No puedo creerlo, ¿EaD, chivo expiatorio en Colombia? (14,20)

Aunque ya tuve ocasión de distribuir en mis redes, Facebook, Twitter…, hace pocos días la información de la que ahora me hago eco, hoy no he podido resistirme a escribir unas líneas en mi blog.

Leo en el periódico colombiano “El Diario del Otún” un breve artículo de Fabian Henao Ocampo que titula “Educación a distancia, el chivo expiatorio”Y, como remarco en el título de esta entrada, no puedo creerlo, y menos en Colombia. Hace pocos meses estuve en ese maravilloso país en cuyas universidades se respira innovación y convencimiento de que los aportes de las nuevas corrientes educativas que priman procesos educativos no presenciales, vienen siendo solución adecuada para atender las necesidades educativas de nuestras sociedades.

Colombia, uno de los países pioneros en el área iberoamericana de implementar programas universitarios a distancia, ahora nos sorprende con decisiones políticas como ésta.

Les entrecomillo una pequeña parte del artículo citado:

“…Desde hacía varios días, el Gobierno nacional, la Prensa, la opinión pública, las Secretarías de Educación y muchos otros actores de la realidad nacional estaban buscando un chivo expiatorio que pagara la deuda por los resultados de las pruebas internacionales PISA en las que Colombia ocupó uno de los últimos lugares.

De esta manera la señora ministra de Educación María Fernanda Campo, anunció a los medios de comunicación el pasado lunes que las universidades en Colombia tendrán que eliminar de sus programas la titulación de docentes a distancia, los semipresenciales y los que ofrecen programas de forma virtual, con el fin, según la Ministra de mejorar las competencias y el nivel educativo de los bachilleres y profesionales del país.

Para los que no conocen el panorama educativo, esta puede ser la causa y la falla que tiene el sistema educativo colombiano, de tal modo que, según el ministerio la solución es la de abolir un sistema que a nivel mundial es el que está marcando la pauta. Todos los países tienen licenciaturas a distancia, virtuales y semipresenciales; pero Colombia se toma el trabajo de retroceder veinte años y solo lo hace con los docentes…”

En más de una ocasión, en algún que otro congreso o conferencia, me he permitido recomendar a quienes sustentan posturas como éstas, que lean más y que salgan fuera de sus fronteras. Por eso, no puedo creerlo, por eso me pregunto:

  • ¿Cómo puede concluirse que la responsabilidad en los malos resultados educativos de los alumnos en una prueba puede deberse a la modalidad en que se han formado los docentes?;
  • ¿en qué análisis riguroso, en qué investigación científica se han basado para adoptar esa decisión?;
  • ¿era evidente que los peores resultados procedían de estudiantes educados por maestros formados a distancia?;
  • ¿toda la formación de docentes a distancia de Colombia ha sido deficiente?;
  • ¿toda la formación de docentes en modalidad presencial ha sido eficiente?;
  • ¿se han analizado otros factores que pudieran ser causantes de esos resultados PISA?;
  • ¿se han valorado cuáles son las claves de los sistemas educativos de los países punteros en las evaluaciones PISA?;
  • ¿se han detenido en indagar cuáles son los niveles de autonomía, flexibilidad, organización, gestión, etc., de los centros educativos del país?;
  • ¿son los docentes colombianos (hayan sido formados en presencia o a distancia) bien reconocidos por la sociedad, están suficientemente bien remunerados, tienen otros incentivos y estímulos?;
  • ¿quiénes acceden a los centros de formación docente (presenciales o a distancia)?, ¿los que tuvieron mejor expediente académico en los estudios preuniversitarios, o los otros?;
  • ¿se reconoce bien por parte de la sociedad y estudiantes la profesión y autoridad de los docentes?, ¿cómo se gestiona la disciplina en los centros educativos?;
  • ¿con qué dotaciones tecnológicas cuentas los centros educativos?, ¿las que hay se integran adecuadamente dentro de los procesos educativos?;
  • ¿cómo se articulan e incentivan los sistemas de exigencia académica a los estudiantes?;
  • ¿qué metodologías docentes se emplean en los centros educativos, en sus aulas?;
  • ¿cómo se articulan los planes de estudio de formación de docentes en las universidades (presenciales y a distancia?;
  • ¿los períodos de prácticas de los docentes -prácticas presenciales aunque los estudios sean a distancia- están bien integrados en los planes de estudio?,
  • …/…

En fin, podría seguir, podrían ustedes seguir con muchas más preguntas de corte similar. Y así, como se señala en el artículo que ha motivado esta entrada, ¿podría seguir un gobierno dando la solución a esos resultados PISA suprimiendo los programas a distancia para la formación de docentes?

Naturalmente, parto del supuesto de que un programa a distancia de formación de docentes debe ser cuidadosamente diseñado, debe ser realista, exigente y contar con períodos de prácticas, en todo caso presenciales, en centros educativos.

Resulta curioso que buena parte de las iniciativas pioneras en educación a distancia a nivel internacional, contemplaron casi siempre programas para la formación de profesores, su actualización y reciclaje, ¿y ahora?

Gobiernos!, exijan calidad a las universidades en la formación de los docentes, a todas, a los que imparten modelos presenciales y a los que lo hacen a distancia. Pongan todo tipo de controles, a todos. No den por supuesto que un modelo presencial es superior per se a otro a distancia. Lo mismo se llevan una sorpresa y resulta ser al contrario.

Por favor, que está más que probada a nivel internacional la eficacia de los sistemas no presenciales, si es que están basados en rigurosos principios y bases pedagógicas sólidas, ¡igual que sucede con los presenciales!. No hagamos una pirueta y saltemos hacia atrás.


Lorenzo García Aretio

Catedrático de Universidad. Titular de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED) de la UNED de España. Director de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle PlusYouTube

Imprimir ésta entrada Imprimir ésta entrada

About Lorenzo García Aretio

Catedrático de Universidad. Titular de la Cátedra UNESCO de Educación a Distancia (CUED) de la UNED de España. Director de la RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia
This entry was posted in Entradas and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

15 Responses to No puedo creerlo, ¿EaD, chivo expiatorio en Colombia? (14,20)

  1. Pingback: No puedo creerlo, ¿EaD, chivo expiatorio...

  2. Pingback: Por qué la educación a distancia (en línea) (14,22) | Contextos universitarios mediados

  3. Estimado Lorenzo y colegas:
    Para quienes trabajamos en la EAD por mas de 30 años, consideramos que es una aberración lo que lamentablemente esta ocurriendo en Colombia, en relación a la visión que tiene la Ministra de Educación respecto a la modalidad a distancia, buscando un chivo expiatorio que pagará “los platos rotos” por los malos resultados de las pruebas internacionales PISA, en las que Colombia ocupó uno de los últimos lugares.
    Coincido plenamente en que las exigencias en los estándares de calidad que se apliquen en nuestros países latinoamericanos, tienen que ser tanto para la Formación Docente presencial, como a distancia, que en su mayoría es B-Learning, como es nuestro caso como experiencia formativa. En la Universidad Católica del Norte de Chile, tenemos la experiencia de haber sido la primera Universidad del país en Acreditar una Carrera de Pedagogía en Educación General Básica con Mención en Nivel NB1 y NB2- PROBAMEN ( 2011 al 2014), pero como no existían Estándares e Indicadores para evaluar Programas o Instituciones a Distancia, la Agencia Acreditadora inscrita en la Comisión Nacional de Acreditación – CNA, nos midió con Estándares e Indicadores para carreras presenciales, que fueron analizados, discutidos y consensuados con una par evaluadora internacional de vasta experiencia en Educación a Distancia; hoy nos encontramos en el proceso de re acreditación del Programa PROBAMEN y la situación se mantiene casi en esos mismos términos, es decir que muy poco se ha avanzado en establecer Leyes, Normas y Reglamentos que regulen la Educación Superior a Distancia y en Línea en América Latina y el Caribe, situación de la que deben preocuparse y ocuparse los gobiernos de turno en nuestra américa morena; al menos en varios países , se esta avanzando en el tema, pero no “retrocediendo” como se percibe que esta ocurriendo en Colombia.
    No podemos enrostrarle la culpa de los malos rendimientos en Pruebas nacionales, como el SIMCE en Chile o a nivel Internacional como la Prueba PISA, a la Educación a Distancia y en Línea, que es el pilar de la Formación Continua y Permanente en el mundo entero, con excelentes resultados tangibles y comprobables.
    Afectuosos saludos a todos los amigos en el ciber espacio.

  4. Apoyo la fundamentación dada por el Dr. Aretio al comentario de José Cerna. Al debate señalo lo siguiente:

    a) Si los sistemas de EaD en la formación Docente, arrojan resultados tan poco alentadores, la solución no puede ser, cerrar ese sistema o modalidad en todo un país; comparto con el Dr. Aretio, que debería ser “con nombre y apellido” la institución bien sea presencial o a distancia que no se ajusta a los principios, diseños, metodología, procesos (…) de una Educación de Calidad. Hacerlo sólo en esta modalidad, da por entendido que todos/as los/as Docentes del hermano país Colombia, son formados en los sistemas de EaD, cuestión que no es así.

    b) La Educación a Distancia como la Educación Presencial, persiguen los mismos fines, y la historia de la modalidad a distancia así como las investigaciones que la sustentan, dan por sentado que el sello de “calidad” no depende tanto de la co-presencia física o a distancia de Profesores-Alumnos, sino de la formación de los/as Facilitadores, los diseños curriculares, la metodología, los materiales instruccionales, (…) en que se inserta esta modalidad; así que vale también para la Educación Presencial.

    Saludos

  5. Jorge Restrepo Castro says:

    Es inadmisible pender soslayar la realidad que propone en uso de las TICS en el mundo actual, pues sencillamente el mundo se mueve por los sistemas. Seguramente la señora Ministra se formó tal vez en algún país vecino de la isla de Robinson Crusoe en la que tampoco existia el concepto de civilización, tal vez los mensajes eran enviados en vetustas botellas con un corcho, es por eso que las comunicaciones y las mega y ultraredes no le permiten pensar que el mundo se empequeñeció gracias a la conectividad e hipervelocidad de sensores y transductores para generar respuestas desde potentes servidores dispuestos en todo el mundo.

    Pareciera que a la señora Ministra no le cabe en la cabeza que tanto banca, como industria, empresa, hogares e instituciones de educación y hasta su Ministerio se controle por computadores que acercan en tiempo real a millones de personas en el mundo y no es ciencia ficción es la realidad que vivimos.

    Es como si hubiésemos retornado al tiempo de escuelas internacionales donde todo era por cartas, pues el mismísimo bachillerato por radio abuelo y pionero de programas a distancia se visualiza como “Muy Moderno” no obstante; no solo retrocedería Colombia 20 años sino mucho más, casi 40 años dado que Europa tiene en oferta más de 900 Másteres y cerca de 600 Doctorados todos a online, será entonces que Europa o Estados Unidos con sus más de 1000 Posgrados a distancia deben cerrar sus Programas porque les fue muy en las pruebas PISA o qué estará pasando entonces, porque muy seguramente si les enviamos en comisión nuestra Ministra acabará con la Educación en Estados Unidos y Europa, algo pasa, no creen?

    Tal vez la culpa es del remero como reza en la caricaturezca enseñanza de la competencia de Colombia vs Japón.

    Señora Ministra, por favor no podemos retroceder pues seriamos los verdaderos Parias no solo de suramerica sino del mundo entero. Le recomendariamos solicitar un nombramiento en otro planeta porque a este llamado tierra llegó el desarrollo hace muchos años y todo se maneja a traves de sistemas y los negocios que se realizan en el mundo se desarrollan gracias a videoconferencias, llamadas telefónicas y el Universo empresarial mínimo tiene un computador que lo pone a tono con nuestro mundo.

    • Agradezco profundamente la mayoría de comentarios favorables a mi postura en este tema.
      Agradezco que seamos muchos los que estamos convencidos de los beneficios que a la sociedad pueden aportar sistemas nos presenciales de enseñanza y aprendizaje, soportados en las tecnologías digitales, siempre que respeten los principios básicos de los diseños y desarrollos de calidad.
      Sigamos.
      LGA

  6. Suscribo 100% lo que dice el Dr. Lorenzo García Aretio en este post y en sus comentarios. Puedo asegurar que las universidades que conozco, y he estado dos veces en el último año, son ejemplares en cuanto a la práctica de la evaluación y de la acreditación, con procedimientos que podrían se adoptados por cualquier universidad europea.
    También he de decir que en la época del postgrado que coordinaba en la Universidad de Murcia pude detectar al menos dos casos de fraude de alumnos de este país, pero eso también ocurrió con alumnos de otras nacionalidades, incluida la nuestra. Y no se me ocurrió vincularlo más que a los autores.
    No se puede despachar un asunto tan complejo con medidas tan simples, salvo que se reconozca la incapacidad para afrontarlo.

  7. Anónimo says:

    Con toda razon, se debe atenddr a la cilidad y exigencia en los programs de formacion docente, pues ahora solo se piensa en $.

  8. José Raúl Canay says:

    Cuando los decisores de políticas educativas toman medidas basándose en informes que no entienden, que no miden lo que ellos (y los medios de comunicación) creen con miden, que no dicen lo que creen que dicen y lo aderezan con un “dolor patrio por los malos resultados” solo se pueden conseguir medidas absurdas que llevarán a una peor educación. Confundir “indicadores de calidad” con “calidad” es un error de concepto muy arraigado entre los bur(r)ocratas educativos y los medios de comunicación.

    Un saludo

  9. Raúl López Fernández says:

    Según un poeta boliviano, el cual leí en mi estancia por ese hermoso país decía: “justificación no pedida culpabilidad asumida”.
    No pude una modalidad de educación cargar con los desmanes de las políticas que trazan los gobiernos, en su inmensa mayoría, desde posiciones autocráticas sin cumplir con el elemental principio de las teorías curriculares sobre la construcción de las reformas curriculares.
    Es muy sencillo, quitemos la EAD y resuelto el problema del hermano pueblo colombiano, así de simple. Esa posición no nos conduce a nada bueno, la EAD, es una forma de enseñar probada donde hay que hacer trabajo metodológico y científico para perfeccionarlo, cuestión esta que hay que hacer también en la presencial.
    Contar con un buen diseño de cursos que cumplan con las teorías contemporáneas con fundamentos que sustentan la pedagogía, es decir, que el alumno construya el conocimiento con ayuda del otro y de un tutor, profesor, facilitador…. Es lo que debemos preocuparnos y facilitar esos procesos de enseñanza aprendizaje es la misión de los gobiernos que están en el poder.
    Muchas Gracias

  10. Rubén Manuel Román says:

    No conozco puntualmente la realidad de Colombia, pero
    1 .Todos los países tienen en sus Ministerios de Educación, una dependencia que asegura la acreditación y seguimiento de todas las carreras y Universidades.
    2 – Ese organismo deberá tener dependencia directa de la Ministra de Educación.
    3 – Puede ser que haya hecho mal su tarea y que alguna carrera a Distancia no esté cumpliendo con los estandares de calidad fijados.
    4 – Ello será responsabilidad del organismo de control.

    Por lo tanto, lo esperable es que la ministra:
    a – Cambie las autoridades del organismo de acreditación y control de educación superior.
    b – Cierre puntualmente la carrera en la que se comprueben irregularidades.
    c – Realice una investigación que le informe acerca de las causas reales del bajo rendimiento de los alumno.
    d – Actué posteriormente y sin demora sobre dichas razones.

    Mientras tanto es recomendable que efectúe una profunda reflexión acerca de su relación con la realidad educativa de su país.

    Rubén Manuel Román

  11. Fredy Rodriguez says:

    Sin duda alguna, un proyecto educativo que potencia las posibilidades de cobertura a partir de la implementación de TIC’s, para un país como Colombia es una piedra en el zapatos para todo aquellos interesados en que los ciudadanos no accedan al sistema educativo formal.

    La ministra, le hace el favor a las universidades presenciales privadas con el fin de desestimar las posibilidades de un proyecto de educación superior a distancia público.

    Lamentablemente esa es la desidia gubernamental en la que vivimos.

  12. LAMENTABLE DECISIÓN, PORQUE LA EDUCACIÓN A DISTANCIA FORTALECE LA FORMACIÓN DOCENTE. ADEMÁS LOS POBRES RESULTADOS PISA NO SE DEBEN A UN SOLO FACTOR, SINO QUE ES MULTIDISCIPLINAR.

  13. José Cerna Montoya says:

    En muchas universidades del mundo y de manera particular en los países latinoamericanos se ha perdurado programas semi presenciales y a distancia, los que han formado diferentes profesionales, una gran mayoría se dedicó a formar profesionales para la enseñanza, a la vez ampliaron este tipo de servicio al área de las humanidades y las ciencias sociales; esta situación creó una serie de singularidades en las universidades fundamentalmente particulares, haciendo que la culminación de los estudios estén en relación directa con el récord de pagos efectuados por el estudiante o usuario de este programa; como es natural, el estudiante que tenía la oportunidad de pagar puntualmente, exigía la correspondencia equivalente en calificativos aprobatorios, es esta situación la que de una u otra forma ha ido condicionando para que se pierda la seriedad, eficacia y eficiencia que se debe imprimir a este tipo de formación profesional.
    Indudablemente que la formación profesional de los que lo hagan de manera esencial como los que lo realicen de manera semipresidencial a distancia o a través del sistema virtual, va a tener una desventaja abismal; en la mayoría de casos de profesionales que se han formado en las últimas modalidades y las que están en discusión, se han convertido en autodidactas situación que puede estar ligada sin quererlo, a los planteamientos del empirismo.
    También es cierto que las competencias de los profesionales formados en distancia o en el programa semipresidencial no van a tener los mismos niveles que los que estuvieron de manera directa en el desarrollo diario de discusiones temáticas a nivel teórico como pragmático, estarán al margen de lo que implica un laboratorio, una práctica viciada una orientación adecuada en lo que es la enseñanza y aprendizaje, son éstas y otras variables la que ido condicionando al desprestigio de este tipo de educación y sacarlo de la verdadera intención para lo que fue creado.

    • Muchas gracias por su comentario, José. Se me ocurre algún apunte a su estimada intervención:

      1. Si el estudiante que paga exige la aprobación, ¿esa peculiaridad no se daría también en las universidades privadas o particulares de corte presencial?, ¿sólo sucedería en los que pagan y siguen estudios a distancia?, ¿y por qué el gobierno no controló esos desmanes?. Es decir, ¿insinúa que se “compraban” títulos?

      2. Concuerdo con usted en que si se siguieron esas prácticas despreciables se haya perdido “la seriedad, eficacia y eficiencia que se debe imprimir a este tipo de formación profesional”. Nada que objetar. Pregunto, ¿todos los centros presenciales son serios, eficaces y eficientes? Abogo por CERRAR unos y otros. Esa sí sería una medida que yo apoyaría. Seriedad en el control, rigor en las evaluaciones de la calidad, exigencia en los diseños y desarrollos de los planes de estudio, etc., pero sea en el formato educativo que sea.
      3.No sé de qué país habla al señalar que los formados “a distancia” no van a tener los mismos niveles…” No sé si conoce, por poner un ejemplo, los niveles de formación de los graduados en la Open University UK o en la UNED de España. ¿Conoce bien los niveles en discusiones temáticas realizadas en instituciones a distancia de prestigio?, ¿conoce bien las horas de prácticas PRESENCIALES que han de realizar, por ejemplo, los alumnos de la UNED de las carreras de Física, Químicas, etc.?, las mismas que sus colegas de las universidades presenciales. ¿Conoce bien las prácticas presenciales que realizan, por ejemplo, los estudiantes de Pedagogía o Educación Social de la Facultad de Educación de la UNED?, las mismas horas que sus colegas de las presenciales. Naturalmente que habrá que diseñar prácticas, tiempos, presenciales en determinado tipo de estudios. Aunque hago notar las inmensas posibilidades que las TIC nos ofrecen hoy en excelentes programas de simulación.
      4. Dice usted “…son éstas y otras variables las que han ido condicionando al desprestigio de este tipo de educación y sacarlo de la verdadera intención para lo que fue creado”, pues que cierren no “este tipo de educación”, que cierren las instituciones que ofrecen estos programas. Pero, insisto, también aquellos otros presenciales de escasa calidad.
      Reitero mi agradecimiento por aportar para enriquecer el debate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <embed style="" type="" id="" height="" width="" src="" object="" allowfullscreen="" allowscriptaccess="" cachebusting="" bgcolor="" quality="" flashvars=""> <iframe width="" height="" frameborder="" scrolling="" marginheight="" marginwidth="" src=""> <object style="" height="" width="" param="" embed=""> <param name="" value="">