No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD (12,17)

En una entrada anterior de este Blog, titulada "'Educación a distancia', o qué" hacíamos mención a las diferentes formas de entender el fenómeno de la educación a distancia (EaD). Ni siquiera existe un generalizado consenso sobre su más adecuada denominación. Somos partidarios de que los estudiosos, teóricos, pensadores e investigadores sobre estos temas, dediquemos parte de nuestro tiempo a estas reflexiones, al estudio de los fundamentos, de las teorías, de los principios pedagógicos en donde se asientan estas formas de enseñar y aprender.

A veces se nos pretende convencer de que con tal o cual tecnología maravillosa, el éxito educativo está garantizado. Parece que con la abundancia tecnológica no se hacen precisas ni competencias académicas (científicas), ni pedagógicas. Grave error.

Supongo que nadie duda de que en todos los campos del saber se reconoce la importancia de los fundamentos teóricos para un desarrollo sólido de las realizaciones prácticas. No se puede avanzar, en nuestro caso en educación a distancia, si nos limitamos a mostrar sólo experiencias sobre qué es o cómo se hace o utiliza acá, allá o acullá una herramienta, un curso, una experiencia. No podemos limitarnos a mostrar datos descriptivos, perfiles, resultados sobre la experiencia, etc., aunque todo eso sea bueno para describir una realidad y, quizás, en algunos casos, para explicarla. Tenemos que profundizar, tratar de llegar a las raíces, conocer la estructura, componentes, etc., el qué, el cómo, el cuándo, el por qué y para qué.

Han de hacerse propuestas teóricas explícitas que puedan discutirse y vayan ampliando su grado de consenso científico. Esa sería la garantía de éxitos y avances en los nuevos sistemas de enseñanza y aprendizaje digital.

El esfuerzo por realizar reflexiones teóricas consistentes en el campo que nos ocupa, viene justificado porque éstas nos ofrecerán ámbitos de análisis y sugerirán problemas e hipótesis que permitirán continuar avanzando en la investigación como instrumento para la generación de nuevos fundamentos teóricos que suplan o complementen a los anteriores. Y siempre tomando las realizaciones prácticas como bases de nuestro análisis y como objeto último de mejora tras la construcción teórica. Necesitamos fundamentos teóricos sólidos que muestren los conocimientos de este campo perfectamente organizados y relacionados sistémicamente, que nos ayuden a entender un mismo lenguaje, que nos muestren caminos para futuras investigaciones, etc.

Somos conscientes de que nos movemos en un campo, el de la educación a distancia, que muestra un núcleo y unos perfiles más complejos que los de la educación convencional plasmada en la relación física cara a cara. Sabemos de la dificultad de determinados análisis y prácticas incluso en entornos educativos presenciales y reconocemos también la existencia de ofertas educativas a distancia con baja o nula calidad. Sin duda, es poco viable trasladar el diseño de una acción formativa presencial tal cual a un entorno a distancia, como se ha pretendido en muchas ocasiones. Esto sólo nos habla del desconocimiento de la educación a distancia por parte de esos promotores y explica los fracasos producidos en muchas de estas propuestas.

Es un campo singular, con sus propias dificultades y complejidad. Planificar y desarrollar acciones educativas a distancia no resulta, por ello, sencillo, dado que nos enfrentamos a un ámbito que podríamos definir como:

  • Emergente. Aunque cada vez menos (la EaD tiene siglo y medio de vida). Sin embargo, las novedades son constantes por la la necesidad de la permanente integración tecnológica, a la vez que la modalidad va consolidándose progresivamente en sus conceptos, estructuras, principios y posibilidades.
  • Complementario a los esquemas presenciales, que no contrapuesto como algunos pretenden.
  • Complejo por los numerosos agentes y componentes que han de intervenir en su diseño, desarrollo y evaluación.
  • Difícil, al exigir equilibrar y armonizar las numerosas corrientes y todos y cada uno de los múltiples elementos intervinientes.
  • Heterogéneo en sus manifestaciones, por la diversidad de propuestas, formulaciones y tipos de educación a distancia que hoy aparecen como tales o con otros nombres que nosotros integramos en el genérico de educación a distancia (véase post citado al inicio).
  • Problemático, con bases múltiples, por la cantidad de campos del saber que inciden en esta modalidad, tales como la pedagogía, la psicología, la tecnología, la informática, la sociología, la economía, la política, etc. 
  • En permanente y rápida evolución, crecimiento y despliegue que complica todo lo anterior al exigir constante adaptación a los nuevos avances, sobre todo tecnológicos, tanto desde la perspectiva institucional, como desde la organizativa y pedagógica de docentes y estudiantes.

Reitero que por todo lo señalado, no bastan las recetas que tantos buscan. No se solucionan los problemas de aprendizaje por mucha abundancia tecnológica de la que dispongamos. Y si hablamos de recetas, en ningún caso las recetas culinarias, aunque sí podríamos usar la receta médica emitida tras un buen diagnóstico. 

Por otra parte, la abundancia tecnológica en muchos casos, más que aclarar puede llegar a confundir, sobre todo a aquellos que están ávidos para aplicar siempre la última tecnología que les llega sin ninguna reflexión previa, sin análisis, sin valoraciones..., simplemente porque me lo dijo otro que supuestamente la utilizó en un cotexto diferente.

Así, la abundancia tecnológica, la sobresaturación informativa, la singularidad y variedad de estas formas de enseñar y aprender, exigen rigor, estudios, competencia profesional, en suma, a la hora de implementar proyectos educativos basados en propuestas de educación a distancia, sean del corte que fueren.


Lorenzo García Aretio

Catedrático de Universidad. Titular de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED) de la UNED de España. Director de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle PlusYouTube

Imprimir ésta entrada Imprimir ésta entrada

About Lorenzo García Aretio

Catedrático de Universidad. Titular de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED) de la UNED de España. Director de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia
This entry was posted in Entradas and tagged , , . Bookmark the permalink.

26 Responses to No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD (12,17)

  1. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Educando con TIC | Scoop.it

  2. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Docentes inmigrantes | Scoop.it

  3. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. | eduvirtual | Scoop.it

  4. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD.- | Redes 3D. Posibilidades didacticas de los metaversos | Scoop.it

  5. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Internet, Linux, Software Libre, Tecnología, Gadgets,... | Scoop.it

  6. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. | TIC y educación | Scoop.it

  7. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Educacion, ecologia y TIC | Scoop.it

  8. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Joaquin Lara Sierra | Scoop.it

  9. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | RedDOLAC | Scoop.it

  10. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD.- | Pedagogía 3.0 | Scoop.it

  11. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Tic y Formación. | Scoop.it

  12. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Gestores del Conocimiento | Scoop.it

  13. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD.- | Educación, pedagogía, TIC y mas.- | Scoop.it

  14. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Edukn-do | Scoop.it

  15. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Educación y TIC | Scoop.it

  16. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD. | Educación Virtual | Scoop.it

  17. Excelente post..!!! Coincido 100% !!!

    Hay mucho por indagar, aprender, evaluar, testear y desarrollar.
    Creo que eso es bastante normal en una etapa inicial, como la que vivimos, en educación a distancia por internet (o apoyada en internet).
    También creo que hay que correrse decididamente de la tecnofilia sin análisis, en nombre de la cual uno ve tantos abusos.

    Respecto de lo que comenta J.C. Signorelli, no creo que sea una derivación tecnológica-cultural, la irracionalidad que menciona. Estimo que es una "irracionalidad política" tan habitual en nuestro país (Argentina).

  18. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Era Digital - um olhar ciberantropológico | Scoop.it

  19. Hola a todos:
    Considero que la tecnologia por si misma no garantiza una enseñanza eficiente .Tambien,creo ,estamos asistiendo a un proceso inverso al que seria racional y adecuado: el flujo de informacion sobre el uso de tecnologias en educacion supera la demanda,esto es,por ejemplo en Argentina, se entregaron primero las netbooks antes de la capacitacion de sus docentes.En otras palabras , una educacion racional considerara un flujo controlado de la informacion sobre tecnologias,asegurando tambien el desarrollo de una demanda de los docentes adecuada a ese flujo informativo y formativo,de lo contrario,se produciran, como hasta la fecha,asimetrias entre la cantidad de informacion y su uso real.Saludos.JUAN CARLOS

  20. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Aprendiendo a Distancia | Scoop.it

  21. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Informacioninvisible | Scoop.it

  22. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | E-Learning, Social Media y TIC en pequeñas dosis. | Scoop.it

  23. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Formación, tecnología y sociedad | Scoop.it

  24. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados « juandon. Innovación y conocimiento

  25. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Pedalogica: educación y TIC | Scoop.it

  26. Pingback: No basta con recetas y abundancia tecnológica. La complejidad de la EaD | Contextos universitarios mediados | Educación a Distancia (EaD) | Scoop.it

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <embed style="" type="" id="" height="" width="" src="" object="" allowfullscreen="" allowscriptaccess="" cachebusting="" bgcolor="" quality="" flashvars=""> <iframe width="" height="" frameborder="" scrolling="" marginheight="" marginwidth="" src=""> <object style="" height="" width="" param="" embed=""> <param name="" value="">