MOOC. ¿Son EaD, igual que el e-learning? (13,18)

Diapositiva03Como anunciaba en mi entrada anterior Mooc. Muchas preguntas, voy a tratar de dar mi punto de vista sobre algunas de las cuestiones en esa entrada planteadas. Ahí preguntábamos si los MOOC nacieron por generación espontánea, es decir, cómo se originaron. En este blog nos vamos a referir a algunos de los antecedentes. Hoy lo haremos a algo más que un antecedente. Algo más porque hablamos de la educación a distancia (EaD) en general como abarcadora de esos proyectos de cursos masivos, abiertos y a distancia. Por tanto, los antecedentes de los MOOC son ni más ni menos que los antecedentes, la historia, de la propia EaD. Como, desde mi punto de vista, sucedió con el e-learning.

En más de una ocasión, en publicaciones, en conferencias, congresos o seminarios, me he manifestado en contra de segregar radicalmente el concepto de e-learning  del de EaD. Otros lo hacen. Desde mi punto de vista el e-learning es educación a distancia, al menos es la educación a distancia como la vengo concibiendo, la EaD como diálogo didáctico mediado entre docentes de una institución y los estudiantes que, ubicados en espacio diferente al de aquellos, aprenden de forma independiente o grupal (García Aretio, 2001).

Desde nuestro punto de vista, venimos defendiendo desde hace bastantes años (García Aretio, 2001), que en esta conceptualización de EaD caben las más diversas formulaciones, proyecciones y propuestas educativas no presenciales. Cierto que han existido y existen debates referidos a la disociación de los conceptos de educación a distancia e-learning así como de otras denominaciones educativas muy ligadas a las TIC. En el supuesto de considerar estos tipos de enseñanza/aprendizaje como la evolución lógica de la EaD (antes se usaba el teléfono, la radio, la televisión, el vídeo, audio…), vengo coincidiendo con otros autores en que el e-learning es una evolución lógica de la propia EaD. Antes, en fin, podíamos hablar de una educación a distancia soportada en sistemas analógicos y la de ahora se sostiene en sistemas digitales (¿EaD analógica vs EaD digital?). Los dispositivos de apoyo han venido evolucionando y han propiciado que las “distancias” (esa separación) se acorten, pero desde nuestro punto de vista una y otra son EaD, son, en realidad, una educación mediada, como se desprende de nuestro modelo de diálogo didáctico mediado (DDM) (García Aretio, 2014).

Sin embargo, otros autores son radicales al oponerse a la identificación de los conceptos de educación a distancia y e-learning. Unos defienden estas diferencias al entender que el objeto del e-learning ha sido menos el de acortar las distancias y que la distancia no es su característica definitoria. Otros dicen que la realidad es que el aprendizaje en línea es un descendiente directo de la tecnología educativa y la enseñanza asistida por ordenador y no de la EaD (ver citas en García Aretio, 2014).

EaD subePues en línea similar nos pronunciamos con respecto a los MOOC. ¿Son educación a distancia? En un post de agosto del año pasado (¿Son los MOOC – CAMEL educación a distancia (EaD)?defendíamos que los MOOC  son otra forma, vertiente o dimensión de la educación a distancia, porque pueden hacer propias las características que nosotros le asignamos a aquellos programas educativos y de formación que se llevan a cabo a través de esa modalidad. Si de forma clara no recogen alguno de esos rasgos delimitadores, personalmente pienso que no hablamos de educación a distancia y, desde mi punto de vista, tampoco hablamos de MOOC.  En aquel post de hace algo más de un año, decíamos, entre otras cosas, lo siguiente:

No cabe duda de que si planteamos cuáles son las ventajas o virtualidades de un MOOC seguramente nos remontaríamos a las más clásicas reconocidas a la EaD de corte más convencional y a las del e-learning más actual, aderezadas por alguna otra de las maravillosas ventajas que puede lucir la Web y herramientas 2.0. (apertura, flexibilidad, actividad, educación permanente, etc.) y, sobre todo, de mucha, de mucha libertad tanto por parte de los facilitadores como de los participantes. Pero vayamos a nuestra pregunta inicial, ¿cómo cuadran las cuatro características mínimas esbozadas en mi anterior entrada y referidas a la educación a distancia, a los cursos masivos, abiertos y en línea (MOOC)?

    • ¿Existe en los MOOC separación física entre docentes-facilitadores y estudiantes y generalmente de éstos entre sí? SÍ.
    • ¿Se potencia en los MOOC el estudio independiente, más allá de las posibilidades colaborativas? Cierto que SÍ.
    • ¿La comunicación entre los actores (profesores y estudiantes) en los MOOC es mediada, a través de recursos tecnológicos? Parece que SÍ.
    • ¿Existe detrás esa organización que planifica, diseña, produce materiales, evalúa, cobra tasas? En realidad un MOOC puede ser iniciativa de un docente o de un grupo de docentes sin necesidad de que exista soporte institucional detrás. Pero si se requiere evaluación que lleve al correspondiente certificado, SÍ que debe existir esa institución certificadora. En todo caso, aún sin el requerimiento de la evaluación, estas propuestas generalmente se hacen desde instituciones, de las que se aprovechan sus servicios e infraestructuras. Así lo atestiguan las últimas propuestas más representativas que se van implantando.

Al menos, con estas simples características sí que delimitamos un poco el campo. Sin embargo, no parece que sólo por cumplir esos rasgos podamos referirnos a MOOC. Quizás, podría hablarse en algún caso de curso en línea, formación virtual, e-learning, b-learning, etc.

Entiendo que el MOOC no es otra cosa que una forma evolucionada de Educación a Distancia. Eso sí, de una EaD en línea, masiva y abierta. Una EaD masiva y más o menos abierta ya la ha habido en diferentes propuestas de algunas instituciones. En la UNED ha habido y hay cursos o asignaturas con 15.000 estudiantes y en esa misma Universidad, desde hace muchos años se viene impartiendo un programa de “Enseñanza abierta” con numerosos cursos, cierto que no gratuito, pero sí sin exigencias de requisitos previos por parte de la Universidad, excepción hecha de los exigidos particularmente por cada curso en cuestión. ¿En línea?, desde hace años la EaD se viene ofreciendo en formatos digitales.

_________

  • García Aretio, L. (2001). Educación a distancia. De la teoría a la práctica. Barcelona: Ariel.
  • García Aretio, L. (2014). Bases, mediaciones y futuro de la educación a distancia en la sociedad digital. Madrid: Síntesis (en prensa, sale en próximas Navidades)

Lorenzo García Aretio

Catedrático de Universidad. Titular de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED) de la UNED de España. Director de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle PlusYouTube

Imprimir ésta entrada Imprimir ésta entrada

About Lorenzo García Aretio

Catedrático de Universidad. Titular de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED) de la UNED de España. Director de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia
This entry was posted in Entradas and tagged , , . Bookmark the permalink.

12 Responses to MOOC. ¿Son EaD, igual que el e-learning? (13,18)

  1. Cristissa says:

    Muy buenas, algo tarde mi participación en el apasionante debate de los mooc, pienso que sin duda son educación a distancia como afirma en su análisis, con unas características determinadas y una de las más sobresalientes es la posibilidad de interactuar y construir el conocimiento de los participantes.
    Debbie, preguntas si abierto y gratuito es lo mismo, yo entiendo abierto como accesibilidad a la hora de matricularse, la gratuidad con relación al aporte económico, por lo que no es lo mismo. Me parecen fabulosas las dos características, ya que personas que quieran formalmente y se encuentren motivadas para indagar y compartir los temas sobre los que trate el mooc son aceptadas. Para mi es el verdadero conocimiento “sin credencialismo”, “sin titulitis”, el verdadero conocimiento constructivista, aunando en muchos casos la participación de profesionales, conocimientos, experiencias, ideas, reflexiones y motivación para seguir indagando sobre muchos temas. Un lugar de encuentro, de trabajo, reflexión donde un tema nos une, creando un espacio a través del juego didáctico de la participación. La distancia física se reduce acercando la dialéctica y el conocimiento a un solo paso en un solo clic.

    Yo voto por los Mooc, también por comprobar como se están realizando y evaluar en algunos casos sus indicadores. Mi gran experiencia con ellos supera las deficiencias de otros realizados posteriormente, entristeciendome que puedan deteriorar su esencia, ¡ el de la participación !

    Saludos

  2. Hay ciertamente que distinguir entre “Educación a distancia” algo que hay estado presente desde el siglo 19 hasta las últimas décadas del siglo 20 y e-learning. Pero segundo Rosenberg no hay dito en 2001, …“La revolusión mayor en el futuro no será el e-learning, será si el desaparecimiento del E. Pasamos a tener solo “learning”… Esta és si la realidad con que nos confrontamos hoy. Más detalles en: Sobre el uso de las tecnologías y metodologías utilizadas en Enseñanza no presencial http://areis-es-phd.blogspot.pt/

  3. Pingback: MOOC. ¿Son EaD, igual que el e-learning?...

  4. Paola Dellepiane says:

    Gracias Lorenzo por la excelente análisis y argumentación. Acuerdo en que los MOOC son también EaD, aunque con ciertas características propias que hacen al enriquecimiento de propuestas educativas en esta modalidad. Hay mucho para seguir investigando y debatiendo sobre el tema de los MOOC y su definición, sin embargo creo que no desaparecerán.

  5. Pingback: Anónimo

  6. Pingback: MOOC. Objetos de aprendizaje | Contexto

  7. Pingback: MOOC | Annotary

  8. Debbie Cronenbold says:

    Dr. Aretio:
    Un gusto saludarlo, el hecho de publicar este artículo refuerza la simpatía que tengo por los MOOCS, acabo de realizar uno en coursera, organizado por el Tecnológico de Monterrey, que me pareció muy bueno. Unas preguntas que siempre me hacen y que quisiera que usted pudiera orientarme, su opinión para mi es certificada ya que lo tengo de referencia en todos los cursos que imparto..son siempre gratuitos los moocs? al poseer la calidad de “abierta” significa gratuidad?…y si la institución educativa no contempla en su presupuesto estos cursos…quién paga la iniciativa, investigación, preparación y tiempo a los profesores?

    Saludos cordiales

    Debbie Cronenbold

  9. Pingback: MOOC. ¿Son EaD, igual que el e-learning?...

  10. Maria Bermudez says:

    !Hola, Dr. Lorenzo!
    No tengo ninguna duda, al igual que usted, en que los MOOC se ubican bajo el amplio “paraguas” de la Educación a Distancia.
    En cuanto al por qué y para qué surgieron, sigo dudosa…aunque sospecho que en eso puede haber influído el “movimiento” de los Recursos Educativos Abiertos (REA).
    Saludos cordiales,
    María J. Bermúdez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <embed style="" type="" id="" height="" width="" src="" object="" allowfullscreen="" allowscriptaccess="" cachebusting="" bgcolor="" quality="" flashvars=""> <iframe width="" height="" frameborder="" scrolling="" marginheight="" marginwidth="" src=""> <object style="" height="" width="" param="" embed=""> <param name="" value="">