Archivo de la etiqueta: ead

En el Acto de Graduación en la Universidad Abierta Para Adultos (UAPA) (13,22)

uapaLa Universidad Abierta Para Adultos (UAPA) de la República Dominicana acaba de celebrar la XXXIX Graduación Ordinara. En el solemne Acto de Graduación tomaron los Grados de Licenciatura o Maestría un total de 704 estudiantes. Desde hace meses estaba invitado para pronunciar el Discurso Central en dicho acto.

La Universidad Abierta Para Adultos (UAPA) fue fundada en 1991, cuando un grupo de profesionales de la República Dominicana decidió crear una institución universitaria innovadora en su concepción filosófica y organizativa. El Consejo Nacional de Educación Superior (CONES) de la República Dominicana autorizó el inicio de las labores docentes en 1995 y ese mismo año se publicó el correspondiente Decreto mediante el cual se le otorgó personalidad jurídica y capacidad legal para expedir títulos académicos con igual fuerza, alcance y validez que los expedidos por todas las instituciones de nivel superior de igual categoría.

Tribuna2

Durante el Himno Nacional

Con los 704 titulados que tomaron su grado el pasado 11 de octubre, la UAPA ha alcanzado un total de 12.810 egresados en las diferentes áreas de estudio que imparte la citada Universidad. De los 704 que se invistieron, el 67% son mujeres y el 33% hombres en el nivel de grado.

La orientación filosófica de esta Universidad es el desarrollo de facilidades educativas de nivel superior que permitan establecer las bases para garantizar la igualdad de oportunidades en los estudios de nivel superior a todas las personas mayores de 18 años que por una u otra causa no han podido acceder a los mismos, mediante enfoques educativos no tradicionales presenciales, semipresenciales y no presenciales y/o a distancia.

La UAPA ha sido pionera en el país en la innovación que supone la impartición de estudios universitarios a distancia, siendo cuidadosa con todos los procesos de aseguramiento de la calidad en estos entornos.

Graduados

Algunos de los 704 Graduados

Confieso que jamás estuve en un acto de tal envergadura, observando desde la Mesa de Honor, junto al Rector, donde me encontraba, el motivador espectáculo de 704 graduandos, bien uniformados con traje académico y ocupando sus asientos en estricto orden por centros, facultades y titulaciones. A ese gran número de titulados universitarios, les acompañaban en otros espacios habilitados para tan solemne acto, numerosas autoridades y público en general, fundamentalmente los familiares de los titulados. La mesa de honor estuvo integrada por los miembros del Consejo Académico e invitados especiales.

Tras unas emotivas palabras de bienvenida a todos los presentes por parte del Rector, Dr. Ángel Hernández, me sorprendieron al concederme la más alta distinción medallística que tiene establecida esta Universidad, relevante acto para mí, al que me referiré en otro post de mi blog García Aretio. Tras esa distinción se me reclamó para pronunciar el Discurso Central de Graduación. Son discursos, éstos, que siempre generan dificultad al pensar que hay que dirigirse a un auditorio tan heterogéneo: docentes e investigadores, titulados de las diferentes áreas y una variada población formada por los numerosísimos familiares de los recién titulados.

Discurso UAPA

Discurso Central de la ceremonia

Opté por un discurso centrado en la revolución digital que está sufriendo nuestra sociedad. Los grandes cambios que vienen generando los avances tecnológicos y la necesidad que tienen, fundamentalmente los universitarios, de contar con las competencias digitales necesarias para ese diálogo permanente que hemos de mantener con un entorno tan cambiante. Invité a los nuevos titulados a esforzarse para crecer aún más ayudados por los aportes de las tecnologías actuales y a compartir, a colaborar, con los otros para así, a través de la inteligencia colectiva, construir ese mundo mejor que todos deseamos y que quienes han de liderar desde los diferentes ámbitos sociales esta sociedad, generalmente los titulados universitarios, sean un ejemplo de estas actitudes y comportamientos colaborativos. Finalmente introduje una visión de lo que está viniendo desde el mundo tecnológico y que, irremediablemente, nos va a seguir condicionando.

Tribuna

Presidencia del Acto. Mesa de Honor

Tras mi discurso se procedió a la entrega de los correspondientes títulos académicos, uno a uno, a los 704 graduados como licenciados o másteres, por parte del Rector de la Universidad. Por mi parte, este emotivo momento de entrega de los títulos, lo viví de manera especial desde mi privilegiada posición en el centro de la tribuna. La Vicerrectora Académica, Dra. Magdalena Cruz, sentada a mi lado, me describía brevemente historias de algunos de los egresados que subían al estrado. Mi satisfacción era máxima, una vez más, al comprobar la innegable función social que los sistemas a distancia vienen desempeñando a lo largo y ancho del planeta. En muchos casos se trataba  de una promoción social de personas procedentes de capas sociales que jamás hubiesen tenido oportunidad para llegar al estatus académico que estaban disfrutando en ese acto. Quizás algún día tenga oportunidad de contar aquí mismo algunas de esas historias.

En fin, bien saben que vengo trabajando desde mi parcela como docente e investigador de la EaD desde hace algunas décadas. En los años 80 del pasado siglo, muchos no me entendían ante tan apasionada defensa de estas formas de enseñar y aprender. Hoy, cuando se viven experiencias como la que narro en esta entrada, me siento feliz y más convencido aún, si cabe, de las bondades de los sistemas no presenciales de enseñanza y aprendizaje.

En otra entrada del blog les contaré la ceremonia de concesión de la más alta distinción de la Universidad que se me otorgó en el mismo acto, curiosamente, tres días después de la distinción recibida por parte del Ministerio de Educación Superior, CITICED y CREAD en la ciudad de Santo Domingo.

Algunas informaciones periodísticas sobre el acto de la UAPA:

MOOC. ¿Son EaD, igual que el e-learning? (13,18)

Diapositiva03Como anunciaba en mi entrada anterior Mooc. Muchas preguntas, voy a tratar de dar mi punto de vista sobre algunas de las cuestiones en esa entrada planteadas. Ahí preguntábamos si los MOOC nacieron por generación espontánea, es decir, cómo se originaron. En este blog nos vamos a referir a algunos de los antecedentes. Hoy lo haremos a algo más que un antecedente. Algo más porque hablamos de la educación a distancia (EaD) en general como abarcadora de esos proyectos de cursos masivos, abiertos y a distancia. Por tanto, los antecedentes de los MOOC son ni más ni menos que los antecedentes, la historia, de la propia EaD. Como, desde mi punto de vista, sucedió con el e-learning.

En más de una ocasión, en publicaciones, en conferencias, congresos o seminarios, me he manifestado en contra de segregar radicalmente el concepto de e-learning  del de EaD. Otros lo hacen. Desde mi punto de vista el e-learning es educación a distancia, al menos es la educación a distancia como la vengo concibiendo, la EaD como diálogo didáctico mediado entre docentes de una institución y los estudiantes que, ubicados en espacio diferente al de aquellos, aprenden de forma independiente o grupal (García Aretio, 2001).

Desde nuestro punto de vista, venimos defendiendo desde hace bastantes años (García Aretio, 2001), que en esta conceptualización de EaD caben las más diversas formulaciones, proyecciones y propuestas educativas no presenciales. Cierto que han existido y existen debates referidos a la disociación de los conceptos de educación a distancia e-learning así como de otras denominaciones educativas muy ligadas a las TIC. En el supuesto de considerar estos tipos de enseñanza/aprendizaje como la evolución lógica de la EaD (antes se usaba el teléfono, la radio, la televisión, el vídeo, audio…), vengo coincidiendo con otros autores en que el e-learning es una evolución lógica de la propia EaD. Antes, en fin, podíamos hablar de una educación a distancia soportada en sistemas analógicos y la de ahora se sostiene en sistemas digitales (¿EaD analógica vs EaD digital?). Los dispositivos de apoyo han venido evolucionando y han propiciado que las “distancias” (esa separación) se acorten, pero desde nuestro punto de vista una y otra son EaD, son, en realidad, una educación mediada, como se desprende de nuestro modelo de diálogo didáctico mediado (DDM) (García Aretio, 2014).

Sin embargo, otros autores son radicales al oponerse a la identificación de los conceptos de educación a distancia y e-learning. Unos defienden estas diferencias al entender que el objeto del e-learning ha sido menos el de acortar las distancias y que la distancia no es su característica definitoria. Otros dicen que la realidad es que el aprendizaje en línea es un descendiente directo de la tecnología educativa y la enseñanza asistida por ordenador y no de la EaD (ver citas en García Aretio, 2014).

EaD subePues en línea similar nos pronunciamos con respecto a los MOOC. ¿Son educación a distancia? En un post de agosto del año pasado (¿Son los MOOC – CAMEL educación a distancia (EaD)?defendíamos que los MOOC  son otra forma, vertiente o dimensión de la educación a distancia, porque pueden hacer propias las características que nosotros le asignamos a aquellos programas educativos y de formación que se llevan a cabo a través de esa modalidad. Si de forma clara no recogen alguno de esos rasgos delimitadores, personalmente pienso que no hablamos de educación a distancia y, desde mi punto de vista, tampoco hablamos de MOOC.  En aquel post de hace algo más de un año, decíamos, entre otras cosas, lo siguiente:

No cabe duda de que si planteamos cuáles son las ventajas o virtualidades de un MOOC seguramente nos remontaríamos a las más clásicas reconocidas a la EaD de corte más convencional y a las del e-learning más actual, aderezadas por alguna otra de las maravillosas ventajas que puede lucir la Web y herramientas 2.0. (apertura, flexibilidad, actividad, educación permanente, etc.) y, sobre todo, de mucha, de mucha libertad tanto por parte de los facilitadores como de los participantes. Pero vayamos a nuestra pregunta inicial, ¿cómo cuadran las cuatro características mínimas esbozadas en mi anterior entrada y referidas a la educación a distancia, a los cursos masivos, abiertos y en línea (MOOC)?

    • ¿Existe en los MOOC separación física entre docentes-facilitadores y estudiantes y generalmente de éstos entre sí? SÍ.
    • ¿Se potencia en los MOOC el estudio independiente, más allá de las posibilidades colaborativas? Cierto que SÍ.
    • ¿La comunicación entre los actores (profesores y estudiantes) en los MOOC es mediada, a través de recursos tecnológicos? Parece que SÍ.
    • ¿Existe detrás esa organización que planifica, diseña, produce materiales, evalúa, cobra tasas? En realidad un MOOC puede ser iniciativa de un docente o de un grupo de docentes sin necesidad de que exista soporte institucional detrás. Pero si se requiere evaluación que lleve al correspondiente certificado, SÍ que debe existir esa institución certificadora. En todo caso, aún sin el requerimiento de la evaluación, estas propuestas generalmente se hacen desde instituciones, de las que se aprovechan sus servicios e infraestructuras. Así lo atestiguan las últimas propuestas más representativas que se van implantando.

Al menos, con estas simples características sí que delimitamos un poco el campo. Sin embargo, no parece que sólo por cumplir esos rasgos podamos referirnos a MOOC. Quizás, podría hablarse en algún caso de curso en línea, formación virtual, e-learning, b-learning, etc.

Entiendo que el MOOC no es otra cosa que una forma evolucionada de Educación a Distancia. Eso sí, de una EaD en línea, masiva y abierta. Una EaD masiva y más o menos abierta ya la ha habido en diferentes propuestas de algunas instituciones. En la UNED ha habido y hay cursos o asignaturas con 15.000 estudiantes y en esa misma Universidad, desde hace muchos años se viene impartiendo un programa de “Enseñanza abierta” con numerosos cursos, cierto que no gratuito, pero sí sin exigencias de requisitos previos por parte de la Universidad, excepción hecha de los exigidos particularmente por cada curso en cuestión. ¿En línea?, desde hace años la EaD se viene ofreciendo en formatos digitales.

_________

  • García Aretio, L. (2001). Educación a distancia. De la teoría a la práctica. Barcelona: Ariel.
  • García Aretio, L. (2014). Bases, mediaciones y futuro de la educación a distancia en la sociedad digital. Madrid: Síntesis (en prensa, sale en próximas Navidades)
Citar así esta entrada:
García Aretio, L. (23/09/2013). MOOC. ¿Son EaD, igual que el e-learning? (13,18). Contextos universitarios mediados. (ISSN: 2340-552X). Recuperado de http://aretio.hypotheses.org/736.

Así veía la Educación a Distancia en 1998 (vídeo) (12,33)

Como ya les indiqué en mi anterior entrada, en 1998 se me ocurrió dirigir la elaboración de un vídeo a través del   Centro de Medios Audiovisuales de la UNED. El vídeo vio la luz a inicios del 2000, pero los esquemas eran de 1998. Nos pusimos manos a la obra. Me ayudó en la elaboración del guión el hoy Dr. José María Luzón, profesor de la Facultad de Psicología de la UNED y en la realización técnica Fran Alemán Columbrí. Aprovechamos textos de mis diferentes publicaciones, adaptados al medio audiovisual.

Sinceramente quedé contento del resultado. Fue un vídeo, en su momento no en abierto, que utilizamos en alguno de sus módulos en el Máster Internacional en Enseñanza y Aprendizaje Abiertos y a Distancia (EAAD) que tuve el honor de diseñar y dirigir, junto a un buen número de expertos académicos de la UNED y de otras universidades entre los años 1999-2005. El vídeo fue utilizado en multitud de procesos de formación de docentes para la educación a distancia.

Hoy lo recupero por si algún amable lector de este blog tienen la voluntad de visionarlo (son 33 minutos). Si se animan, podrán atisbar lo que en 1998 podíamos aventurar sobre esta modalidad de enseñanza y aprendizaje. El vídeo hay que verlo y escucharlo con aquella mentalidad de finales del siglo pasado. Seguía en mi empeño de difundir y explicar el fenómeno de la EaD y ésta (audiovisual para predicar con el ejemplo) podría ser una forma más atractiva de acercarlo a los que no lo conocían.

Era la época, aún, del texto impreso, del teléfono, de la radio, de la TV, de los audios y de los vídeos. Pero ya asomábamos a Internet. En el año 1998 ya existían valiosas experiencias que venían abriendo brecha en el mundo de la enseñanza y aprendizaje soportados en sistemas digitales. Estábamos rompiendo y atisbando un mundo diferente, aunque quizás nunca llegásemos a imaginar los sistemas y las tendencias actuales que 14 años después, en este ámbito, suponen una eternidad. Miren, en la contraportada de la caja del Vídeo, editado en VHS, podía leerse:

“Los sistemas de enseñanza y aprendizaje abiertos y a distancia están extendiéndose con enorme fuerza en la mayoría de los países y en todos los niveles y formas de enseñanza, pues los hombres y mujeres de hoy necesitan estar al día, actualizar y mejorar sus conocimientos, necesitan seguir aprendiendo durante toda la vida.

La formación a distancia es una modalidad educativa respetuosa con las necesidades, obligaciones y preferencias de las personas que aprenden. Y no es un sucedáneo de la enseñanza directa, dado que la formación a distancia diversifica y amplía las ofertas de estudios reglados y no reglados, constituye de por sí un espacio de reflexión para la innovación educativa y proporciona un acceso universal a la educación.

La formación a distancia es en definitiva, la manera de enseñar y aprender de una nueva era que se identifica por su flexibilidad, innovación y afán de superación de viejos moldes. Estudiarla, mejorarla y garantizar siempre su calidad y rigor es nuestro objetivo como profesionales.”

Les dejo el vídeo, se esfuerzan en pasarlo y, si lo estiman oportuno, me dicen algo pero, por favor, con ojos de 1998.

Citar así esta entrada:
García Aretio, L. (15/12/2012). Así veía la Educación a Distancia en 1998 (vídeo) (12,33). Contextos universitarios mediados. (ISSN: 2340-552X). Recuperado de http://aretio.hypotheses.org/417.

Mirando al futuro (formación e investigación en EaD), desde 1996 (12,32)

Voy a ofrecerles a ustedes dos entradas en este blog. Como en tantas películas, es como si utilizase la técnica del flashback para trasladar la visión al pasado. ¿Qué decía, qué pensaba en los años (1995-1999) en que desempeñé el cargo de Director del Instituto Universitario de Educación a Distancia (IUED) de la UNED. Parecen años como de la prehistoria de la educación a distancia de hoy.

Pues eso, les ofrezco hoy un vídeo de 1996 (¡hace casi 17 años!). ¿Cómo veía yo la formación, la investigación, la caidad, el análisis de la EaD…, mirando al futuro?. Fue un vídeo de la programación UNED emitido ese año a través de Televisión Española en el que  mostraba mis puntos de vista sobre determinados aspectos de la formación de los docentes, la investigación y los recursos, todo ello referido a la educación a distancia y ligado a una macroinstitución como la UNED, maquinaria pesada y, por tanto, más lenta que otras instituciones de menor tamaño. Pero ya en esos años, pienso que se pusieron las bases para posteriores potentes desarrollos tecnológicos en esta Universidad.

Igualmente, ya nos adelantábamos a lo que serían los fuertes movimientos sobre la calidad de las universidades que vendrían después.

 

En una próxima entrada les presentaré un Vídeo que diseñamos en el IUED de la UNED referido a bases, diseños, desarrollos, recursos de la EaD, vistos desde 1998. Ese vídeo ayudó bastante a instituciones y programas que iban naciendo por aquella época. Será la próxima entrada del blog.

Citar así esta entrada:
García Aretio, L. (13/12/2012). Mirando al futuro (formación e investigación en EaD), desde 1996 (12,32). Contextos universitarios mediados. (ISSN: 2340-552X). Recuperado de http://aretio.hypotheses.org/441.

Conferencia abierta sobre experiencias en la UNED (12,31)

L. García Aretio y Michael G. Moore

Con motivo del  I Congreso Internacional de Educación a Distancia los responsables y organizadores del citado congreso programaron, en un acto externo al evento, en la Facultad de Ciencias de la Educación y Comunicación Social de la Universidad del Salvador de Buenos Aires, lo que denominaron una Conferencia Abierta en la que previamente me habían solicitado que no preparase nada dado que el formato consistiría en unas cuantas preguntas planteadas por el auditorio. Yo podría responder narrando mis propias experiencias en la UNED o planteando lo que estimase oportuno.

Pues bien, con estos criterios acudimos a esta sesión en un salón abarrotado de docentes, de participantes en el Congreso y de alumnos de postgrado. La sesión fue presentada y guiada por el Decano de dicha Facultad, Lic. Máximo Paz.

En el espacio de ésta que podríamos denominar como “entrevista abierta”, se abordaron temas relativos a la calidad de la EaD, las dificultades de estudiar en esta modalidad, el rigor y exigencia de estos estudios a distancia, la credibilidad de la EaD, la motivación de los estudiantes, los materiales, los recursos, etc.

Les dejo el vídeo completo de esta sesión informal en la que con la mayor naturalidad y espontaneidad les hablo de estos diferentes temas relacionados con la EaD en general y con la UNED en particular.

Tras mi conferencia tuvo lugar otra con el mismo formato, en este caso protagonizada por mi buen amigo Michael G. Moore. Igualmente, en el citado congreso yo tuve el honor de pronunciar la conferencia inaugural y M.G. Moore la de clausura..

Citar así esta entrada:
García Aretio, L. (10/12/2012). Conferencia abierta sobre experiencias en la UNED (12,31). Contextos universitarios mediados. (ISSN: 2340-552X). Recuperado de http://aretio.hypotheses.org/404.