instancias. Me vale a mí, y con toda seguridad a los miles de sus egresados que contribuyen con su capital humano al desarrollo de nuestra sociedad.

    Estimado profesor García Aretio, la universidad, a la que ha dedicado su vida, ha dado sobradas garantías a la sociedad de que la formación en contextos virtuales y semipresenciales es vital y necesaria para su desarrollo ético, social y económico.

    Son desafortunadas las palabras del señor ministro y más ahora con la situación económica que se nos viene encima.

    Desacreditar al modelo virtual omitiendo sus potencialidades, y, además, dudar de su eficacia permitiendo solamente el sembrado en campos presenciales desviando políticas de apoyo a estos sistemas de formación requiere, en primer lugar, cierta escasez de análisis crítico que debería observar el máximo representante de las universidades españolas.

    Choca por la simpleza del enunciado, Señor ministro. Preferiria entender que ha sido un lapsus, pero, si no lo fuera, le preguntaría al señor ministro si ha pensado en realizar aportaciones que ayuden. Por ejemplo, en cómo va potenciar que los miles de parados que va a dejar este momento histórico puedan proseguir una formación, su formación, de calidad contrastada a precios que les permitan seguir comiendo. .Sencillamente, no podrán.

    A nadie se le escapa que dejarles fuera ocasionará una pérdida de oportunidades para renovar el mercado laboral de trabajadores cualificados, ya sea por reemplazo natural, ya sea por innovación técnica.

    Abaratar costes estuvo nunca estuvo reñido con la calidad. Las Universidades a Distancia forman un rio cuyo cauce se ha horadado con mucho esfuerzo. En sus orillas disfrutamos de frutos de tantas especies como los que usted, señor ministro, admira de otros invernaderos. Piense que los trasvases requieren consenso, pero que el agua no debe faltar.

    Responder
  14. MªDOLORES JACHÁN GARCÍA

    Mi querido Lorenzo
    Después de leer las «perlas» que el Ministro de Universidades (digo bien, Ministro de Universidades, en plural, de todas las Universidades de España, incluidas las de educación a distancia; todas ellas), dedica a la educación a distancia, a la cual parezca que conozca de «oídas», porque sus declaraciones demuestran una falta de conocimiento profundo sobre ellas, a la par de una parcialidad y estrechez de miras muy poco rigurosa para el cargo que ostenta.

    Todos mis estudios superiores, han sido cursado a distancia; la Diplomatura en Educación Social y la Licenciatura en Pedagogía en la UNED, y el Máster de Dificultades de Aprendizaje y Trastornos del Lenguaje en la UOC; y es desde esta experiencia desde la que puedo valorar la calidad de este tipo de enseñanza, que en mi caso era la única posible; sin educación a distancia nunca hubiera podido cursar estudios superiores trabajando 40 horas a la semana. No voy a entrar a valorar, el modelo de una y otra Universidad, aunque definitivamente la UNED es la que escogería para seguir estudiando. Lo que sí puedo afirmar es que los estudiantes de la UNED salen mucho mejor preparados que los que cualquier Universidad presencial, ya que la exigencia de la UNED, su rigor y su búsqueda de la excelencia son incomparables.

    Cuando llegó el confinamiento y vi que todas las Universidades buscaban la forma y estrategia de adaptar sus estudios al formato virtual, tuve grandes expectativas de que este para ellos «experimento» les mostrase el camino hacia una nueva forma de enseñar, que les llevase a la nueva era del conocimiento que se va imponiendo y que la sociedad va a demandar más pronto que tarde. Y si es cierto que la educación a distancia debe seguir reestructurándose para empatizar con el alumno, para ofrecer un sentido de pertenencia y para adaptarse a los cambios venideros, no lo es menos que en ningún caso, estos profesionales salgan menos preparados que en la educación presencial; quien diciendo lo contrario habla tan gratuitamente así demuestra, una falta de conocimiento profunda sobre lo que es la educación mediada y a distancia. Lamentablemente el Ministro Castells no me representa.

    Gracias Lorenzo por seguir siempre en la brecha.

    Responder
    1. Alicia

      Querido Lorenzo,
      gracias por abrir este debate tan necesario. En mi opinión el hecho de que la pareja del señor ministro sea, o haya sido, la directora de Relaciones Internacionales de la UOC ha colocado a Manuel Castells en un evidente conflicto de intereses, y , lamentablemente, por lo que se desprende de sus declaraciones, ello le dificulta cumplir con lo que se espera de su cargo. Prefiere publicitar la universidad de su señora que acordarse de la universidad pública , nacional y vinculada a su ministerio

      Responder
  15. A. Maciá

    Querido Lorenzo,
    En primer lugar, gracias por tu pronta y acertada respuesta a estas declaraciones del Ministro.

    No suelo manifestarme en foros pero estas declaraciones son demasiado indignantes.

    Nuestra Universidad ha sufrido, a lo largo de su historia, la incomprensión de bastantes gabinetes ministeriales pero, que yo recuerde, nunca del Ministro que debería velar por nosotros. Y esto agravado por haberlo hecho público en una entrevista televisiva y difundido en sus redes sociales.

    Un «gran pensador» como el Sr. Castells debería pensar más antes de hablar y documentarse sobre las competencias del Ministerio que ¿dirige?. Es lo menos que se puede exigir a un cargo público.

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Y mis queridos amigos, esas palabras no son de cualquiera. Las escribe quien fue Rectora de la UNED, sabe lo que dice al respecto y cuenta con una alta cualificación académica.
      Muchas gracias, Araceli.
      LGA

      Responder
  16. Antoine

    La evaluación en línea sin garantías relativas a la identidad de quien hace la prueba y de la honestidad en la realización de la misma es un fraude. Si la universidad lo sabe y mira para otro lado, como está ocurriendo en la convocatoria de junio de 2020, es un fraude consentido.

    Los títulos de la UNED valen algo, en términos relativos, por su sistema de exámenes, serio y funcionamiento riguroso. Por nada más. Cuando eso desaparezca la UNED desaparecerá también.

    Por otro lado, el modelo de universidades como la UOC, no se puede aplicar en la UNED por dos motivos: el número de alumnos y el profesorado funcionario.

    Hay otras consideraciones. Una persona adulta y formada que se enfrenta a unos estudios universitarios serios no necesitan «evaluación continua» durante un mísero cuatrimestre, como si fueran niños pequeños.

    Responder
  17. Rafael Pastor

    Poco puedo aportar a lo que se ha dicho ya, pero si quería agradecer a Lorenzo la sabiduría de sus palabras y la serenidad de las mismas, sin entrar en lo que seria tan natural, como la descalificación (moral o profesional, pueden elegir la que deseen).

    Cuando vi el programa de la televisión vasca, la verdad es que intente contextualizarlo en el marco de la propia entrevista para no sacar conclusiones precipitadas, así que lo volví a visualizar una vez más calmado y pasada la tormenta inicial. Otras veces me suele ocurrir que entiendo el porque del sesgo de las declaraciones, pero por más que lo intento justificar, no me sale dicha justificación. En la UOC y la UPV hay grandes profesionales con los que trabajo y me siento orgulloso de ello, como espero que también ellos/as se sientan también orgullosos de mi colaboración.

    Dicho esto, el ministro de universidades solo tiene competencias sobre las universidades de carácter estatal, y debería ser más cuidadoso con las declaraciones que hace. Como no es la primera vez que estamos en el olvido, creo que esto se repetirá de manera continuada y eso es lo que me asusta, la no influencia que tiene la UNED en el panorama y como año tras año el apoyo por parte del estado va menguando. Creo recordar que hay un secretario de estado, ex-rector de la UNED, que debería comentar estas declaraciones con el minisitro de universidades. Quizás parece que es lo único que pueda hacernos estar cerca de obtener alguna rectificación o declaración «cariñosa».

    De todo esto, lo que mas me apena es que se devalúa a nuestros estudiantes, cuando en su gran mayoría son profesionales en ámbitos diversos de la sociedad y además hacen un esfuerzo enorme para estudiar con nosotros. El mismo esfuerzo que debemos aplicar en su aprendizaje, ayudándoles a mejorar. Me gustaría que hubiese más estudiantes involucrados en este tema, porque creo que son la base de la «presencia» de la UNED como universidad. Lo mismo a los casi 150,000 si los hace caso, porque me da que a los/las profesores que estamos exponiendo el tema aquí, poco caso se nos hará. Ojalá me equivoque…

    Rafael Pastor

    Responder
  18. Antonio F. Costa

    Querido profesor y compañero García Aretio:

    Como profesor de Matemáticas de la Facultad de Ciencias de la UNED llevo todo este fin de semana ocupándome de tareas relacionadas con la evaluación de mis estudiantes, en colaboración con otros compañeros y sólo hoy he tenido noticias de estas declaraciones tan desafortunadas del ministro. Es extraño que alguien que se mueva en el contexto universitario español no valore y reconozca la labor de la UNED y las posibilidades de la educación a distancia de calidad. Pero la extrañeza se transforma en estupor y preocupación dada la importancia del conocimiento para la toma de decisiones en el puesto de Ministro de Educación. Te agradezco la iniciativa de dirigir esta carta abierta y te ofrezco todo mi apoyo.

    El día 12 de mayo se celebra el día de la mujer en matemáticas, y me gustaría homenajear a todas las matemáticas que se han formado en la UNED y que hoy en día prestan su servicio en todos los ámbitos de la sociedad. La comunidad matemática internacional lo celebra con una película sobre la vida de Maryam Mirzakhani, la primera matemática que fue galardonada con la medalla Fields. En algunos de sus artículos citaba a un matemático que también es uno de los autores de uno de los textos base, escrito especialmente para la UNED, de nuestras asignaturas del grado de matemáticas. Sirva este ejemplo como muestra de la calidad de nuestra universidad que no merece este trato despectivo.

    Responder
  19. Ana I. Segovia San Juan

    Muchas gracias, estimado Profesor García Aretio, por escribir esta carta abierta a «nuestro» Ministro de Universidades. Gracias por dar voz a todos los que formamos la comunidad universitaria UNED, con el orgullo de saber que trabajamos en una Universidad con una calidad más que demostrada en sus casi 50 años de historia.

    En estos momentos tan complicados, las palabras del Sr. Ministro han dolido de forma especial.

    Espero que se nos escuche, y voces como la tuya ayudan, y mucho.
    Gracias de nuevo.

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Ana, voces como la mía y la de tantos indignados por esas palabras de «nuestro» Ministro. Tu experiencia de gestión en la UNED dan más fuerza a tus palabras.
      Muchas gracias.
      LGA

      Responder
  20. Alberto A. Álvarez López

    Estimado Prof. García Aretio, querido Lorenzo:

    Pocos conocen como tú lo que es la UNED y lo que significa y ha significado para tantos estudiantes durante estos casi cincuenta años. Son muchos los que han pasado por nuestra casa y han puesto de manifiesto su valía en variados ámbitos, impregnando su día a día con nuestro sello, que incluye rigor, dedicación y esfuerzo.

    ¡Muchas gracias por tus palabras!

    Te mando un agradecido y emocionado abrazo.

    Alberto A. Álvarez López
    Facultad de CC. Económicas y Empresariales de la UNED

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Me da mucha alegría que estén escribiendo comentarios en esta entrada, estudiantes, docentes y responsables académicos. En este caso, amigo Alberto, tú eres uno de estos últimos. Si fue un exdecano de nuestra Facultad de Económicas el que escribió ayer (Rafael Castejón), hoy lo haces tú, actual decano de esta magnífica Facultad. Gracias por tu compromiso con la UNED y gracias por animar este debate.
      Un abrazo.
      LGA

      Responder
  21. Iñaki Murua

    Estimado Lorenzo,
    como licenciado en C. de la Educación y doctor por la UNED (sí, es posible, Sr. Ministro) agradezco y apoyo tus palabras. Un auténtico despropósito de Manuel Castells.

    Responder
  22. José Ignacio Pedrero Moya

    Querido Lorenzo:

    Abusando de la amistad que nos une desde hace tantos años, me voy a permitir no sé si decir matizar o completar tu carta, de la que, si bien comparto al 100% su contenido, su elegancia en la forma me resulta excesivamente caballerosa para lo que la situación merece.

    Porque yo me pregunto: ¿Cómo es posible que el mal llamado Ministro de Universidades, (mucho más correcto sería llamarlo Ministro de Universidad: la UNED), menciona la enseñanza a distancia… y pone como ejemplo a la UOC? ¿Será que el ministro, “nuestro” ministro, no conoce la UNED? Triste posibilidad: todo el mundo en España conoce la UNED ¿Será, entonces, que nos ningunea, nos desprecia… o nos envidia? Será lo que sea; pero es realmente mala suerte que el futuro de la UNED dependa de un ministro que o no nos conoce, o nos desprecia, o nos ignora. Muy mala suerte.

    Pero más doloroso todavía, si cabe, ha sido para mí que el ministro, “nuestro” ministro, ponga como ejemplo de estudios que no es posible hacer a distancia los de Ingeniería. ¿Es que no se ha enterado de que la UNED tiene dos Escuelas de Ingeniería? ¿Es posible? Pues señor ministro, entérese: las tiene. Y de una de ellas, la de Ingenieros Industriales, he tenido el honor de desempeñar el cargo de director durante ocho años. Y por eso, yo mejor que nadie sé que una ingeniería a distancia es, sin duda, un reto. Un reto colosal. Pero un reto que la UNED, su Universidad, ha superado. Y lo ha superado con nota. Y es lamentable que usted no lo sepa.

    Y doy por hecho que tampoco sabrá que la ETSI Industriales de la UNED es reconocida y apreciada por las restantes Escuelas de Ingeniería de España, con cuyos directores compartí la época de los cambios de Bolonia. Y por los Colegios Profesionales, o la Asociación de Colegios, que felicitó públicamente a la UNED por los nuevos planes que había elaborado. También le puedo dar nombres de titulados nuestros que ocupan puestos relevantes en empresas e instituciones. Incluso el de alumnos nuestros, de esta Escuela de Ingenieros Industriales, que superaron el tenure de Full Professor, y ahora dirigen Institutos de Investigación de Universidades norteamericanas. Sí, alumnos de esta Escuela de Ingenieros Industriales de la UNED.

    No estaría mal que este ministro, “nuestro” ministro, se documentara, se convenciera, y rectificara públicamente. Y luego, defendiera y protegiera a la UNED, como es su obligación. Pero como doy por hecho que eso no va a suceder, propongo una solución alternativa: que este señor se vaya a su casa, que su Ministerio de Universidad(es) se vaya a paseo, que se vayan igualmente a paseo la Comisión de Coordinación (puesto que una vez desaparecido el ministerio seguiría sin tener nada que coordinar) y demás organismos anejos; y que finalmente con todos esos recursos se resuelvan los problemas presupuestarios de la UNED, que ya nos arreglamos nosotros solos, sin ministerio que nos “proteja”. Es mi propuesta.

    Un fuerte abrazo,
    José Ignacio Pedrero
    Catedrático de Ingeniería Mecánica
    Exdirector de la ETS Ingenieros Industriales de la UNED

    Responder
  23. Domingo José Gallego Gil

    Explicar, aclarar y responder con rapidez y con precisión cuando el ministro de universidades emite declaraciones impropias de su cargo y de su “aparente” trayectoria intelectual, ha sido una acción responsable y eficaz.

    Las oportunas y adecuadas palabras de Lorenzo García Aretio han desencadenado una importante serie de comentarios que completan y enriquecen su carta. Profesores y alumnos, actuales y antiguos, desde 48 años de historia de la UNED, han expresado su desencanto y su crítica a las palabras del ministro.

    Como profesores jubilados de la UNED compartimos plenamente las ideas y el sentimiento, “ex abundantia cordis os loquitur”, y nos unimos a la reivindicación y exigencia de que desde el ministerio se reconozcan y tengan en cuenta tantas y tan acertadas sugerencias que se le ofrecen. Domingo J. Gallego y Catalina M. Alonso.

    Responder
  24. María del Mar Espinosa

    No es por tratar de empeorar las cosas pero no es la primera vez que el ministro hace este tipo de declaraciones. En un artículo aparecido en El País el 21 de febrero ya se dicen cosas como:

    Castells pretende «estimular la acción de instituciones universitarias en la llamada España vaciada” y eso supone que los universitarios estudien allí la carrera y hagan prácticas en esos territorios. Se quiere así «frenar la despoblación y rejuvenecer la composición sociodemográfica» en esos lugares, de forma que sus jóvenes no se vayan a las grandes ciudades a la universidad y que también se trasladen allí alumnos de otras partes de España.

    Como si la UNED no tuviese ya presencia en prácticamente todas las provincias. Algunos Centros Asociados incluso tienen aulas repartidas por la provincia.

    No es la primera vez que el ministro destaca a alguien sobre el resto. Como muestra otro botón de ese mismo artículo:

    «La UNED tiene mucha capacidad. De los centros establecidos me han dicho que hay uno muy bueno en Teruel. Voy a hacer una estrategia de reactivación de la España vaciada y lo vamos a presentar allí», ha anunciado Castells. «Pero no porque votó sí [en referencia al diputado de Teruel Existe en la investidura de Pedro Sánchez], sino porque es un símbolo en el que mucha gente se reconoció. Pero podía ser León o Soria».

    Habrá que decirle al ministro que la UNED no tiene Centro Asociado en León aunque sí hay cinco aulas que dependen del Centro de Ponferrada.

    Otro ejemplo más del conocimiento del ministro sobre su ministerio:

    Castells quiere también utilizar para este fin los centros de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, el único campus que depende del ministerio. La UIMP tiene sucursales en A Coruña, Cuenca o Pirineos, entre otros y Universidades puede disponer de ellos.

    Sigue hablando de un programa muy bueno desarrollado por las Tierras Altas de Escocia para terminar alabando el buen hacer de la Universidad de Zaragoza:

    Un programa de la Universidad de Zaragoza permite ya a los estudiantes formarse en municipios de la provincia de menos de 3.000 habitantes.

    No sé si el Centro de Calatayud se habrá visto reflejado en este comentario pero me parece que ellos también tendrían cosas que decir al respecto.

    En resumen, estas declaraciones se publicaron el pasado 21 de febrero en El País y no he leído u oído que el Rector de la UNED haya salido al paso para pedir una explicación o rectificación.

    Desconozco cuál fue el resultado de la reunión que mantuvieron el Ministro de Universidades y el Equipo de Gobierno de la UNED del que amablemente nos informó María José Contreras Alcalde pero parece que ese breve texto (máximo 5 líneas) que enviaron al ministerio para preparar el encuentro no fueron capaces de interesar al Sr. Ministro.

    Creo haber reflejado fielmente lo que se dice en el artículo «El ministro de Universidades pretende repoblar con estudiantes la España vaciada. Manuel Castells anuncia en el Congreso el objetivo de frenar la despoblación y rejuvenecer las zonas rurales facilitando que los universitarios estudien y hagan prácticas allí»

    https://elpais.com/sociedad/2020/02/21/actualidad/1582283148_832986.html

    Si no es así, pido humildemente disculpas a quien se haya sentido ofendido.

    Un saludo

    Responder
  25. Rafael Castejón

    Solo pensando que es broma
    se puede escuchar y ver
    la entrevista del ministro
    que es catalán, es Castell
    Ministro de Universidades
    donde se integra la UNED
    que lleva cincuenta años
    jugando ese gran papel
    de la enseñanza a distancia
    con rigor y gran nivel.
    Ahora le presta su ayuda,
    su consejo y su saber,
    a todas las que requieren
    nuevas maneras de hacer
    que pese a estar «confinados»
    nunca dejen de aprender
    y afrontar asi el futuro
    que será duro esta vez.

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Esta es la genialidad de uno de los ilustres de la UNED, Rafael Castejón, dos veces Decano de la Facultad de Económicas de esta Universidad.
      Simpatía y acierto.
      Gracias, Rafa.
      LGA

      Responder
  26. Teresa Garín

    Querido Lorenzo

    Lo primero, quiero agradecerte tu rápida y certera respuesta ante unas palabras del Ministro altamente inadecuadas. Desconozco si el no mencionar a la UNED en su intervención fue algo premeditado (sería tremendo) o si, simplemente, se le olvidó (lo cual sería casi peor).

    Sin embargo, parece que si nos tiene en cuenta para repoblar la «España Vaciada». ¿Será este un indicador del valor que le asigna a la UNED?
    Además, el Sr. Ministro de Universidades se olvida de la única universidad pública a distancia. Porque no nos olvidemos que la UOC es privada (y muy cara, por cierto).

    Un abrazo

    Responder
  27. JC Antoranz

    Olvidarse el Prof. Castell, como Ministro de Universidades, de la UNED en el tuit del pasado 1 de mayo podría ser un despite o un menosprecio hacia nuestra institución. Decía hace unos días Felipe González: «El error en política es perdonable. Lo que no es perdonable es la estupidez». Soy de la UNED y no es perdonable.

    Responder
      1. José Carlos Antoranz

        En este caso no soy decano. Escribo como trabajador de la UNED con más de 42 años de experiencia. Me hiere el desprecio, por eso he incluido un comentario en el foro de profesores de la UNED con el siguiente texto:
        ¡Hay que dejar el camino libre a los jóvenes!

        La edad siempre ha sido un valor añadido por la experiencia de los años. Pero la edad tampoco perdona, se pierde fuerza, vitalidad y sobre todo visión de futuro. Está bien estar al pie del cañón hasta que el cuerpo aguante, pero ¿aguantará el sentido común o nos importará poco lo que digan de nosotros para cumplir un fin político o ilusión fallida que no sufriremos?

        Hay que dejar paso a la gente más joven en las tareas de dirigir un país, una universidad, una comunidad de vecinos. Ser Ministro con 78 años es impensable dentro de un marco de sentido común. Por favor, dejen a gente joven pensar por Vds. y trabajar para Vds. Escriban libros, den charlas, paseen, pero no hagan más política de barrido. Muchos hemos leído a Maquiavelo cuando decía «Los príncipes deben ejecutar a través de otros las medidas que puedan acarrearles odio, y ejecutar por sí mismos aquellas que les reportan el favor de los súbditos». Conocemos la historia, por favor, escriba libros.

        Responder
        1. Carmen

          En efecto, Juan Carlos. Hay que saber alejarse dejando sitio para los jóvenes formados (probablemente algunos por el mismo que es ahora Ministro). ¿Pero por qué ningún joven/alumno lo dice públicamente?¿Por qué no se expresan ni siquiera aquí?.

          Gracias a Lorenzo García por compartir la noticia. Como profesora de la UNED, las declaraciones del Ministro ignorando a esta Universidad me entristecen. Veo que también a muchos compañeros. Me gustaría ver más a la UNED en los medios, que nuestro gabinete de prensa y los cargos académicos se ocuparan de dar a conocer nuestra labor, ya que las autoridades la desconocen.

          Responder
      2. Soldad Ballesteros

        Me he quedado sin palabras al escuchar el video del ministro. ¿La UNED no figura en su ideario cuando es la más antigua a distancia-presencial con sus profesores de la Sede Central, sus CCAA y sus tutores? LA UNICA QUE DEPENDE DE SU MINISTERIO¡ INCREIBLE.¡¡¡ Ingeniería no se puede impartir a distancia ¿Entonces que ha estado haciendo la Escuela de Ingenieros Industriales de la UNED durante todos estos años?

        ¿Por qué menciana la UOC, autonómica y mucho más joven?¿Por qué menciona la UPV? ambas autonómicas ¡que casualidad¡

        Todavía no se ha enterado que la UNED es la única universidad que depende de su Ministerio. La respuesta de Lorenzo García Aretio en su block me parece magnífica.

        Responder
  28. Pilar Fernández Uriel

    Escuchar las palabras de ministro de Universidades me ha producido una sensación de dolor, asombro e indignación al no citar ni tener en cuenta para nada la UNED, precisamente la Universidad nacional, que se ha superado en un método de docencia y profesionalidad que están imitando el resto de las Universidades. Es un “olvido” que no se puede permitir como ministro y como profesor universitario. Espero que rectifique lo antes posible.
    Las respuestas, iniciadas por Lorenzo Garcia Aretio, han sido magnificas, de profesores y de alumnos. Gracias a todos.

    Siempre me he sentido orgullosa de pertenecer a la UNED, y como emérita jubilada, lo mantengo.

    Pilar Fernández Uriel

    Responder
  29. José M. Labeaga

    Gracias Querido Lorenzo.

    ¡Qué lástima sufrir estas decepciones de alguien en quién tenías tantas esperanzas! Por todas las veces que te he escuchado (visto, leído), deduzco que en estos momentos tan extraños y duros que estamos viviendo debes estar experimentando unas cuantas decepciones (externas como la del Sr. Ministro y, seguramente, otros responsables del Ministerio) e internas …

    Espero que continúes tan activo como siempre dando tus opiniones informadas, concienzudas y acertadas.

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Querido José María.
      Leer ese comentario de una persona como tú, me anima a seguir haciendo lo que llevo haciendo desde hace décadas.
      Entre todos tenemos que deshacer este entuerto.
      Muchas gracias.
      LGA

      Responder
  30. Margarita González Peiteado

    Quizás uno de los mayores errores humanos es hablar desde el desconocimiento.

    Desde sus orígenes, la impronta de nuestra Universidad fue hacer llegar la Educación Superior a zonas en las que no hubiera sido posible estudiar. Yo como exalumna de Ciencias de la Educación (1995-2000) me he beneficiado de ello. He tenido la enorme fortuna de contar con profesores de una calidad excepcional, entre ellos García Aretio. De todos y cada uno de ellos me he llevado lo mejor a nivel personal y profesional.

    Desde hace varios años soy profesora-tutora del Centro Asociado de Pontevedra. Etapa llena de alegrías, aprendizajes, sueños que junto con los Equipos Docentes, compañeros tutores, PAS y estudiantes van dejando huella a través del tiempo brindándonos la oportunidad de crecer y seguir ilusionados con nuestro trabajo. Todos ellos comprometidos con la formación porque finalmente todos compartimos el modelo e identidad que caracteriza a la UNED. Pero sin duda, no hay mayor alegría que poder compartir con nuestros estudiantes el acto de graduación. Su esfuerzo, afán de superación, interés y constancia a pesar de que algunos de ellos trabajan, otros tienen cargas familiares, es un aliciente para seguir trabajando con entusiasmo.

    Esta larga trayectoria de la UNED ha permitido asentar y proyectar su excelencia académica no sólo en España sino también en Latinoamérica y otras zonas del mundo en un marco de crecimiento académico, con muchas expectativas cumplidas y proyectos por desarrollar.

    Vaya desde aquí mi reconocimiento a todas las personas que integran la Universidad que con gran dedicación y entusiasmo nos acompañan a diario desde la distancia en estos momentos de aislamiento.

    No he hablado de las palabras del Ministro. Creo que la carta del profesor García Aretio lo explica todo con gran acierto. Yo sólo pido sentido común y el merecido reconocimiento que nuestra Universidad se merece. Gracias a todos

    Responder
  31. Claudia Sevilla Sevilla

    Estimado profesor García-Aretio,
    No puedo estar más de acuerdo con todas y cada una de tus palabras. Afirmaciones como “lo presencial sigue siendo absolutamente prioritario” o “la universidad seguirá siendo presencial por razones pedagógicas fundamentales” parecen ignorar la convergencia entre lo físico y lo digital y/o desconocer el trabajo y la calidad de la enseñanza de nuestra universidad tras 48 años de trayectoria. Las mismas afirmaciones en boca de un docente me podrían sonrojar, en la de un ministro de universidades me preocupan.
    Gracias por elevar tu voz.
    Un abrazo.

    Responder
  32. Anabel Castro

    Yo soy ingeniero industrial por la UNED (1995) y me siento muy orgullosa de serlo.
    Adquirimos unas capacidades de autonomia, automotivacion, disciplina, perseverencia, tenacidad y otras muchas que me han hecho ser la persona y profesional que soy.
    Creo que somos muchos los alumnos y antiguos alumnos de la UNED y que podíamos dar también nuestra opinión.
    Gracias.
    Anabel Castro

    Responder
  33. Ángeles Sánchez-Elvira Paniagua. Directora del IUED. UNED

    Muchas gracias, Lorenzo.

    Viendo el vídeo de la entrevista pensaba ¿por qué estamos un tanto sorprendidos y molestos en la UNED con la respuesta del Ministro de Universidades a la pregunta de un periodista, en una entrevista en directo para la televisión, sobre si la universidad, tras la crisis generada por el COVID-19, será una universidad “abierta”?

    ¿Por qué el profesor Lorenzo García Aretio, catedrático emérito de Educación a Distancia y Director de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia de la UNED durante más de 20 años, con un amplio reconocimiento nacional e internacional en este campo, se ha visto obligado a publicar esta extensa carta al Ministro desmenuzando su respuesta?

    Las razones están bastante detalladas en tu carta, solo hay que leerlas y agradecerte que hayas salido al paso tan rápidamente.

    El Ministerio de Universidades difunde en sus redes la entrevista bajo el lema “En el futuro la universidad combinará la enseñanza presencial, indispensable pedagógicamente; y la enseñanza online de calidad”, traduciendo lo dicho por el Ministro “La universidad predominantemente será presencial, continuará siendo presencial por razones pedagógicas fundamentales”.

    Cabe pensar que sea una respuesta un tanto ligera, en el marco de una entrevista de televisión, a la pregunta crucial que todas las universidades del mundo vienen haciéndose, desde hace un tiempo, sobre el papel de las universidades en el siglo XXI, y la demanda generalizada de su necesaria evolución para dar respuesta a las necesidades actuales de formación, evolución que pasa por la imprescindible modernización de sus estructuras, programas, metodologías, infraestructuras tecnológicas, etc.

    Claro que las aguas volverán a su cauce y la enseñanza volverá a tener un componente presencial importante en la mayoría de las universidades, pero no por “razones pedagógicas fundamentales” o “por ser indispensable pedagógicamente”. Esta respuesta parece de otro siglo.

    La Universidad presencial no va a desaparecer, nadie lo duda, pero debe evolucionar para afrontar las necesidades de un mundo digital, complejo y cambiante, que requiere formación continuada y actualizada a lo largo de la vida. En ese sentido, esta crisis habrá servido para dar un cierto impulso a la necesaria modernización, aquella que los propios expertos en innovación, compañeros de las universidades presenciales, vienen demandando y con los que coincidimos en Jornadas, Congresos, Seminarios…. Sin ir más lejos, recordemos el reciente Seminario de la Cátedra de Gestión y Política Universitaria de la UPM sobre la Universidad en la era digital y todas las contribuciones y conclusiones a las que se llegaron.
    http://www.catedraunesco.es/13-noticias/actualidad/456-coloquio-universidad-tecnologia.html

    La crisis ha mostrado a las universidades presenciales, de golpe y a marchas forzadas, las posibilidades que tienen los modelos en línea y la gran riqueza que puede suponer una formación mixta, ubicua, “seamless”, que fluye sin barreras entre los espacios presenciales y los mediados por tecnologías, asíncronas y síncronas. La apertura de horizontes nuevos parece clara, Por mucho que, ciertamente, lo vivido en este tiempo no sea una formación en línea planificada y diseñada con tiempo y recursos, sino la respuesta a una emergencia, no debería volverse al punto anterior. En este punto, de acuerdo con la idea de que las modalidades mixtas se abrirán paso, pero es mucho más que esto.

    Siguiendo con la respuesta del Ministro, nos asombra en la UNED que insista en que “lo presencial sigue siendo absolutamente prioritario en muchísimas enseñanzas, por ejemplo las ingenierías, y es lo que hay que mantener”.

    Dejémoslo en que es, también, una respuesta imprecisa. En la UNED llevamos formando ingenieros desde hace 45 años en modalidad semipresencial y, por supuesto, con toda la calidad reconocida. Digamos, por tanto, que sería más preciso decir que lo presencial puede ser prioritario cuando hablamos de las prácticas requeridas en algunas titulaciones. En este caso, en la UNED se llevan a cabo normalmente, no solo en las Ingenierías, también donde sean necesarias. Todos los grados, másteres y doctorados se han acreditado sin problema en nuestra modalidad actual de educación a distancia, un sistema mixto de formación en línea con recursos de apoyo presencial.

    Es bueno precisarlo, porque si no daría la impresión de que solo las universidades presenciales tienen los niveles de calidad exigidos en determinadas titulaciones; así que, toca que defendamos la buena formación recibida, por ejemplo, por nuestros ingenieros en todos los niveles.

    Y esto lleva al último punto, también un comentario poco afortunado al poner como único ejemplo de calidad de la formación en línea a la UOC. La UNED, la mayor universidad pública, hizo su transición de la modalidad a distancia tradicional a la modalidad en línea al finalizar el siglo XX. Formamos a más de 150.000 estudiantes cada año tan solo en titulaciones oficiales, contando además con recursos de apoyo presencial en los Centros Asociados para los estudiantes, y contribuimos a la elaboración de estándares de calidad de la formación en línea en foros nacionales e internacionales.

    Y si, efectivamente, como en cualquier modelo educativo, estamos de acuerdo en que será necesario un control de la calidad y de la evaluación de las modalidades mixtas y en línea que vayan adoptando las universidades, en su necesaria evolución hacia la formación universitaria que demanda el siglo en el que vivimos … pero esta evolución es algo mucho más complejo que simplemente incorporar formación en línea en alguna medida; es el gran reto para todas las universidades del mundo, con y sin COVID-19.

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Como siempre, querida directora del IUED de la UNED, afilas tus comentarios de forma certera.
      Te agradezco las puntualizaciones que haces.
      Los hechos muestran la claridad de nuestras posturas.
      Un abrazo.
      LGA

      Responder
  34. María G. Moreno Celeghin

    Estimados/as compañeros/as y estudiantes de la UNED:

    Me uno a vuestra indignación ante la indiferencia, o más bien, el ninguneo que el Sr. Ministro ha manifestado con sus declaraciones y agradezco al Profesor García Aretio que haya levantado su voz contra esta injusticia.

    Es para mí un honor pertenecer a esta universidad que ha sido y es pionera en la Educación a Distancia a nivel Nacional. Ya lo era antes del 15 de marzo pero, desde que estamos viviendo estas circunstancias tan excepcionales, esta universidad ha demostrado ser la nº 1 a nivel estatal.

    ¿Sabe el Sr. Ministro lo que ha supuesto para los docentes de la UNED estar confinados? Simplemente que seguimos realizando nuestra labor como siempre, con los medios técnológicos que tenemos a disposición desde hace ya muchos años y nuestra universidad ya ha puesto a punto la tecnología más adecuada para efectuar los exámenes en línea en la convocatoria ordinaria. Tenemos un gran número de profesionales volcados en su trabajo, empezando por el Equipo Rectoral y terminando por los PAS y todos/as los/las trabajadores/as del resto de servicios.

    Por estas razones, nuestros/as estudiantes saben que pueden estar tranquilos/as porque sus estudios no van a sufrir ningún perjuicio. Y por esas mismas razones, estoy orgullosa de pertenecer a la UNED.

    Responder
    1. García Aretio Autor

      La respuesta contundente de una estudiante. Habrá otros más descontentos, como en todas las universidades. Pero Lo que señala María en su comentario es inapelable.
      Muchas gracias, María.
      LGA

      Responder
  35. Ana María Martín Cuadrado

    Magnífico, Lorenzo García Aretio. Brillante réplica a este señor, Ministro de Universidades. La UNED no se merece este nivel de ostracismo universitario. Existimos, y desde hace mucho tiempo. Nuestro lema ha sido facilitar y llevar la educación universitaria donde nadie podía imaginarse. Nuestro modelo de enseñanza a distancia basado en la mezcla entre la presencialidad y otros recursos facilitadores de la distancia (recursos, como la carta, los manuales, recursos audiovisuales, recursos informáticos, recursos digitales,…), han sido nuestra marca. De hecho, han surgido imitadores a patadas.

    Basta ya, tanto ninguneo! Mil GRACIAS, profesor. Un placer saber que sigue ahí. Muy biennnnn

    Responder
  36. Jaime Rodríguez Alba

    Estimados profesor y compañeros de este blog. Les dejo la carta que puse al presidente mediante Moncloa exigiendo que el ministro se retracte públicamente de sus palabras o dimita. Es insólito que se toleren declaraciones como las del ministro. Muy bien la carta del profesor Aretio.

    Estimado presidente:

    Soy español residente en Argentina donde me desempeño como docente universitario e investigador en temas de ética pública. El mes de enero defendí mi tesis doctoral («Ética aplicada a la gestión pública. Elementos programáticos y formativos desde la experiencia argentina») en la UNED obteniendo la califiación de «Sobresaliente cum laude» y recomendación para premio extraordinario de doctorado. Me llevó muchos años la misma y recoge diversas investigaciones que vengo realizando. Le dejo el enlace teseo y si es de agrado de ustedes puedo remitirles la misma (https://www.educacion.gob.es/teseo/mostrarSeleccion.do)

    El motivo de mi comunicación es mostrarle mi indignación ante las palabras del ministro Manuel Castells, a quien por cierto valoro mucho por su trabajo académico. Creo no haga falta decirle que ha de ser valor central de cualquier servidor público lo que Cicerón llamara el «decoro», cuyo central eje es la disposición hacia la verdad y el bien común. Está fuera de lugar que un ministro ejerza su función desde la mera opinión -no creo que el señor Castells esté habilitado como experto para evaluar la educación a distancia. Pero está especialmente alejado de la función pública en cargos de máxima responsabilidad señalar universidades particulares como excelentes, siendo además una de ellas casa de su ejercicio. Se llega al gobierno desde una parte (partido) pero ha de gobernarse para el todo: bien común.

    Lamento mucho estas declaraciones y me gustaría que el señor ministro, a quien le remito este mismo texto, pida disculpas por sus declaraciones. De no proceder de este modo por orgullo o el antivalor que siga ejerciendo el señor Castells, debiera dimitir de su cargo.
    No existe necesidad alguna, desde los puestos públicos, para la ofensa. Y quien está en el ejercicio de cargos públicos ha de cuidar su lenguaje y perspectiva.

    Cordialmente
    Jaime Rodríguez Alba

    Responder
  37. Aurelio Moreno Centeno

    Profesor GARCÍA ARETIO, genial.

    Una vez más demostrando su cariño y admiración por la UNED, señal inequívoca del conocimienyo que tiene sobre la misma.

    Soy tutor y sigo siendo estudiante de la UNED. Esta «casa» cambió mi vida muy para bien, económicamente establecido necesitaba miras de otro tipo y el ámbito educativo me las proporcionó.

    Usted fue mi profe -al igual que Alejandro Tiana y Tiberio Feliz- y ahora imparto una asignatura badada en un libro suyo (coautoría).
    Me adhiero a lo dicho por el decano Arturo Galán.

    Esperemos que el actual Secretario de Estado de Educación, otrora Rector de la UNED, converse con este ministro al respecto de su falta de tacto y/o desconocimiento de las aportaciones y realidad de la UNED.

    Responder
      1. Aurelio Moreno Centeno

        Agradecimiento por su respuesta profesor.
        Nada mejor que este aluvión de comentarios para cerciorar lo acertado de su salida al paso de la ignorancia del ministro.
        Somos una comunidad abierta e indiscutiblemente educada, queda a la vista de los asertos expresados.
        No obstante lo anterior, cuando hemos de ser críticos en algún aspecto también nos pronunciamos y ello sirve para mejorar.
        Muchísimas gracias por su interés y, ante todo, por su elegancia para dignificar la impagable misión social, cultural y educativa de la UNED.

        Aurelio Moreno Centeno

        Responder
  38. Teresa San Segundo Manuel

    Muchas gracias por la respuesta.

    Somos la universidad más grande del país, con mucha diferencia respecto a las siguientes, pionera en la enseñanza a distancia y la única dependiente del Ministerio que tan mal nos defiende.

    Quienes trabajamos en la UNED sentimos dolor con sus palabras, Sr. Ministro, pero nuestro actual alumnado y los cientos de miles de estudiantes que se han formado en la UNED no se merecen este discurso. Han dedicado un gran esfuerzo y sienten orgullo de sus estudios y del nivel de conocimientos adquirido.

    Somos una universidad que lucha para no dejar a colectivos excluidos, para que nadie quede fuera.

    Hemos ayudado tecnológicamente a otras universidades para que pudieran afrontar mejor el confinamiento. El resto de universidades dependen de las Comunidades Autónomas, del Ministerio de Educación sólo depende la UIMP y la UNED y el ministro nos excluye. ¡Qué tristeza!

    ¿A quién representa usted, Sr. Ministro?

    Responder
  39. Jose Varela

    Cómo tutor de la UNED, no me cabe más que felicitarle por su extraordinaria reflexión. Muy lamentables las declaraciones del Ministro, sin duda.

    Responder
  40. Juan Carlos Tortosa López

    Estimado Profesor García Aretio.

    Como alumno de la Facultad de Derecho de la UNED, no puedo más que felicitarle por sus acertadas apreciaciones y sumarme a su indignación.

    En mi caso estoy a 6 créditos de terminar el grado, estudios que he compaginado durante 7 años con mi trabajo y familia, como la gran mayoría de los compañeros de la UNED. Durante todo este tiempo he tenido que soportar el menosprecio e infravaloración generalizada de nuestra formación, por parte de miembros de comunidades universitarias presenciales, valga esta forma de expresarlo, que sin pruebas objetivas se atreven a realizar análisis valorativo de nuestra formación. Lo curioso de inexperiencia es que tras mantener estas conversaciones y antes de entrar en el fondo que tratamos, de mis apreciaciones sobre diferentes temas, siempre me han posicionado en un nivel más avanzado al que tenía, hasta que indicaba mi universidad, en ese instante, todo eran desprecios hacia mi formaciones. Algo que como alumno de la UNED soy incapaz de realizar hacía los demás, creo que he aprendido mucho del valor del esfuerzo y el compañerismo, como para hacer valoraciones respectivas de cualesquiera comunidad universitaria.

    Concluyo, ya que no pretendo extenderme, aunque sé que comprenderá nuestro sentimiento. Lo que jamás podía esperar son este tipo de valoraciones por parte de un miembro del gobierno, en el que habíamos depositado tanta confianza.

    Cuídese y reciba mi agradecimiento por su defensa y entrega a nuestra Universidad.

    Responder
    1. Juan Carlos Tortosa López

      Disculpe los errores, lo he escrito desde el teléfono y algunas palabras han cambiado y desfiguran lo expresado.

      Responder
    2. García Aretio Autor

      Juan Carlos, esté seguro de que su formación es, al menos, similar a la de otros colegas de instituciones presenciales. El prestigio de nuestros graduados/licenciados, está más que probado.
      Orgullo de ser UNED.
      LGA

      Responder
  41. Arturo Galán

    Querido Lorenzo:

    Como Decano de la Facultad de Educación de la UNED, no puedo más que apoyar expresa y profundamente tu escrito. Todo buen profesional de la Educación (pedagogos, educadores sociales, maestros, psicopedagogos…) ha estudiado que, para avanzar en el conocimiento y en la investigación, nuestras afirmaciones, y especialmente nuestras evaluaciones y los juicios que de ellas se derivan, deben estar basadas en datos fiables y contrastables. Las afirmaciones gratuitas son signo de debilidad y de falta de rigor.

    Los esfuerzos de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia que tantos años has dirigido con acierto, han dado buena cuenta de las garantías de calidad de nuestras enseñanzas. Las pruebas objetivas más palpables de ello, del prestigio de nuestros títulos, entre otras, son que nos mantenemos como la Universidad con mayor número de estudiantes de España y los buenos resultados de nuestros estudiantes en las oposiciones en el sector público. Todo ello se ha conseguido con un escaso apoyo a la UNED por parte de las autoridades ministeriales, hasta el punto de que nuestro Ministro olvida que la UNED es su principal Universidad. Es cierto, a todos los que luchamos por atender siempre, pero más ahora en estas circunstancias, a más de 150.000 estudiantes en todo el territorio nacional, estoy seguro de que a todos nuestros estudiantes, PAS y PDI, nos gustaría escuchar una rectificación del Ministro.

    Lorenzo, muchas gracias por elevar tu voz y arrastrar con ella a todos los que nos sentimos orgullosos de ser UNED, pese al olvido de aquellos máximos responsables de los que depende la pervivencia del creo que importante servicio PÚBLICO que prestamos.

    Un abrazo,
    Arturo Galán
    Decano de la Facultad de Educación de la UNED

    Responder
    1. García Aretio Autor

      La verdad, amigo Arturo, orgulloso de tenerte como Decano de mi Facultad y, más aún, como amigo.
      Muchas gracias por tus sabias palabras, respaldadas por tu prestigio como pedagogo ilustre. Ilustre, a pesar de ser tan joven.
      Un abrazo.
      LGA

      Responder
  42. María José Corral Carrillo

    Excelente Profesor Aretio, hay que decir bien fuerte que las declaraciones del Sr. Ministro son LAMENTABLES!
    Es penoso que obvie a la UNED en sus declaraciones

    Responder
  43. Jose Carpio

    Gracias Lorenzo por tu rápida y contundente respuesta que comparto completamente.

    Sabes que la edad a algunos os sienta bien y os permite seguir demostrando la sabiduría que habéis acumulado, a otros sin embargo les cae mal, les hace perder la perspectiva dejando salir sus filias y fobias más personales sin filtro ni prudencia. El ministro acaba de demostrar que está en este segundo grupo.

    Sobre lo que comentas, desde mi posición de catedrático de Ingeniería Eléctrica y, actualmente, Director de la Escuela de Industriales de la UNED te confirmo la total viabilidad de estudiar y enseñar Ingeniería dentro del modelo a distancia semipresencial de nuestra universidad. Los estudiantes que en nuestros 45 años de existencia han obtenido su título con nosotros son el mejor ejemplo; las empresas cada vez valoran más a nuestros estudiantes ya que la capacidad de organización, de trabajo autónomo, de disciplina personal, de «saber buscarse la vida para hacer el trabajo» es cada vez más reconocida y es superior a la que tiene el ingeniero que sale de las universidades presenciales.

    Gracias por tu paso adelante y si decides escribir a este ministro que nos ha tocado una carta con más firmas, además de la tuya, puedes contar con la mía.

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Mi querido Director de la Escuela de Industriales de la UNED, ¿cabe más cualificado testimonio?
      Ya me gustaría que muchos de los testimonios que me están llegando a mi correo, a mi whatsapp, se publicasen aquí o en las redes para difundir la postura.
      Muchas gracias.
      LGA

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.