Lo que fue el Máster Internacional en Enseñanza y Aprendizaje Abiertos y a Distancia (EAAD)

En estos tiempos de confinamiento, me ha parecido oportuno traer a este espacio una experiencia bastante pionera que llevamos a cabo hace veinte años, con los medios tecnológicos de entonces, pero con mucha experiencia y estudios relacionados con lo que eran los entornos de enseñanza y aprendizaje abiertos y a distancia.

Poner al servicio de una idea un excelente equipo humano, liderazgo, conocimientos, experiencia e ilusión, suponen notas que hacen imparable la acción y, muy probablemente, el éxito. ¿Cuántas situaciones tienen una respuesta en el «si se sabe y se quiere, se puede»? En aquella ocasión,  creo que sabíamos, quisimos y pudimos. Quiero decir con ello que todos aquellos, instituciones y docentes, ahora embarcados en desafíos desconocidos para muchos, podrán culminar el reto con resultados aceptables, si:

  • acuden a fuentes con cierta credibilidad y solvencia, que puedan ayudarles en esta transición;
  • delinean un plan, sea provisional para esta situación, o con visos de mantener partes del mismo en el futuro;
  • cuentan con mínimos recursos tecnológicos, tanto para la emisión institucional, como para la recepción por parte de los destinatarios;
  • están dispuestos a afrontar este nuevo reto con ilusión y determinación;
  • detrás del liderazgo necesario, existe voluntad de trabajo en equipo.

Pues bien, de todo eso hubo en el proyecto que les cuento ahora brevemente. La idea es que mañana en este mismo espacio les motive con respecto a una evaluación final en línea, realizada ¡hace dos décadas! En consecuencia, si sabemos y queremos, ¡podemos!

El Máster Internacional en Enseñanza y Aprendizaje Abiertos y a Distancia (Máster EAAD,) surgió en el año 1999, diseñado en 1998, como una experiencia innovadora en el campo de la enseñanza en línea y como una respuesta a la demanda existente de una formación de calidad en este ámbito. Como tal, desde el principio, intentó explorar las posibilidades de un espacio que en aquel momento se presentaba novedoso y lleno de incertidumbres.

Muchas de las prácticas y hábitos que se iniciaron en aquel Máster son, veinte años después de uso ordinario y, en algunos casos, probablemente obsoletos, en muchas de las instancias de enseñanza en línea que pueblan el ciberespacio. El Máster EAAD puede, justamente, honrarse en decir que fue uno de los primeros en probar su validez y definir sus limitaciones dentro de los entornos virtuales. Ha de recordarse que aquel Máster no surgió de la nada. Ya desde 1987 yo impartía dos cursos de doctorado (a distancia), cuyo objeto de estudio era la educación a distancia y desde 1994 inicié la tarea de formar a distancia a profesores que estuviesen ocupados o interesados en esta modalidad educativa, por iniciativa propia desde la UNED, o por encargo directo del Ministerio español de Educación.

En aquel entonces, esos cursos eran impartidos a distancia pero con unos soportes y vías de comunicación más convencionales, propios de la época. El Máster se constituyó en su momento como uno de los denominados Títulos Propios de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de España.

Se diseñó y desarrolló bajo los auspicios de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED) de la UNED. A lo largo de las seis ediciones en que se estuvo impartiendo, la edad de los estudiantes que accedieron al postgrado cubrió el amplio arco temporal de los profesionales que solicitan formación a lo largo de su trayectoria laboral (entre 25 y 65 años).

En cuanto a su situación laboral, se trató generalmente de profesionales universitarios ligados al ámbito de la educación (profesores de universidad, gestores de formación en la esfera pública y privada, planificadores de formación en la Administración Pública, en empresas privadas, etc.), implicados en instituciones o procesos de enseñanza y aprendizaje a distancia que deseaban ampliar y actualizar sus conocimientos. Los requisitos de acceso para la realización de estos estudios atendían a la normativa establecida para este tipo de postgrados: profesionales con título universitario de licenciatura o grado. Por otro lado, la selección se llevaba a cabo en función del historial académico profesional.

Otro requisito que se exigía era el de que todo estudiante debía disponer de un ordenador multimedia con lector de CD, con conexión a Internet y contar con una cuenta fiable de correo electrónico.

El Máster EAAD, de dos años de duración, se desarrolló desde su primera edición (1999-2000) íntegramente a través de Internet, aunque los materiales se enviaban en formato impreso o en CD-DVD. Para ello, contó con un espacio virtual alojado en Internet (sin plataforma virtual) y destinado a atender las diferentes necesidades de formación a través de un sitio web, foros, lista de distribución, correo electrónico, formularios, y poco más. A partir del año 2002, este espacio virtual estuvo soportado en la plataforma comercial de aprendizaje en línea WebCT (plataforma oficial de la UNED durante algunos años) accesible por alumnado y profesorado a través de navegadores convencionales de Internet, que proporcionaba el entorno y herramientas necesarias para facilitar la integración de espacios para el estudio, la comunicación síncrona y asíncrona, el seguimiento del estudio de los participantes, la evaluación, etc.

El Máster contaba con 75 Unidades Didácticas que se agruparon en 11 Módulos temáticos. El primer año académico contenía 38 Unidades Didácticas repartidas entre 6 Módulos, mientras que el segundo año, las 37 Unidades Didácticas restantes se agrupaban en 5 Módulos. El último Módulo comprendía un taller virtual centrado en la creación y gestión de cursos virtuales. En este segundo año los estudiantes debían realizar y defender ante un tribunal constituido a través de los soportes telemáticos, su trabajo de especialización o Tesina de Master. Para ello se proponían 11 líneas de investigación en las que cada alumno podía enmarcar su propuesta de estudio.

Los Principios pedagógicos sobre los que se apoyó el Máster fueron los clásicos, aplicados a contextos virtuales. Es decir, énfasis en los principios de personalización (individualización y socialización), actividad, creatividad, colaboración constructivismo; explotación al máximo de las posibilidades que brindan las herramientas colaborativas, pero sin olvidar las ventajas que la privacidad puede tener para determinados participantes.

Todos los materiales fueron elaborados ad hoc por especialistas en cada temática. Lógicamente se exigió en esta producción la concurrencia de diferentes profesionales para su desarrollo. En el caso del Master de EAAD, los profesores especialistas elaboraron las Unidades Didácticas que eran la base del estudio de los diferentes módulos. La Guía Didáctica y materiales orientativos sobre el desarrollo del curso eran elaborados por los tutores y el jefe de estudios. El mantenimiento técnico de la plataforma se realizaba por las correspondientes unidades técnicas de la UNED.

La gestión, configuración y administración diarias de las herramientas utilizadas en el curso, venían siendo realizadas por los tutores y el jefe de estudios. En cuanto a los recursos humanos, este Master contaba, además de con la dirección que recaía en el Titular de la CUED, con uno o dos profesores especialistas por cada uno de los módulos, una Secretaría Académica para asuntos burocráticos y de gestión, un jefe de estudios y un tutor para cada uno de los dos cursos. El tutor suponía la referencia permanente para los estudiantes y los diferentes profesores, era la figura que acompañaba a los participantes durante los dos cursos dirigiendo, en primer lugar, la actividad prevista de acuerdo al calendario y planificación de este Máster y atendiendo, a la vez, las situaciones particulares de cada estudiante.

Creo que la mejor forma de entender este Máster Internacional sería leer una  de sus Guías Didácticas. Quiero hacer la salvedad de que estos modelos de Guías se basaban en mis trabajos sobre el particular (Ver esta entrada), todo ello, antes de la irrupción del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Les recomiendo mirar este documento por dos razones:

  1. Para que aquellos menos habituados a la elaboración de Guías docentes o de estudios, puedan apreciar un ejemplo completo, en este caso referido a un Máster de DOS años y redactado hace dos décadas.
  2. Para quienes desde sus instituciones deseasen lanzar programas de formación para especialistas o expertos en educación a distancia. Obviamente, estos materiales habrían de ser actualizados, especialmente en lo que respecta a la aportación de tecnologías entonces no desarrolladas. Tengan en cuenta que aquellos materiales fueron elaborados, los del 1º curso en 1998 y los del 2º curso en 1999.

Una de las Guías completas de este Máster EAAD la he subido a ResearchGate, la del curso 2002-2003, con el fin de que, a modo de ejemplo, la puedan consultar (si no están registrados en ResearchGate, la inscripción es gratuita). Les he ofrecido la Guía de ese curso porque en esa ocasión diseñamos una sola guía para los dos cursos. En otras convocatorias entregamos una guía para cada curso. De esta manera con ese documento, pueden hacerse una idea completa del proyecto.

Se me han realizado multitud de consultas respecto a la razón de por qué no se continuó con esta experiencia tan exitosa. Creo que tuve gran responsabilidad en esa suspensión. En aquella época, cuando adopté la decisión, yo era Decano de la Facultad de Educación de la UNED y en esas fechas nos encontrábamos en plena transición del Proceso Bolonia (Espacio Europeo de Educación Superior -EEES-). Mi intención fue la de transformar el Máster en un título oficial. He de aclarar que hasta entonces no existían Másteres oficiales en ninguna universidad española. Pero aquella intención no fraguó por dos razones: a) yo no encontraba suficiente tiempo para liderar en plenitud la elaboración de las memorias, el diseño, etc., y b) porque entonces en la UNED, desde el rectorado se intentó diseñar un máster interfacultativo de características similares al Máster EAAD aquí explicado. Aquello no fraguó, pero estas dos razones, hicieron que, personalmente, desistiera del empeño. Y ahí quedó.

Pero también quedó la estela de este Máster con egresados de 32 países diferentes, con una muy elevada cualificación que les convirtió en referentes de los temas propios del Máster, en sus respectivos países. Hoy, gran parte de ellos, son líderes en el campo de la educación a distancia en cualesquiera de sus formulaciones y presentaciones. Vean estos datos.

Atención, en la entrada de mañana, en este blog, abordaré el tema de la Defensa de Tesinas (TFM), hace veinte años, en formato síncrono en línea.

ENTRADAS ESPECIALES COVID-19 – SUGERENCIAS PARA LA EMERGENCIA Y, EN SU CASO, PARA EL TRÁNSITO A LA EDUCACIÓN A DISTANCIA DIGITAL PLENA O COMBINADA

Citar así esta entrada:
García Aretio, L. (23/04/2020). Lo que fue el Máster Internacional en Enseñanza y Aprendizaje Abiertos y a Distancia (EAAD). Contextos universitarios mediados. (ISSN: 2340-552X). Recuperado de https://aretio.hypotheses.org/3865.

García Aretio

Catedrático Emérito de la UNED. Director/Editor de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia. Presidente de Honor - Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED).

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInYouTube


26 comentarios en “Lo que fue el Máster Internacional en Enseñanza y Aprendizaje Abiertos y a Distancia (EAAD)

  1. Patricia Roxana Osorio Dominguez

    Querido maestro:
    Soy Patricia Osorio, peruana (limeña), amante del conocimiento innovador y la Educación.
    Qué bueno tener esta especial ocasión para reconocer, felicitar y bendecir el haber estudiado este Máster, contando con una excelente calidad organizativa, académica y del profesorado; así como, la destacada labor de tutoría. Tuve la alegría de conocer en persona a quién fuera mi tutor, José L. García Boyé, en 2012, durante un evento de OEI en Buenos Aires.
    Por años, estuve animando a mis colegas a llevar el Máster, algunos me escucharon; otros, no.(ahora, se arrepienten).
    Ha sido duro batallar con el reconocimiento de la EaD en mi país, a pesar de tener varios compatriotas alineados con la EaD y el E-Learning desde fines de los 90s. Recién el año pasado, la SUNEDU, entidad que regula los estudios de grado y pos grado ha reconocido mi diploma de Máster, debido a que ciertos egresados, colegas míos, están ocupando cargos de influencia política.
    Sustenté mi tesina, virtualmente, en 2005 (empecé en 2002) y, desde mi graduación he seguido leyendo sus libros, artículos y mensajes. Gracias por todo su trabajo, dedicación, profesionalismo y vocación de servicio, como educador y ser humano.
    Gracias al Máster he podido continuar mis estudios en TIC, Mundos Virtuales, Informática y Tecnología Educativa y, pude aprovechar lo aprendido generando emprendimientos de formación a distancia; además de trabajar para el Ministerio de Educación de mi país y para instituciones de México y EEUU.
    Sigo promoviendo y cautelando la EaD de calidad, ahora que salieron «pseudoexpertos» de EaD por el tema de la emergencia sanitaria.
    Saludos a todos mis colegas y compañeros del Máster; ahora recuerdo a Miguel Rebolledo, quién me apoyó con ciertas cuestiones técnicas.

    Muchas gracias, maestro Lorenzo!
    Hasta siempre
    Patricia

    Responder
  2. María Eugenia Méjico

    Estimado Lorenzo,
    Soy egresada de una de las primeras cohortes, desde Córdoba, Argentina. Tuve la suerte de tenerlo a usted como director de tesina sobre la importancia de la capacitación inicial y el asesoramiento permanente al profesorado. Fue una experiencia hermosa y tengo la dicha de trabajar en EaD desde 1998 en una de las univesidades pioneras en EaD en Argentina, la Universidad Blas Pascal. Le mando un afectuoso abrazo a la distacia.

    Responder
  3. Montserrat

    Hola
    Fui alumna del master en el 2004. Fue una gran experiencia, aprendí mucho. En aquel entonces ya estaba trabajando en proyectos de educación a distancia pero el master me abrió las puertas para entrar a otros lugares y participar en varios proyectos de esta misma área.
    Gracias por los conocimientos y las experiencias compartidas.
    saludos

    Responder
  4. Viviana Massobrio

    Soy egresada argentina del Master. En 1999 cree con más intuición que saberes la primera carrera a distancia en la UN de Lanús que continúa vigente con las actualizaciones necesarias. El Master me permitió darle respaldo teórico y práctico y mejorarla progresivamente. Recuerdo con mucho cariño a mis compañeros de grupo que me enriquecieron. Gracias profesor y equipo por ayudarme a crecer.

    Responder
  5. Idoia Arrizabalaga Lazcano

    Soy amiga de un ingeniero que hizo el máster, Daniel Rincón Prada, y recuerdo que en su tiempo comentábamos los materiales y las líneas docentes porque yo también andaba metida en otro máster. Aprendimos mucho en aquella etapa y nos quedó para siempre la admiración hacia el profesor García Aretio.

    Responder
  6. Nora Lizenberg

    Efectivamente: la defensa de la tesis fue en línea. Muy emocionante, con todas las formalidades cumplidas por parte del tribunal evaluador, y total integridad académica.
    Recuerdo que tuve que reservar un lugar en un locutorio porque no tenía suficiente conectividad en mi hogar para garantizar mi presencia en la defensa!
    Una experiencia maravillosa, y un aprendizaje que marcó mi camino en la educación en línea.

    Responder
    1. García Aretio Autor

      Nora, recuerdo perfectamente la emotividad y nervios del momento para muchos de ustedes. Quiero decir, sentimientos y emociones, también en la distancia y a través de las tecnologías.
      Muchas gracias por su testimonio.
      LGA

      Responder
  7. Jesús-F. Carrasco

    Buenos días:
    Hice el Master en la primera convocatoria. En mi caso tendría que decir que, más que a distancia, fue a «redistancia». Porque me inscribí en mi domicilio (donde llegaban los materiales) y lo realicé a miles de kilómetros porque esos dos años estuve trabajando fuera por un traslado.
    Saludos cordiales.

    Responder
  8. MÓNICA G. LUQUE

    Soy egresada del Máster (2003) y de verdad que fue una experiencia inolvidable. Gran respaldo teórico en los materiales de lectura; excelentes Profesores y una tutoría a cargo de García Boyé que me la llevé de modelo para todos los emprendimientos que realicé hasta la fecha.
    Fue y es muy importante hacer consolidados saberes en este postgrado que tuvo un cuidado extremo en cada detalle. de más está decir que el Dr. Lorenzo garcía Aretio siempre estuvo presente con actualizaciones y reflexiones muy importantes.
    Agradezco esta oportunidad.

    Responder
  9. Analia Rymberg

    Al igual que Nora fui egresada desde Argentina de ese Master en su segunda camada. Fue maravilloso y de vanguardia. Desde ese momento dirijo departamentos de Ead en diversas Universidades. Mi Tesina fue sobre material impreso…. Me enseñaron amar a la Ead! Gracias Dr Aretio por sus continuas enseñanzas!!!!!!
    mg. Analía Ruth Rymberg

    Responder
  10. Roberto Moreira Códova

    Realizar ese Master fue una de las mejores decisiones que hice. Eternamente agradecido al profesor Aretio y a todos los docentes, más aún en estos momentos en que se ve la importancia de la Educación a Distancia.

    Responder
  11. Felipe Vera

    Soy egresado del Master el año 2007 (Chile), estoy enormemente agradecido de las temáticas tratadas y experiencias realizadas. El programa me permito hacer de la educación a distancia la disciplina de mi desarrollo profesional hasta el día de hoy. Fuimos privilegiados

    Responder
  12. Nora Lizenberg

    Soy egresada de ese Máster, y doy fé de la excelente calidad que tenía. Fue una verdadera pena no haber podido convertirlo en un máster oficial y así obtener el reconocimiento que esa formación merecía.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.