Educación a distancia, o qué (12,14)

Más de siglo y medio llevan a cuesta las diversas propuestas de enseñanza que prescindían de la presencia física en el “aquí y ahora” de profesor y alumno. Pero claro, ya antes de esos años, mucho antes, ya trataban unos de transmitir información, conocimientos, saberes…, con el fin de que pudieran llegar a otros.

En los principios, apareció el lenguaje oral. Después de esta relación directa se generó la necesidad de comunicaciones en distancias a las que no alcanzaba la voz. Así surgieron las comunicaciones por humo, destellos con espejos, banderas, tambores, etc. Emergieron los signos gráficos que registraban el habla, así los ideogramas y la escritura geroglífica marcaron otra época.

El nacimiento de la escritura trajo consigo el independizar en tiempo y espacio el acto de hablar y escuchar. Lo escrito podía leerse en otro espacio y en momentos y épocas diferentes lo que suponía un punto de objetivación. Cuando los antiguos griegos utilizaron cartas de alto contenido instructivo, ¿no estaríamos hablando de enseñanza por correspondencia, precursora de la educación a distancia (EaD) actual?, ¿y las epístolas en las primeras comunidades cristianas?

Pero en fin, parece que casi todos intentamos situar el inicio de la educación a distancia en aquel sistema de taquigrafía a base de tarjetas e intercambio postal, ideado por Isaac Pitman, allá por 1840. Pero no vamos a realizar un recorrido histórico sobre la EaD. Simplemente indicar que, desde entonces, las denominaciones que se han atribuido a los sistemas de enseñanza-aprendizaje desarrollados sin la sistemática presencia física del profesor y alumno, el “aquí y ahora”, han sido múltiples y bien variadas.

Las denominaciones que, según latitudes geográficas y épocas, se vinieron sucediendo fueron tales como éstas: Correspondence education, corres­pondence study, Fernunterricht, Fernstudium, Home study, Angeleitetes Selbststudium, Zaochny, Study withou leaving production, Guided didactic conversation, Two-way communication in distance, Independent study, Industrialized form of instruction, External studies, Flexible learning, Enseñanza semipresencial, Autoformación, Enseñanza o educación distribuida, Teleformación, Educación virtual (online), o formación en espacios virtuales, Sistemas inteligentes de enseñanza…

En fin, miren ustedes las dos imágenes con que acompaño esta entrada. En la primera de ellas se trataría simplemente de anteponer como prefijo “Tele” o “e” a todos los términos que aparecen dentro de la elipse. En la segunda imagen, bastaría con combinar cada uno de los términos ubicados en el primer rectángulo con cada uno de los seleccionados de abajo. Combinemos y comprobemos a cuántas denominaciones diferentes podemos llegar.

La verdad es que antes de 1982 eran usados muy diferentes términos para referirse a esta realidad, siendo los más destacados: ‘distance education’, ‘correspondence study’, ‘teaching at a distance’, ‘external studies’, ‘home study’. Sin embargo en estas últimas décadas se ha venido aceptando de forma bastante generalizada el nombre de educación a distancia para calificar estos estudios, dado el acuerdo que fue adoptado en ese sentido por el más reconocido organismo mundial que agrupa a las institu­cio­nes que imparten esta modalidad de enseñanza, denomina­do desde su fundación en 1938 ICCE (International Council Correspondence Education -Consejo Internacio­nal para la Educación por Corres­pon­dencia) y que, precisamente, cambió su nombre en su 12ª Conferen­cia Mundial de 1982 celebrada en Vancouver, por el de ICDE (International Council for Distance Education – Consejo Interna­cional de Educación a Distan­cia), aunque últimamente su denominación recoge también el término “abierta” (International Council for Open and Distance Education) manteniendo, sin embargo, sus siglas anteriores. Podríamos estar hablando, entonces, de educación-enseñanza-aprendizaje abiertos y a distancia.

La denominación aceptada generalmente en 1982, educación a distancia, creemos que probablemente apareció por primera vez en 1892, en el catálogo de la Universidad de Wisconsin. Posteriormente el término fue popularizado en Alemania, sobre todo en la década de los 60 y 70, en que se extendió a otros países de Europa.

Citar así esta entrada:
García Aretio, L. (10/08/2012). Educación a distancia, o qué (12,14). Contextos universitarios mediados. (ISSN: 2340-552X). Recuperado de http://aretio.hypotheses.org/199.

García Aretio

Catedrático de Universidad. Profesor Emérito de la UNED. Titular de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED) de la UNED de España. Director de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle PlusYouTube

18 pensamientos en “Educación a distancia, o qué (12,14)

  1. Cristal García Flores

    Me parece muy apropiado que se utilicen las Tic’s, como instrumento de enseñanza y aprendizaje, toda vez que la globalización nos ha alcanzado, nos ha involucrado. Por lo tanto, hoy en día es indispensable estar a la vanguardia con éste instrumento pedagógico, pues nos sitúa como un país en vías de modernización.

    Responder
  2. Mariela Álvarez

    Hola!! Me parece excelente este tipo de inversiones, yo estudio en la UTEL, es en línea de igual forma, y considero una buena oportunidad para aquellas personas que desean continuar estudiando y por su ritmo de vida no lo logran hacer. Mucho Exito!!

    Responder
  3. Rosa A. S. Velazco

    Caro, Catedrático
    Su publicación es muy esclarecedora, a todos que ven una luz a la educación de calidad.
    Muchas Gracias
    Rosa Velazco

    Responder
  4. Lorene Fernández

    La verdad es que tanto la terminología como las ideas van cambiando a lo largo del tiempo y siempre se está agregando, agregando. Eso es lo más lindo de todo. Estudiamos, tenemos nuevas ideas y así es. El texto que acabé de leer es sencillo pero muy interesante, claro. Lleva el leyente a la reflexión de que hace mucho tiempo que la educación a distancia o cualquier otro nombre que se haya dado, es real. ¡Qué maravilla! Y ahora estamos dentro de ese océano… ¡Qué privilegio!

    Responder
  5. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | ConhecimentoPleno | Scoop.it

  6. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Psicología del trabajo, TIC | Scoop.it

  7. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Universidad e innovación | Scoop.it

  8. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Formación, tecnología y sociedad | Scoop.it

  9. Pingback: #Docentes Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Vía @lgaretio | Pedagogía y virtualidad | Scoop.it

  10. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Educación Virtual UNET | Scoop.it

  11. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Tecnología Educativa e Innovación | Scoop.it

  12. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Educando con TIC | Scoop.it

  13. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Educación y TIC | Scoop.it

  14. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados « juandon. Innovación y conocimiento

  15. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | E-Learning-Inclusivo (Mashup) | Scoop.it

  16. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Activismo en la RED | Scoop.it

  17. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Curriculum, Tecnología y algo más | Scoop.it

  18. Pingback: Educación a distancia, o qué | Contextos universitarios mediados | Educación a Distancia (EaD) | Scoop.it

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.