¡Resistiré!, ¡resistiremos! Especialmente, para mis amigos y seguidores de América Latina

Digo a mis amigos y seguidores de toda Iberoamérica que, afortunadamente son muchos, porque quizás ellos sean menos conocedores que los españoles del por qué de esa palabra ¡Resistiré!  Y también, porque desgraciadamente, parece que el virus quiere penetrar implacable en alguno de esos queridos países. Voy a tratar de explicarme, y si leen hasta el final y visionan los vídeos, me sentiré feliz.

El Dúo Dinámico

El Dúo Dinámico es un dúo musical español que se formó a finales de los años 50 del siglo pasado por Manuel de la Calva y Ramón Arcusa. En España fueron pioneros del pop y durante varias décadas sus canciones ocuparon los primeros puestos dentro de la discografía española. También son compositores y productores que han trabajado para destacados artistas del panorama musical hispano.

He de confesar que llenaron buena parte de la música que yo escuché y bailé en mi adolescencia y juventud. Y siguieron, y siguieron. Su discografía es inmensa. Basta con realizar una búsqueda en Internet. Pero hoy sólo me quiero detener en uno de sus temas: Resistiré.

COVID-19 en España

La situación a nivel del planeta es gravísima. Es como una guerra mundial, contra un único enemigo que nos va enfermando y matando implacablemente. Un millón doscientos mil contagiados registrados en el mundo y más de 60.000 fallecidos.

Y miren, la situación en España es dramática, y más aún, en donde yo resido, en Madrid. Lo digo por el número actual de contagiados y de fallecidos. Cuando escribo este post, 5 de abril, hay contabilizados en España, 130.759 contagiados. Éstos son los registrados a los que se les pudo hacer el test. Como en todo el mundo, los contagiados serán muchísimos más, pero esos son los oficiales. Otra cifra más exacta y terrible es la del número de fallecidos en España, en menos de un mes, a causa del COVID-19: 12.418 muertos. Los últimos días han venido muriendo en España más de 800 personas diarias. Y en un trozo pequeñito de España, donde yo resido, en la Comunidad de Madrid (soy privilegiado de vivir aquí, pero ahora…), los datos son estremecedores. De todos esos contagiados y fallecidos en España, en Madrid, al día de hoy, hay 37.584 contagiados y 4.941 fallecidos, sólo en Madrid y en menos de un mes. Afortunadamente las altas, los curados, han sido 38.080 en toda España. Parece que estamos llegando a doblegar la curva. Al menos, eso nos dicen las autoridades, basado en los datos existentes.

Resistiré

Ante esta terrible situación, tengo que reconocer que mi esposa y yo, desde el encierro obligado en nuestras casas, fuimos de los primeros que nos dijimos, ¡hay que resistir!, ¡hay que aguantar!, y de buen humor, y trabajando, y haciendo ejercicio, y siendo obedientes a las normas dictadas por la autoridad, ¡resistiremos! Eso dijeron muchos españoles y, de inmediato, recordamos, sobre todo los de cierta edad, aquella canción del Dúo Dinámico. Y rápidamente Spotify se hizo protagonista de las búsquedas de esta canción (yo conservaba aún el vinilo de la misma). Y, sí amigos, el Resistiré del Dúo Dinámico comenzó a convertirse, desde los primeros días de la pandemia, en una especia del himno español contra el Coronavirus. Antes de mostrarles otras versiones, para aquellos que, por su juventud, o por su lejanía geográfica, no conocían ni la canción ni a sus intérpretes, ahí va:

Ya digo, desde los primeros días de confinamiento, este “himno” no ha dejado de sonar en España. He de confesarles que, desde 1988 en que Manolo y Ramón (Dúo Dinámico) la compusieron y lanzaron, siempre fue una de mis favoritas, por su música y por su letra. Me vino bien, muy bien, en algunos momentos de mi vida. Y ahora…, me emociona escucharla y visionar las versiones que sobre ella se vienen haciendo. El Dúo Dinámico cedió derechos para propiciar ayudas contra la pandemia. Se escucha, se canta, se tararea, se aprende su letra, se silba, se saca a los balcones y terrazas para que otros la escuchen, se aplaude, se canta en la ducha, en la cocina, en los encuentros virtuales familiares y de amigos. Ciertamente ha sido un fenómeno al que nos hemos agarrado muchos que queremos, de nuevo resistir. Sin duda, en España, en los últimos días es la canción más buscada y reproducida en Spotify y en Youtube.

En una entrevista en el diario El Mundo, Manolo de la Calva (uno de los miembros de Dúo Dinámico), hace estas declaraciones:

La idea de la canción me vino durante una aparición televisiva del mismísimo Camilo José Cela. Terminó una entrevista diciendo algo que se me quedó grabado en la mente: ‘El que resiste, gana‘. Aquello me obnubiló. En seguida vi que ahí había una canción fabulosa.

La canción siempre ha sido una medicina para todo el mundo. Sirve para superar esta situación, pero también les ha servido a muchos para luchar contra la enfermedad. En Argentina, cuando el corralito, se convirtió en himno generacional. Creo que si la canción funciona tan bien es porque no tiene una letra romántica o blanda. En el fondo lo que dice es durísimo, habla de las cosas negativas a las que nos hemos de enfrentar y anima a resistir por narices. Es como si la canción te estuviera diciendo: ‘déjate de tonterías, haz lo que tengas que hacer, haz que esto se acabe de una vez’.

Más versiones

Dada la generosidad de sus autores al ceder derechos, se han versionado, no se olvide, desde el confinamiento, algunas muestras excelentes. Aquí les ofrezco una de las más conseguidas.

El día 1 de abril, la emisora de radio Cadena 100 estrenó una nueva versión con la participación de 50 artistas, entre ellos David Bisbal, Melendi, Manuel Carrasco, Rozalén, Vanesa Martín, Rosana, Álvaro Soler, Alex Ubago, Carlos Baute, Diana Navarro, José Mercé, Manuel Carrasco, Mikel Erentxun, Pastora Soler…

La iniciativa, producida por Pablo Cebrián, nace para “inyectar altas dosis de esperanza, optimismo y energía a la sociedad española frente al coronavirus“, señaló la emisora en un comunicado en el que añadió que su propagación servirá, además, para recaudar fondos a beneficio de Cáritas. Aquí la tienen. Me entusiasma.

Los héroes

Son muchos los héroes de esta guerra: los sanitarios en todos sus estamentos, de forma especial, pero también los investigadores que buscan desesperadamente antivirales y vacunas, la policía, la guardia civil, el ejército, los agricultores y pescadores, los transportistas, los distribuidores, los empleados de supermercados, farmacias y tiendas de alimentos, los vigilantes, los limpiadores…, tantos…, y todos los que de forma pacífica y colaborativa, nos quedamos en casa. Y, más que ninguno, los enfermos que resisten las balas del virus, y no digamos los familiares que perdieron a un ser querido, sin ni siquiera poder despedirse.

Un particular homenaje a la clase sanitaria, que hace esta joven médico-residente, María Ocaña, a todos sus colegas de uno de los hospitales madrileños, el Gregorio Marañón,  que días atrás estuvo más saturado y con muchas necesidades de equipamiento, hoy afortunadamente ya estabilizadas. Es un homenaje a todos ellos y a los de todo el mundo.

¿Y la generosidad, y el voluntariado, y la solidaridad?, ¿cuánto de bueno del ser humano está aflorando esta pandemia?

¿Y el sistema educativo?

Aunque no del calibre anterior, aquí también hay héroes. Han sido muchos los docentes, asesores, líderes, directivos de multitud de instituciones educativas en todo el mundo, que se han quedado noches sin dormir con el fin de buscar soluciones educativas de urgencia al confinamiento. Sólo hay que realizar una búsqueda en Google para cerciorarnos de lo que se ha trabajado y se continúa haciendo a nivel mundial. Están mostrándose excelentes iniciativas innovadoras que no van a quedar olvidadas tras la pandemia, ¡seguro!

En mi caso, en absoluto soy héroe, también decidí aportar un pequeñísimo grano de arena a la causa. Así, el sábado 14 de marzo se decretó en España el estado de alarma que supuso el confinamiento obligado en casa y el cierre físico de todos los centros educativos presenciales. Pues bien, desde el lunes 16 de marzo, me dispuse a aportar algo de lo que creo que puedo. Así, desde entonces, vengo escribiendo en mi blog casi diariamente pequeños artículos que pueden orientar ese tránsito obligado desde la universidad presencial a la modalidad a distancia digital. En mi propósito de RESISTIR, a mi edad me pareció ésta la mejor forma de hacerlo.

Así, mis queridos amigos y seguidores, me sigo sintiendo vivo y útil. Cuando ves la enfermedad grave y la muerte tan cerca, trato de resistir como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie y ello, aunque se cierren las salidas, aunque a veces sienta miedo, aunque los vientos de la vida soplen fuerte, y aunque en mi moneda salga cruz; resistiré erguido frente a todo; me volveré de hierro para endurecer la piel; resistiré para seguir viviendo, y también soportaré los golpes y jamás me rendiré, y aunque los sueños se me rompan en pedazos; resistiré, ¡resistiré!, ¡resistiremos!

Estas son las entradas al blog que, por ahora, conforman mi RESISTENCIA. Si a alguno de ustedes les son útiles, mi resistencia está dando su fruto. ¡GRACIAS!

Citar así esta entrada:
García Aretio, L. (05/04/2020). ¡Resistiré!, ¡resistiremos! Especialmente, para mis amigos y seguidores de América Latina. Contextos universitarios mediados. (ISSN: 2340-552X). Recuperado de https://aretio.hypotheses.org/3580.

García Aretio

Catedrático Emérito de la UNED. Director/Editor de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia. Presidente de Honor - Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED).

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInYouTube


26 comentarios en “¡Resistiré!, ¡resistiremos! Especialmente, para mis amigos y seguidores de América Latina

  1. JOSE LUIS CORICA

    Sabias palabras Maestro
    Esto también pasará… y habremos construido aprendizajes, nos habremos reenfocado en lo IMPORTANTE.
    Una de las cosas que se ve por doquier en los esquemas de contingencia es LA PERSONALIZACIÓN DE LA COMUNICACIÓN. En todos los esquemas, en todas las herramientas que se proponen… “estar cerca” del estudiante, del colega….
    Esta crisis traerá menos prejuicios y más apertura en la comunidad educativa.
    Tengo la esperanza que saldremos de ella mejorados y fortalecidos

    Lo leo con gran placer!
    Un abrazo fuerte desde Argentina

    Responder
  2. Ana Schmid

    ¡Gracias Dr. García Aretio!
    Su entrada me ha conmovido profundamente, tanto, que también agradezco haber limpiado mis ojos con estas lágrimas de compasión y agradecimiento que han brotado por todos nosotros. He compartido la versión de la médica Ocaña a mis médicas, esforzadas y brillantes profesionales, mujeres y madres. Ellas también necesitan renovar energías con este himno que nos está regalando la lucha. ¿Ve? Para aquellos que han denostado la EAD por considerarla una suma de artilugios metodológicos y tecnológicos carentes de la empatía necesaria entre docente y estudiante, va esta emoción, este semtimiento y esta necesidad de compartir que demuestran que cuando hay valores, principios y sentimientos, hay educación.

    Responder
  3. Tania Valdivieso

    Querido doctor Lorenzo: sus palabras son oportunísimas más cuando estamos afrontando una situación y sus consecuencias dolorosas con gran desazón. Nuestro espíritu y mente deben fortalecerse a cada momento o la ansiedad nos gana…Ecuador ha sido muy, muy golpeado; a este terrible virus, se suman otros: el de la pobreza, la indiferencia y la ignorancia.
    Estamos pasándola muy mal.
    Cuidémonos todos y que Dios nos guarde, maestro.
    Lo abrazo con el alma… Tania.

    Responder
  4. Frank Vazquez Horta

    Estimado profesor Lorenzo, en estos momentos que son tristes, complicados, difíciles para la humanidad, cuando somos enfrentados y desafiados, a evitar el contacto social, que ha sido lo mejor que desde la comunidad primitiva encontró el hombre, para hacerle frente a los problemas, a las dificultades, y los desastres naturales, hoy el COVID-19, nos pone un nuevo desafío, la manera de ganarle, es una estrategia nunca antes aplicada por el hombre para enfrentar los problemas, estar confinado, evitar el estar junto al otro, poner una distancia de 1.50 a 2 metros, cuando el contacto humano, históricamente desde que lo conocimos en el vientre de nuestras madres nos ha generado una de las principales energías para vivir.
    Leer su entrada al Blog, poder comprender todo lo que está pasando en España y en particular en Madrid, interpretar cada una de sus palabras y escuchar la letra de “Resistiré”, me ha llenado de sentimientos muy positivos, de un gran deseo de poder seguir utilizando las redes sociales, de trabajar más duro en estos días desde casa apoyando a otros, generando unos minutos y horas de entretenimiento intelectual así lo llamó, cuando logro entrar a los hogares de muchos profesores en Bolivia y poder conversar con ellos e integrarlos en un Webinar y pasar unas horas juntos, en equipo, venciendo desde la virtualidad, la obligatoria y necesaria exigencia de no juntarnos físicamente.
    Yo soy de los que nunca había escuchado tan hermosa letra profesor, tenía unos 12 años y si bien recuerdo al grupo Mocedades; nunca es tarde para disfrutar de una excelente letra musical, pero sobre todo entender que siempre las cosas se conectan, y casi siempre por lógica el presente con el pasado, sí profesor y amigo, hay que resistir cuando “se siente que se pierden todas las partidas, y se quiebren las salidas y cuando se sienta miedo del silencio y cuando cueste mantenerse en pie y nos pongan contra la pared, resistiremos ,resistiremos, resistiré erguido frente a todo, nos volveremos de hierro para endurecer la piel”. Gracias y mil gracias por compartir sus experiencias, somos muchos, miles, los que leemos sus libros, sus comentarios en su blog y escuchamos sus vídeos en Youtube, también lo referenciamos y lo ponemos de ejemplo en nuestras clases. Hoy compartiré esta canción y donde quizás exista un poco de tristeza, de preocupación en mis amigos, estudiantes, llegaré con este mensaje de resistir y me despido pidiendo a Dios que ponga su bendición sobre Ud , su familia, Madrid y el Mundo. Un fraternal abrazo y hoy aprendí algo nuevo mediante Ud y no fue u método, o una técnica, o una herramienta, fue la letra de una música, un himno espiritual que compartiré y en lo adelante aplicaré en los momentos más duros que me imponga la vida. “Resistiré”. Salud y éxitos.

    Responder
  5. Lic. Maria Carmen Ruiz

    Gracias!!!! Dr Garcia Aretio!!!. Su accionar es superlativo!!!.
    Son horas terribles….aciagas…..y no sabemos por dónde llegará la estocada.
    Mientras tanto rezaré por Ud y su familia y por mi familia española…que no es chica!!
    Aqui en Paraguay y en Argentina todavia la llevamos livianita…..
    Gracias por el ánimo demostrado y transmitido. Que Dios lo bendiga!!!!

    Responder
  6. Carmen

    Gracias Lorenzo por tu energía contagiosa, por tenernos presente en esta difícil situación inesperada y compleja, muy cierto tenemos que resistir y seguir adelante. Sin duda esta situación nos obliga a revisar lo hecho y mirar la vida con un sentido más solidario y empático. Yo siempre escucho esta canción porque da fuerza, no hay que rendirse. Mas bien unirse.
    Gracias por todo.

    Responder
  7. Ana B. Rúa

    Gracias Maestro Lorenzo!!! Lo sigo hace muchos años y comparto su trabajo, investigación y amor por la educación con todas las cohortes de estudiantes de la Lic en Cs. de la Educación y de Comunicación social (poquitos, estos últimos) de la UNSL. En San Luis, Argentina.
    Resista maestro! Así resistiremos también.
    Un abrazo a la distancia. 🌾

    Mg. Ana Beatríz Rúa

    Responder
  8. María Isabel Cabezudo Sánchez de Rebaudi

    Querido Lorenzo: Me emocioné tanto con tu escrito, que sacaste de mí un rápida respuesta desde mi sensibilidad. Pero necesito ahora decirte algo más. Ya conoces mi verborragia.
    Estamos juntos en esta batalla del que ya hay perdedores y supuestos ganadores hasta el momento.
    España tú sabes que está encarnada en mi. Lo que os pasa: me pasa, lo que os duele me duele; y no sabemos cómo continuará esta historia que recién comienza en el Cono Sur. Tampoco sé si sobreviviré. Pero pienso como tú, que a mi edad, al decirles a mis nietos que soy simplemente “una mujer joven pero con muchos años”, muestro que tenemos garra para enfrentar situaciones y no confrontar. Eso nos hace resilientes. Y aquí me tienes haciendo barbijos mientras cuido a mi marido enfermo, y ayudando a dos médicos que están capacitando online a enfermeras. Me siento orgullosa de tu reacción y me solidarizo. Tengo una nieta que fue a hacer una beca en Roma, quisiera estar con ella, pero no puedo. Pienso que es la mejor manera de demostrarle que está en nuestra esencia “RESISTIR”. y que – al menos – estas circunstancias penosas, permitirán sacarnos del foco del miedo y sacar lo mejor de nuestra condición humana. Abrazo enorme!!!!

    Responder
  9. María Isabel Cabezudo Sánchez de Rebaudi

    Querido amigo…
    Que el himno se nos grabe en el alma, más aún cuando está herida de pena
    Que el himno nos aliente constantemente en la espera
    Que el himno siga siendo un grito de lucha y de esperanza
    que nos aferre con mejor amor a los que amamos
    con serenidad
    sin fatuas ansias
    Y que siga cruzando, como lo hizo mil veces el Atlántico
    en esta lengua cervantina de belleza sin reservas
    que menciona sin decirlo a un Dios que por nosotros vela

    Responder
  10. Faride Barrios

    Gracias Dr. Aretio le aprecio por ser mi guía en este mundo de la docencia virtual… Y hoy me ha sacado lágrimas porque junto a la pandemia que nos acecha se hizo presente la pancreatitis de mi esposo que nos ha llenado en momentos de angustia… Con este tema me anima a seguir adelante y claro que resistiré… Un abrazo con cariño,desde Reynosa, Tamps. México,

    Responder
  11. Hilda Bustamante

    Gracias Dr. García Aretio, de desde México. Siempre poniendo el ejemplo con su actitud y conducta. Un gran abrazo para usted, familia y España, tierra de mi madre.

    Responder
  12. Martha Quintanilla

    Gracias Doctor Aretio por su inspiradora entrada. Animo y adelante con sus escritos. Resistirá junto a su esposa y familia. Resistirá España y la bella Madrid. Resistiremos mundo. Dios con nosotros. Pronto pasará la tormenta.

    Responder

Responder a Faride Barrios Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.